El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana Internet

Campos de "Ciberesclavos": secuestran informáticos y los obligan a realizar estafas por Internet

Contra este extraño caso delictivo están luchando en todo el sudeste asiático. Cómo funcionan.

Un informe de Interpol, reflejado por la cadena británica BBC, revela una nueva y atroz línea delictiva en el sudeste asiático. Se trata de “campos de ciberesclavos”, donde migrantes con conocimientos informáticos son secuestrados y obligados a realizar estafas por Internet.

Muchos de esos hombres y mujeres provienen de países asiáticos, africanos, sudamericanos y de Europa Occidental. Suelen ser atraídos por falsos avisos de empleo en informática, y después son violentamente capturados.

Los “campos” están mayormente en Myanmar, y son manejados por bandas de habla china, según los investigadores.

Datos de la ONU señalan que el año pasado más de 120.000 personas en Myanmar y otras 100.000 en Camboya habían sido obligadas a trabajar en fraudes on line que van desde apuestas ilegales hasta estafas con criptomonedas.

Un portavoz de Interpol citado por la BBC explicó que “esta tendencia ha evolucionado de un problema regional a una amenaza global para la seguridad”. Cada vez más países se convierten centros de estafas, rutas de tránsito o puntos de partida de las víctimas.

Migrantes en Tailandia.
Muchos migrantes que llegan a Tailandia en busca de trabajo terminan capturados por las bandas.

Muchos migrantes que llegan a Tailandia en busca de trabajo terminan capturados por las bandas.

Un caso estremecedor

El informe cuenta el caso de Ravi, un joven informático de 24 años de Sri Lanka, que fue atraído por un aviso de trabajo en Tailandia.

Cuando llegó a la frontera de Tailandia, fue secuestrado por una de las bandas y vendido a los operadores de un campo instalado en la jungla en Myawaddy, una región de Myanmar fuera del control de la junta militar que gobierna ese país.

"Me quitaron la ropa, me hicieron sentarme en una silla y me dieron descargas eléctricas en la pierna. Pensé que era el fin de mi vida. Pasé 16 días en una celda por no obedecerles. Solo me dieron agua mezclada con colillas de cigarrillos y ceniza para beber", cuenta a la BBC.

El joven también relató que pudo ver otras personas en las mismas condiciones. "Mientras estaba en la celda, en el quinto o sexto día, trajeron a dos chicas a una celda cercana. 17 hombres las violaron frente a mis ojos. Una de las chicas era de nacionalidad filipina. No estoy seguro de la de la otra víctima”, apunta.

"Estábamos aterrados. Alrededor de cuarenta hombres y mujeres jóvenes, incluidos ceilandeses, personas de Pakistán, India, Bangladesh y países africanos, fueron detenidos a la fuerza en el campamento", dijo.

Migrantes varados en Birmania son obligados a estafar en Internet.

Migrantes varados en Birmania son obligados a estafar en Internet.

Tanto a Ravi como a los demás secuestrados en ese campo los obligaban a trabajar largas horas en estafas on line, usando identidades falsas. Se hacían pasar por jóvenes mujeres para engañar a hombres solitarios en Estados Unidos y Europa.

El lugar, señala, tenía muros muy altos y alambre de púas para impedirles escapar. Las entradas estaban custodiadas 24 horas por hombres armados.

Como regla tenían que engañar a tres hombres al mes. A los que desobedecían los golpeaban y torturaban. Ravi pudo salir después de que su familia pagara un rescate.

El caso de Neel

Otro de los casos citados por la BBC es el de Neel Vijay, un joven de 21 años de Maharashtra, una región en el oeste de India. Le habían prometido un trabajo como teleoperador en Bangkok, pero fue capturado y vendido en Myanmar junto con otros cinco hombres indios y dos mujeres filipinas.

"Cuando llegamos a ese lugar, perdí la esperanza. Si mi madre no les hubiera dado el rescate, me habrían torturado como a los demás", afirmó. Su familia tuvo que pagar más de 7.000 dólares a la banda para que lo liberaran.

El gobierno de India ya rescató a 250 de sus ciudadanos que habían sido vendidos en Camboya. El de China a unos 100.000 en Myanmar.

Miles de migrantes son víctimas de los traficantes en el sur de Asia. IOM.
Miles de migrantes son víctimas de los traficantes en el sur de Asia.

Miles de migrantes son víctimas de los traficantes en el sur de Asia.

Las estafas

De acuerdo a lo revelado por los secuestrados, las bandas buscan estafar a hombres con dinero de los países desarrollados. Para ello primero entablan una “relación romántica” utilizando identidades falsas y números de teléfono robados, cuentas en redes sociales y plataformas de mensajería.

El primer contacto llega con un “hola”, que parece enviado por error por una chica bonita. A partir de allí, si responden, comienza la estafa. Muchos hombres que buscan sexo son el blanco central.

Suelen utilizar fotos explicitas de las mujeres jóvenes que tienen cautivas en el campamento. Cuando se ganan la confianza de las víctimas, los convencen de que coloquen grandes sumas de dinero en plataformas de Internet.

Soldados de guardia en un paso fronterizo de Myanmar.
Soldados de guardia en un paso fronterizo de Myanmar.

Soldados de guardia en un paso fronterizo de Myanmar.

El plan continúa con el envío de información falsa sobre sus ganancias por la inversión. "Si una persona transfiere 100.000 dólares, le devolvemos 50.000, diciendo que es su beneficio. Esto da la impresión de que ahora tienen 150.000, pero en realidad, solo recuperan la mitad de su cantidad inicial de 100.000, dejando la otra mitad para nosotros", explicó Ravi.

Cuando los estafadores han tomado todo lo que pueden de las víctimas, las cuentas de mensajería y los perfiles de redes sociales desaparecen.

Un Informe de Crímenes en Internet del FBI descubrió que había más de 17.000 denuncias de estafas de este tipo en Estados Unidos. La cifra de las estafas era de 652 millones de dólares.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario