El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana Francisco Sánchez

Francisco Sánchez redobla la apuesta y dice que los hijos de separados son peores alumnos

El neuquino, secretario de Culto del gobierno libertario, dijo que un estudio de la UBA avala sus dichos y ratificó busca penar el aborto nuevamente.

El dirigente neuquino Francisco Sánchez, secretario de Culto nacional, usó la repercusión de sus críticas desde España a cambios sociales históricos, como la legalización del divorcio vincular, para montar una campaña en pos de una agenda que incluye entre sus principales objetivos revertir la despenalización del aborto.

Sánchez encaró una cruzada solitaria contra el divorcio, el aborto y el matrimonio igualitario, que le costó el repudio de una cantidad de dirigentes, entre los que se cuentan algunos del Pro, partido al que pertenece el funcionario del gobierno libertario.

Sánchez funge de secretario de Culto de la Nación. Fue con Milei a la cumbre de la extrema derecha europea organizada por Vox en Madrid. Ahí hizo una arenga por la restauración del marco legal que rige la vida en sociedad de 1492, cuando comenzó la conquista de América.

Redobló la apuesta conservadora

De vuelta en Argentina, Sánchez redobló la apuesta ultraconservadora. Lanzó una teoría radical según la cual "los hijos de parejas separadas formalmente tienen más problemas de ansiedad y peor rendimiento en la escuela".

Francisco Sanchez (1).JPG

Y adjudicó una “matanza de criaturas” a la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, a la vez que la consideró parte de un atentado contra el crecimiento demográfico, cuando correspondería, dijo, “repoblar la Argentina”.

Sánchez entró al gobierno libertario bajo el ala de la canciller Diana Mondino. El dirigente sumó la guerra contra el divorcio a la que ya mantenía a cielo abierto contra la despenalización del aborto desde su participación en el evento Europa Viva 24, de la extrema derecha.

“Muchos sectores en la década del 80 advertían las consecuencias graves del divorcio y las vimos reflejadas en cuántas cuestiones que fueron estudiadas por especialistas de universidades públicas, como la UBA", dijo en una entrevista con la radio porteña Mitre.

Y después deslizó que "hay un estudio muy serio bastante reciente (no dio precisiones sobre su origen o cómo acceder al mismo) que indica que cerca de 30% de los chicos que son hijos de familias separadas sufren trastornos de ansiedad. Y los chicos de hijos de familias separadas tienen un rendimiento 25% inferior a hijos con familias consolidadas”.

Según la teoría del secretario de Culto de la Nación del gobierno libertario, “eso fue destacado en su momento, y muchos se reían y decían que no iba a pasar nada con todo esto; hoy lo vemos como una realidad”.

Contra la IVE

Sin solución de continuidad, Sánchez hilvanó su campaña contra el divorcio con su campaña contra la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

“Hoy mismo en la Argentina hay un invierno demográfico: la Argentina tiene tasas de natalidad similares a Corea del Sur o España, dos países que han empezado a despoblarse trágicamente", espetó.

Y consideró que "la Argentina necesita repoblarse, con lo cual yo diría que no solo tenemos que pensar en derogar el aborto, sino en medidas que promuevan la natalidad para que la cuestión demográfica vuelva a ser un eje estratégico para el desarrollo de nuestro país”.

El funcionario aseguró que está intacta la cruzada contra la despenalización del aborto que inició no bien el Congreso le dio fuerza de ley con un proyecto para derogar la Ley recién aprobada. “Voy a hacer todo lo posible para que la matanza de criaturas en el vientre materno no sea promovida, como es promovida hoy por el Estado. Es una barbaridad absoluta”, militó el dirigente ultraerechista.

Ley de aborto legal.jpg

El secretario de Culto aceptó que la batalla popular contra el divorcio y el matrimonio igualitario las tiene perdidas. Sobre ambas dijo que "la sociedad no está preparada" para la derogación de esos derechos, “no obstante eso -dijo-, creo que es importante dar las discusiones".

En este punto, Sánchez la emprendió también contra sectores del periodismo que cuestionaron sus manifestaciones contra el divorcio, el matrimonio igualitario y la interrupción voluntaria del embarazo.

"Muchos periodistas han pedido mi renuncia por dar esta opinión. No quisiera escuchar a esos periodistas después hablar de libertad de expresión y que los dejen expresarse libremente sin ser censurados, porque sería una contradicción gigante”, dijo el dirigente neuquino.

Dice que la sociedad está en contra del aborto

Sánchez consideró que la mayoría de la sociedad se opone a que el aborto no sea penado con cárcel, con propone la restauración de la prohibición que insta. Y no se quedó ahí. Según sus declaraciones, la mayor parte de la sociedad está en contra de todos los derechos conseguidos por luchas extendidas en el tiempo por parte de sectores sociales crecientes.

“Son temas que en su momento se discutieron mucho en la Argentina. El aborto se trató, tuvo un gran debate, se logró una mayoría parlamentaria; no había una mayoría de la sociedad argentina que estuviera de acuerdo, pero se aprobó. Lo mismo pasó en el matrimonio de personas del mismo sexo, que también ha tenido un debate y se terminó aprobando. Y lo mismo pasó con las leyes de promoción de la ideología de género en la educación. Son leyes que fueron controversiales y hoy parece que ni siquiera uno se pudiera expresar respecto de esos temas. A tal punto hemos llegado que quien se expresa es cancelado y es atacado como lo he vivido yo en estos días”, expresó.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario