El clima en Neuquén

icon
12° Temp
87% Hum
La Mañana dictadura

La dictadura asesinó a sus padres y busca a su hermano desaparecido que nació en cautiverio

Este lunes declara Adriana Metz en el juicio contra dos ex funcionarios judiciales de la última dictadura militar, imputados por delitos de lesa humanidad.

Este lunes continuarán las audiencias del juicio contra dos ex funcionarios judiciales que se desempeñaron durante la última dictadura militar acusados de cometer delitos de lesa humanidad. Esta nueva audiencia se desarrollará a partir de las 8.30 en el Tribunal Oral Federal 1 de Neuquén, ubicado en Avenida Argentina 1637. Los imputados en esta causa son Pedro Laurentino Duarte, ex juez a cargo del Juzgado Federal de primera instancia de Neuquén entre el 2 de agosto de 1976 y el 30 de septiembre de 1984, y el ex fiscal federal Víctor Marcelo Ortiz, quien ejerció ante ese órgano judicial entre el 23 de septiembre de 1976 y el 1 de abril de 1985. Antes de ejercer esas funciones, Duarte fue auditor de la Sexta Brigada de Infantería de Montaña de Neuquén y Ortiz secretario del juzgado federal.

Los ex funcionarios llegaron al juicio acusados en carácter de autores de omisión de promover la persecución penal y de partícipes secundarios de la privación ilegal de la libertad, cometida por funcionario público, agravada por el empleo de violencia, y por ser la víctima perseguido político. Es la primera vez que se juzga en Neuquén a ex magistrados que actuaron en complicidad con el terrorismo de Estado.

adriana metz2.jpg
 “Mi familia fue desmembrada por la dictadura cívico-militar y eclesiástica que hicieron desaparecer a mis padres y por la supresión de identidad de mi hermano

“Mi familia fue desmembrada por la dictadura cívico-militar y eclesiástica que hicieron desaparecer a mis padres y por la supresión de identidad de mi hermano", dijo Adriana Metz.

En esta oportunidad declarará Adriana Metz, hija de Graciela Romero y Raúl Metz, secuestrados en la madrugada del 16 de diciembre de 1976 de su casa en Cutral Co, trasladados al centro clandestino de detención “La Escuelita”, que funcionaba al fondo del Batallón de Ingenieros en Construcciones 181 de Neuquén, donde fueron torturados física y psicológicamente y luego al mes siguiente llevados al del mismo nombre que funcionaba en Bahía Blanca, donde también sufrieron brutales tormentos. Raúl Metz fue sacado de "La Escuelita" de Bahía Blanca a fines de enero y desde entonces se encuentra desaparecida. En tanto Graciela, que tenía 24 años, durante su cautiverio dio a luz un varón en abril de 1977 que se encuentra desaparecido al igual que su madre.

Adriana Metz vive actualmente en Mar del Plata, tiene dos hijos, trabaja en Abuelas de Plaza de Mayo y continua la búsqueda de su hermano. Ella tenía un año cuando las fuerzas represivas se llevaron a sus padres. Vivió un tiempo con unos vecinos (Edelvina Guiñez y Miguel Panijan) hasta que sus abuelos paternos (Oscar y Elisa) se hicieron cargo de ella. En 1999 se presentó en el juzgado de Bahía Blanca donde frente a los jueces del tribunal inició la búsqueda de su hermano.

“Mi familia fue desmembrada por la dictadura cívico-militar y eclesiástica que hicieron desaparecer a mis padres y por la supresión de identidad de mi hermano. Pero no solo desaparecieron a los padres de Adriana Metz sino a otras 30 mil personas. Mi hermano es uno de los 300 hombres y mujeres que desde Abuelas de Plaza de Mayo estamos buscando porque están viviendo con el derecho a la identidad vulnerada”, explicó Adriana hace unos años durante una entrevista con LMNeuquén.

p03-f02-graciela y raul metz.jpg
Graciela Romero y Raúl Metz, fueron secuestrado el 16 de diciembre de 1976 en Cutral Co. Fueron trasladados a centros clandestinos de detención en Neuquén y Bahía Blanca. En abril de 1977, en cautiverio, Graciela dio a luz a su hijo varón que se encuentra desaparecido al igual que su madre.

Graciela Romero y Raúl Metz, fueron secuestrado el 16 de diciembre de 1976 en Cutral Co. Fueron trasladados a centros clandestinos de detención en Neuquén y Bahía Blanca. En abril de 1977, en cautiverio, Graciela dio a luz a su hijo varón que se encuentra desaparecido al igual que su madre.

Adriana supo por testigos, personas que se encontraban en cautiverio en el centro clandestino de Bahía Blanca, que su madre pudo estar con el bebé unos pocos días, ya que el 23 de abril, justo una semana después del nacimiento, Graciela fue sacada de ese lugar y desde entonces está desaparecida. Según el fiscal Miguel Palazzani, los guardias del Ejército de Junín de los Andes saben quién retiró al bebé del centro clandestino. Se refería a los siete baqueanos del Ejército que eran parte del cuerpo estable de guardias de La Escuelita de Bahía Blanca.

"Mi hermano es uno de los 300 hombres y mujeres que viven con el derecho a la identidad vulnerada”, aseguró Adriana.

En agosto de 2012, en una de las audiencias del séptimo juicio contra represores acusados de delitos de lesa humanidad realizado en Neuquén, la sobreviviente Alicia Partnoy contó que el hijo de una pareja que había sido secuestrada en Cutral Co había nacido en el centro clandestino de Bahía Blanca.

Partnoy contó que conoció a Graciela Romero en cautiverio. “Pude hablar muy poco con Graciela porque estaba muy atemorizada. Nos golpeaban cuando hablábamos y había sido torturada severamente durante su traslado desde Cutral Co a Bahía Blanca“, relató Partnoy. La sobreviviente precisó ante el tribunal que el bebé nació el 17 de abril de 1977. “Me habían permitido ir a la cocina y me hicieron lavar una ensaladera verde donde decían que iban a bañar al bebé o para el parto”, contó. “Pude hablar después del parto con ella cuando salía del baño y me dijo que era un varón. Eso también lo confirmó un guardia que me dijo que uno de los militares se lo iba a llevar y que habían comprado ya ropita para bebé“, declaró.

SFP Juicio Escuelita (28).JPG.jpg

Otros testimonios

Además de la declaración de Adriana Metz, brindarán su testimonio ante el tribunal -compuesto por María Paula Marisi, Alejandro Silva y Sebastián Foglia- Octavio Mendez, que a los 15 años fue detenido ilegalmente por fuerzas policiales y del Ejercito de la escuela secundaria donde estudiaba y trasladado a la comisaría de Cutral Co donde fue golpeado durante varias horas. Su hermano José Delineo Méndez, quien estaba haciendo el servicio militar en el Regimiento de Junín de los Andes , fue secuestrado ese mismo día y trasladado al Batallón de Ingenieros 181 de Neuquén. Luego de pasar por la U9, José Delineo fue trasladado al penal de Rawson y desde entonces se encuentra desparecido.

También declarará Silvia Sapag, hermana de Ricardo y Enrique e hijos del cinco veces gobernador del Neuquén Felipe Sapag, asesinados por la dictadura en 1977.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario