El clima en Neuquén

icon
14° Temp
44% Hum
La Mañana

La neuquina que hace magia con las botánicas: té, yerba saborizada y hasta cigarrillos herbales

Lorena descubrió las hierbas aromáticas en las casas de té. Hoy se anima a innovar para expandir las posibilidades de estos productos.

Para Lorena, el té en hebras con hierbas aromáticas no era sólo una bebida caliente para abrigar la garganta en los días más fríos. Era, en realidad, un paradigma, una forma especial de ver la vida. Y hoy son algo más: sus blends de té pasaron de ser un hobby a transformarse en un pujante emprendimiento que no para de crecer, sobre todo desde que sumó toppings para el mate, yerba saborizada y cigarrillos herbales.

Mucho antes de la tendencia que impulsaba a más comensales a volcarse al té en hebras, Lorena ya había abandonado los clásicos saquitos del supermercado. Así, disfrutaba de combinar hebras con otros sabores o crear tizanas con botánicas que ella misma medía. A fuerza de prueba y error, calculaba las proporciones y los sabores que mejor se aliaron para ofrecerlos a cada amigo que visitaba su casa.

"En las juntadas siempre ofrecía té y empecé a comprar cositas sueltas para armar blends para mí", dijo Lorena a LMNeuquén. Su amor por las infusiones era tan visible que sus familiares le traían bolsitas de botánicas de sus viajes para sumarle un condimento exótico a sus creaciones. Por eso, no fue extraño que sus allegados le propusieran convertir ese hobby en un negocio.

"En un momento difícil del año pasado, una amiga y mi prima me recomendaron hacerlo, me dijeron que era algo que me apasionaba a mí y que a todos les gustaba, por lo que veían que podía funcionar", relató sobre los comienzos de Paradigma, un proyecto que nació con pasos pequeños y ya pisa fuerte en las ferias de emprendedores de Neuquén.

Sus comienzos fueron en el invierno de 2023. Lorena compró algunos ingredientes y lanzó los primeros cuatro blends para infusiones. "Lo publiqué y empecé las primeras ventas, pero al mes siguiente ya di un paso más. Yo siempre le pongo cositas al mate, coco o cedrón, y se me ocurrió agregar unas cajitas con toppings para mate", explicó.

A medida que los pedidos crecían, ella se dedicaba a investigar. "Sumé más blends probando diferentes sabores, combinaciones y proporciones. Cuánto poner de cada botánico es todo un aprendizaje para que sea rico y que sea nutritivo; hay que entender con estudio e investigación cuántos nutrientes aporta cada uno", detalló sobre la cuota de saberes que agrega a cada blend que produce.

blends botanica lorena.jpg

Lorena buscaba información sobre los antioxidantes de cada botánica y los procesos de secado de las hebras de té. Para garantizar el cuidado de la salud, realizó un curso de manipulación de alimentos y se aseguró de comprar botánicas y hebras de té en establecimientos reconocidos que los comercializan en paquetes sellados. "Muchos me preguntan si yo soy la que produce las hierbas, pero no lo hago porque no tengo tanto conocimiento de insecticidas o plantas, y mi prioridad es que sea seguro", señaló.

Aunque lo ignoraba,, había algo en su vida cotidiana que la acercaba siempre al té. "Hace poco hice una mudanza, y en la biblioteca apareció un libro que no sabía que tenía y se llama Té. Todo lo que tenía que saber sobre el té había estado siempre en casa", relató sobre ese giro insólito del destino.

Y también así, casi por casualidad, una de sus amigas le contó que podía anotarse gratis para ser parte de Neuquén Emprende. "Siempre íbamos a las ferias del parque Jaime de Nevares a pasear o a comprar, pero no sabía cómo se organizaba, ella me mandó el formulario y tuve la suerte de quedar seleccionada", expresó. Así, las puertas de su emprendimiento se abrieron todavía más.

Como feriante de Neuquén Emprende, tuvo la posibilidad de montar un stand sin costo en las ferias, pero también aprovechó esa posibilidad para aprender nuevos saberes de los cursos de capacitación. "No es sólo saber armar los blends, nos enseñan también de márketing, fotografía de producto o redes sociales", señaló sobre el espacio de formación, que le resulta especialmente útil a ella, que es la única responsable de Paradigma.

"Lo hago todo yo, desde comprar los ingredientes, a armar las etiquetas, a salir a vender. Una amiga me ayudó a armar la página en Instagram pero ahora la administro yo", dijo y agregó: "Siempre pensé que era mala vendedora y que nadie me iba a comprar nada, pero es impresionante la respuesta de las ferias. Cada vez que explicó las propiedades del té o cómo usar las botánicas para el gin tonic, me compran un montón", contó.

lorena botanicas.jpg

En las ferias, conoció el enorme ecosistema emprendedor que existe en Neuquén. De ellos sumó muchos consejos que aporta la experiencia. "Ya en la segunda feria empecé a ver emprendedores que recién empezaban y con apenas una sola edición encima, ya les contaba yo lo que había aprendido", dijo.

La buena respuesta del público la arengó a seguir creando. Después de los toppings de mate siguió la yerba orgánica saborizada. "Yo hacía tiempo le venía comprando a una cooperativa de Misiones que produce todo orgánico. Los contacté para hacerles un pedido más grande y me mandaron 15 kilos. Pensé que, si salía mal, iba a tener stock de yerba en casa por años, pero tuvo mucho éxito", explicó.

En Paradigma se ofrecen bolsitas de yerba orgánica con dos versiones saborizadas: coco, manzanilla y pasionaria, que es la más popular, y otra versión fresca con cedrón y naranja. "Me contactaba gente que le empezó a provocar acidez el mate con yerba del supermercado, prueban estos blends y es hasta mágico, ayuda un montón al cambio de lo que es la infusión pero sin perder el hábito del mate", dijo sobre los beneficios de pasarse a alternativas naturales.

La coctelería es otro de los puntos que más atraen a los visitantes de las ferias. "Se pueden usar para todo tipo de tragos pero el más conocido es el gin tonic, esos blends o botánicos los fui adaptando, porque al principio ofrecía bolsas más grandes que rendían tanto tiempo que los clientes no podían probar otra variedad, es algo que fui aprendiendo", indicó.

Si bien Lorena estudió las características más antiguas de las tradicionales ceremonias del té, su emprendimiento propone un cambio de paradigma, en el que cada uno pueda crear su propio ritual en torno a la infusión. Así, no impone barreras conservadoras sino que invita a correr los límites y explorar nuevas formas de tomar el té. Para ella, este tipo de bebidas permiten volverse más creativos, combinando tizanas con jugos de frutas o probándolos fríos.

"Para mí el té es un momento para compartir con amigos o para pasar incluso un rato agradable en soledad", dijo y señaló que en las ferias invita a los clientes a probar sus blends fríos y siempre recibe respuestas positivas. Por eso, busca salirse de los moldes tradicionales del té, para convertir un típico desayuno o merienda con un saquito del supermercado en un momento para atesorar.

lorena botanicas (1).jpg

Entre sus productos más vendidos se cuentan un blend en base de té rojo al que llamó Pink, que incluye arándanos, pétalos de rosas e hibiscus. Alma, en honor a su hija, es el nombre de una infusión con cedrón, manzanilla, cardamomo y cascaritas de naranja y también el Green Monk, que lo piden como un té antiage y tiene base de té verde con menta, romero y manzanilla. "Es el menos procesado y por eso es más natural", indicó.

"Noto que cada vez hay más conciencia sobre el té, hay mucho interés por aprender y de a poco la gente va eligiendo las versiones en hebras, combinaciones distintas y dejan el té en saquitos sólo para el té con leche de la mañana, pero no para un momento especial", aseguró.

A partir de los consejos de una amiga, que había visto el producto en Bahía Blanca, sumó cigarrillos herbales, ideales para los fumadores que quieren abandonar el tabaco. "Son cigarrillos que no tienen tabaco ni nicotina, se hacen a base de pétalos de rosa, manzanilla y lavanda, y tienen un efecto relajante y digestivo", dijo y agregó que, si bien el humo es perjudicial para la salud, se recomienda como un cambio más saludable para los que ya fuman.

Lorena comenzó su proyecto con el apoyo de su pareja, que le aportaba su visión en las ideas y la creación de los productos. Sin embargo, es ella la que comanda el emprendimiento y que se sorprende con su avance acelerado. La respuesta de cada cliente le da una palmada en el hombro para animarse a soñar más grande. Y ya lo hace: piensa en abrir un showroom y hasta tener la posibilidad de contar con una casa de té u ofrecer servicios de té a domicilio.

Si bien reconoce que todavía le quedan cosas por aprender, trata de adaptar su potencial creativo a la incertidumbre que reina en la economía. "Hay ingredientes que ya no se consiguen porque no tienen precio, o que se vuelven a publicar con valores un 50% más caros, yo trato de no aumentar tantos los productos porque busco ofrecer un momento de unión para la gente, y eso tiene que ser accesible", dijo.

Mientras disfruta del éxito de su proyecto, se reparte con su trabajo de siempre y su rol de mamá para poder mantener las actividades en equilibrio. Y así, busca contagiar en el resto de los neuquinos ese amor por el té que la transportó a ella de un desayuno apurado a un momento compartido donde las infusiones son solamente una excusa para estar juntos.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario