El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana Supermercados

Las segundas marcas se hacen fuertes en los supermercados de Neuquén

El costo del ajuste ya se está pagando en las góndolas. LMN le preguntó a los vecinos en qué ahorran y qué productos ya no compran en el súper.

En Neuquén, las ventas en los supermercados siguen firmes pese a la inflación, pero otra vez las segundas marcas de productos esenciales son el refugio de muchos que no llegan a cubrir la canasta básica alimentaria a fin de mes.

Ahorrar en el supermercado es ya una tarea difícil. Hay que recorrer, buscar promociones porque los productos, tanto de limpieza como los alimentos, no tienen el mismo precio en todas las locaciones comerciales.

Los neuquinos ya lo saben y no es la primera vez que luego de un salto inflacionario tienen que refugiarse en marcas (de papel higiénico, lácteos o elementos de limpieza) para generar un ahorro y llegar a fin de mes.

Supermercado 1.jpg
En todos los supermercado hay ofertas. Pero hay que caminar. Y muchos eligen segundas marcas.

En todos los supermercado hay ofertas. Pero hay que caminar. Y muchos eligen segundas marcas.

“Las segundas marcas las uso para las harinas y la leche, principalmente”, dijo un vecino en la calle, durante una recorrida por la calle de LMNeuquén.

“En todo prácticamente. En donde esté más barato, si buscas marcas no comemos", añadió otra vecina del centro neuquino, que conoce el detalle las promociones y precios en los supermercados.

La inflación no es un problema nuevo en la Argentina y muchos sectores acumulan años de pérdida de poder adquisitivo, lo que ha impulsado a los trabajadores más castigados a buscar opciones de consumo.

Segundas marcas: el costo de la inflación

Durante marzo, la inflación en Neuquén mantuvo el sendero de desaceleración y fue de 10,5%. Con este registro, difundido hoy viernes por la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos, el nivel general de precios acumuló una suba de 292,0% interanual. De esta manera, el IPC de Neuquén fue inferior al nacional que llegó al 11%.

Las segundas marcas no son sólo una opción, sino que se ubican, en algunos casos, en un 30% más abajo que las tradicionales, donde en algunos supermercados suelen haber faltantes.

El ajuste en el consumidores, de acuerdo a la recorrida que hizo este diario por los supermercados de la ciudad, se basa en dejar ciertos “lujos”, o detalles en algunos productos.

“En higiene, como champú, jabón y varias otras cosas me voy a la segunda”, dijo otro vecino de la calle, que ya no invierte en productos más sofisticados.

Un dato curioso son algunos productos de limpieza, las servilletas o el papel higiénico, donde los consumidores, de acuerdo a lo que informan desde los supermercados, cambian de tendencia. “Ya no compran doble hoja, o estampados, cosas que hoy son innecesarias”, dijeron.

“Ya no va ese pedido grande que se hacía cada dos semanas, pero tampoco te tirás tan abajo, sino no comés nada. El aceite ya no compro de primera marca, pero no puedo comprar el aceite de oliva”, expresó otro hombre, en pleno centro neuquino.

Y acotó: “Tampoco es que vas a amargar, hay que salir adelante, como sea”.

voxpop segundas marcas

También se ve otro comportamiento en los supermercados, y son de los consumidores que se resisten a las segundas marcas y dejan de consumir el producto. Neuquén sigue siendo una plaza privilegiada del consumo.

De acuerdo a lo que dijo el encargado de un supermercado neuquino, esto sucede con los lácteos, donde la primera marca (que son dos o tres) juegan más fuerte con la calidad que las segundas. “Directamente prefieren dejar de comer queso antes d llevar una marca desconocida, no hacen concesiones”, indicó.

En una empresa láctea plantearon esta inquietud. Se les derrumbó la venta de postres más de 35% y no hubo, en ese caso, un traslado a segundas marcas.

¿Hay que caminar?

Desde los supermercados coinciden en que la distorsión de los precios relativos en algunos alimentos generó una fuerte competencia, de promociones o ofertas entre las empresas. Esto hace que los productos más baratos no se encuentren en un solo lugar.

“A veces tenés que comprar las bebidas en un supermercado, la carne en otro y también buscar segundas marcas asociadas a los supermercados, que por lo general son mucho más varadas”, indicaron.

Neuquén tiene varias cadenas de supermercados y todos tienen alguna segunda marca propia en distintos productos.

Los súper chinos, otro mundo

En los supermercados chinos, al menos los de la cadena Colon de Neuquén (son seis) no existen las segundas marcas. Es decir, las empresas no tienen productos propios como lácteos o de higiene y limpieza, y al contrario de lo que pueden pensar muchos (por prejuicios) se mantienen con primeras marcas y hasta las multinacionales.

“Acá la gente compra mucho, hay productos más baratos y se lanzan promociones. Las bebidas están mucho más baratas que en otros supermercados”, dijeron. “Acá la gente compra mucho, hay productos más baratos y se lanzan promociones. Las bebidas están mucho más baratas que en otros supermercados”, dijeron.

En el súper chino no puede competir con las primeras marcas, por ejemplo, las de gaseosas debido a la restricción de proveedor directo de las multinacionales. En ese rubro, el mercado no es barato y debe acuerdo con otras marcas de gaseosas para suplir la falta de competitividad.

Se las ingenian y terminan comprando en un mayorista, achicando ganancias.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario