El clima en Neuquén

icon
10° Temp
93% Hum
La Mañana Guillermo Pereyra

Cuando Guillermo Pereyra pudo ser gobernador de Neuquén

Las elecciones nacionales del 2013 lo habían posicionado como líder del MPN. Pero al año siguiente todo cambió y mucho tuvo que ver en eso su estado de salud.

La trayectoria del fallecido líder del gremio petrolero, Guillermo Pereyra, abarcó muchas facetas, más allá de que fue su actividad sindical la que configuró el fuerte peso que alcanzó a lo largo de los años dentro de la política local.

Una de esas facetas se vinculó a la vida interna del Movimiento Popular Neuquino, con la creación del sector Azul y Blanco y los acontecimientos que se dieron hace diez años atrás, que podrían haber cambiado el rumbo, no sólo del MPN sino también de la provincia.

En 2013, durante la campaña de las PASO, Pereyra compitió dentro del partido como primer precandidato a senador nacional contra la entonces vice gobernadora Ana Pechen, que representaba al sector Azul del sapagismo.

Fue una interna muy dura, donde el petrolero emprendió, desde lo discursivo, feroces críticas contra el gobierno que comandaba Jorge Sapag.

Como ocurrió después en ocasión de otras PASO, en ese momento la interna del MPN se convirtió en la interna de la provincia, donde muchos electores opositores fueron a ponerle el voto a Pereyra, a modo de castigo contra el Gobierno, en medio de un contexto nacional caliente, por el acuerdo entre YPF-Chevron.

Ese convenio, que fue la punta de lanza del desarrollo de Vaca Muerta, generó mucha oposición, bajo el argumento de que se estaba “entregando la soberanía” y de que Neuquén era cómplice de ese proceso.

Pereyra aprovechó para sí aquel escenario que, sumado al mencionado voto castigo, le valió ganar las elecciones PASO y después imponerse en las generales para consagrase senador nacional.

Ascenso

Todo ese contexto que se dio en 2013 lo erigió a Pereyra como el nuevo líder del MPN. Al año siguiente anunció que iría por la presidencia del partido y la militancia de esa línea interna lo proclamó como nuevo candidato a gobernador.

Pero cuando parecía que la movida ponía en jaque al sapagismo y el partido tomaba un nuevo rumbo, todo cambió de repente: En agosto de ese 2014 Pereyra perdió la elección para autoridades partidarias y en octubre se bajó de su precandidatura a gobernador, aduciendo problemas de salud y el pedido de su familia de no participar de una nueva campaña electoral.

El anuncio, que hizo en el camping del sindicato petrolero, en medio del llanto de muchos militantes que le rogaban que no se bajara, fue también para comunicar un acuerdo con Jorge Sobisch, por el cual éste último fue como precandidato a gobernador y Omar Lorenzo (en representación del sector de los petroleros) a vice.

Después la historia es conocida. Omar Gutiérrez por el sector Azul sapagista se impuso en las internas y luego se terminó consagrando gobernador.

Las posiciones de Pereyra y su línea Azul y Blanca fueron variando con el tiempo, compitiendo en diferentes instancias electorales, hasta llegar a un acuerdo con los azules para los comicios del 16 de abril del 2023. Y en la post derrota electoral tendió puentes y selló una alianza con Rolando Figueroa.

Idas y vueltas en la vida política del líder petrolero, que en su momento también pudo serlo de la provincia.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario