El clima en Neuquén

icon
Temp
75% Hum
La Mañana geriátrico

Habló la dueña del geriátrico tras la denuncia de abandono

Aseguró que los abuelos "están en buenas condiciones" y denunció que Desarrollo Social le debe "15 millones de pesos" por la internación de 14 personas.

Gabriela Contreras, propietaria del geriátrico Adonay, ubicado en San Martín al 7300 y donde residen 28 adultos mayores, aseguró que todos los residentes están en "buenas condiciones de salud", "no tienen faltantes de medicamentos, ni de comida", como había denunciado un informe de la subsecretaría de Familia, dependiente de la Dirección General de Políticas Institucionales para Personas Mayores de la Provincia. Sí admitió que no cuenta con servicio de gas natural, pero aseguró que "los abuelos están calefaccionados con estufas a gasoil y eléctricas".

LMNeuquén dio a conocer el viernes pasado un informe de este organismo provincial donde se había confirmado "bajas temperaturas" dentro de la residencia y constatado "que no hay existencia suficiente de alimentos, pañales, artículos para curación de escaras e higiene".

Además, los inspectores que visitaron el hogar habían informado que "no hay registro de administración de la mediación". "Hay por lo menos 5 personas a la que le falta medicación. No hay cambios de prescripciones. Se observa mucha mediación psicofarmacológica, no se observan esquemas de reducción, incluso en las personas que toman dosis altas y en combinación con otros fármacos de riesgo", detallaron en el informe.

Geriatrico Adonay- denuncia (1).JPG

Contreras insistió con que los abuelos "están bien cuidados" y explicó que 14 residentes fueron llevados por sus familiares y los otros 14 fueron derivados por el ministerio de Desarrollo Social, organismo contra el que apuntó y denunció que no le pagan desde marzo por esas internaciones por lo que la deuda asciende a "15 millones de pesos".

"Ellos sacan ese informe para perjudicarme a mí y que me sea más difícil poder cobrar lo que me deben", aseguró Contreras, quien comentó que durante el fin de semana recibió a los familiares de los 14 abuelos que están en el geriátrico de manera particular preocupados por la situación.

La propietaria de Adonay aseguró que los únicos responsables son "las autoridades de Desarrollo Social". "Lo único que no tengo en el hogar es gas. Pero tengo una caldera que funciona a gasoil y dos honguitos que andan a garrafa y ene l baño tenemos termotanque eléctrico", describió.

"Ellos me inhabilitaron para recibir nuevos residentes el 31 de julio y lo que no entiendo es, si constataron que faltaba comida y medicamentos, por qué Desarrollo Social no se llevó a sus 14 abuelos. Y la única explicación es porque no cumplen con el pago por ellos. Pero la verdad es que no se entiende, se contradicen ellos mismos", afirmó.

Geriatrico Adonay- denuncia (2).JPG

En el acta realizada los inspectores dejaron cuenta además que una de las personas que reside en el lugar presenta una "úlcera sacra necrótica que requiere desviamiento quirúrgico, antibióticos y analgesia" y destacaron que "no hay registro de tratamiento antibiótico ni analgésico" para ese residente, ni tampoco hay registro de curaciones.

La subsecretaría de Familia le prohibió a la responsable de la residencia, por un plazo indeterminado, el ingreso de nuevos residentes, así como el regreso de los antiguos que habían sido trasladados.

La investigación se inició por la denuncia del poseedor del inmueble, quien vive al lado de la residencia geriátrica y escuchó en varias oportunidades los gritos y pedidos de ayuda de los abuelos e incluso llamó a la Policía para que lo constate.

Contreras aseguró que ella se hace responsable por la medicación de los 14 abuelos por los que no recibe el pago de su internación, aunque espera que pronto le abonen lo adeudado.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario