El clima en Neuquén

icon
23° Temp
40% Hum
La Mañana Neuquén

Los "ritos de iniciación" disparan el debate en la industria petrolera

Desde diferentes áreas, analistas sugirieron acciones y replanteos en la forma de trabajo para evitar situaciones como la sucedida en la empresa Tenaris.

Tras la conmoción que generó la investigación judicial de abusos sexuales en una especie de rito de iniciación hacia los ingresantes a la compañía Tenaris en Senillosa (situación que se visibilizó mediáticamente a partir del reclamo de 11 empleados despedidos por la empresa debido a una denuncia), dos analistas de diferentes áreas esbozaron algunas propuestas con la idea de trabajar en prevención y evitar este tipo de episodios en la industria que marca el pulso de desarrollo económico neuquino.

Por un lado, Flavia Ruiz, ingeniera, consultora y docente de la Universidad Nacional del Comahue, puso la lupa en los diagramas de trabajo que se suelen aplicar en las compañías y como primera medida propuso un replanteo y la implementación de botones antipánico como parte del equipamiento de seguridad.

El botón antipánico, botón de emergencia o botón de pánico es un pequeño dispositivo que permite dar una señal de emergencia y recibir asistencia inmediata. Los operadores entienden que se trata de una prioridad que requiere atención urgente.

Este tipo de dispositivo se hizo más conocidos a partir de su distribución en casos de violencia de género. Sin embargo, hoy en día les cada vez más utilizado tanto en los hogares como el comercio y la industria. También, en establecimientos educativos y hospitales.

"En la materia Trasporte de Hidrocarburos que doy en la facultad, no solo abordamos la parte técnica, sino también la arista social porque una obra no se ejecuta sin personas. Incluso, cuando doy charlas o cursos en relación a la Huella de Carbono remarcó que no hemos incorporado metodologías que incluyan la parte social en un proyecto. Somos muy buenos en la parte del cálculo y la gestión del tiempo, pero hay cuestiones preventivas que, a mi criterio, no hemos avanzado", planteó la profesora de la carrera Ingeniería en Petróleo y autora del libro “Machine Learning para plantas de procesos de gas”.

MERCADOS-ARGENTINA-TENARIS.jpeg
Foto de archivo. El edificio de la compañía Tenaris en Río de Janeiro, Brasil. 7 de junio de 2016. REUTERS/Pilar Olivares.
Foto de archivo. El edificio de la compañía Tenaris en Río de Janeiro, Brasil. 7 de junio de 2016. REUTERS/Pilar Olivares.

"Tener una línea para denunciar está bien, pero implica una acción con el hecho consumado. Tanto en lo técnico como en lo social hay cuentas pendientes en materia de prevención", remarcó. "Los estándares GRI, que definen las mejores prácticas internacionales, incluyen la parte social y hasta algunos teóricos plantean que los diagramas pueden verse como una suerte de 'esclavitud moderna'. A veces, por distintas cuestiones, las obras requieren de los tipos de diagrama que se utilizan. Pero creo se podría pensar en incorporar algunos elementos de protección personal como el botón antipánico, en especial para los empleados que tengan que permanecer por muchos días en plantas o yacimientos y que tengan que convivir con otras personas en la modalidad de tráiler, por ejemplo", postuló.

"En esos casos hay que prestar atención a la dinámica, la cantidad de personas y la simultaneidad. Esos contextos son sensibles porque en muchos casos tenés mucha gente lejos de su casa, sin comunicación y conviviendo tipo gamela. Por eso, está bueno pensar formatos de no exposición. Si no queda otra -por la dinámica del trabajo-, incorporar diagramas que eviten aglomeración o tiempos muertos que puedan llegar a dar lugar a este tipo de situaciones, acompañados de herramientas preventivas, más allá de los psicotécnicos que se realizan al momento de ingresar a las empresas.", agregó.

flavia ruiz.jpg

Por su parte, el titular de la Dirección de Masculinidadades de la provincia de Neuquén, Nicolás Cerda, no descartó la propuesta de un botón antipánico, aunque remarcó que ese tipo de iniciativa tiene que ir de la mano de la incorporación de talleres vinculados a la prevención y sensibilización de las temáticas de género, tanto en las compañías, como en los sindicatos de la industria energética.

"Nosotros hemos tratado de trabajar en las empresas pero no hemos podido concretarlo por diferentes cuestiones", dijo al contar que -en general- no hay demanda de charlas y talleres por parte de la industria. Las pocas solicitudes que recibieron fueron casos puntuales de personas vinculadas a recursos humanos que consideran importante desplegar acciones para crear conciencia.

"Sin embargo, desde adentro de distintas organizaciones hay dificultades para aceptar este tipo de propuestas. Esto tiene que ver con el desconocimiento que hay en torno a estas temáticas y porque no lo ven como algo que pueda servir", planteó.

"Lo que estamos haciendo ahora es volver a vincularnos con algunos contactos que en su momento han tenido la intención de que participemos", planteó y añadió que la expectativa es que, a partir de la problemática que sacudió a Tenaris, haya mayor apertura hacia la creación de espacios de reflexión sobre las cuestiones de fondo y las dinámicas sociales puedan dar lugar a este tipo de situaciones.

Gendarmeria cpaacitacion masculinidades 2.jpeg

"En los talleres y charlas hacemos que circule la palabra. Muchas veces los varones decimos 'no tengo nada que ver con esto', 'estas son temáticas que sufren las mujeres'. La idea es recrear escenarios cotidianos y situaciones en las cuales muchos varones reconocen que tienen que cambiar. Pero más allá de eso, analizar los por qué, los procesos de crianza para entender este concepto de masculinidad hegemónica que se pone en tensión, revisar sus costos y privilegios; entender la cuestión de género, la desigualdad de género, la violencia estructural, la violencia de género. Todo en base a actividades donde los varones aportan desde sus vivencias", señaló Cerda, haciendo alusión a las diferentes modalidades de capacitaciones, charlas y talleres que vienen dando en escuelas y diferentes dependencias estatales, incluída Gendarmería Nacional y Policía.

"En los grupos de varones con los que trabajamos constantemente surgen este tipo de situaciones que están totalmente naturalizadas. Estoy hablando de esta suerte de rituales e incluso de las bromas cotidianas más sonsas, aparentemente. Desde chicos aprendimos a vincularnos de forma agresiva, constantemente nos estamos pegando, por ejemplo. Eso se naturaliza y se sigue replicando cuando somos más grandes. Cuando salen estas noticias y el debate se centra en otro lugar, cuesta dimensionar y pensar en estas cuestiones que parecen una sonsera", sostuvo.

"Nosotros trabajamos con diferentes franjas etarias y nos cuentan cosas súmamente aterradoras que se sigue repitiendo. Ejemplos de compañeros que se amagan. Todo el tiempo está latente esto de lastimar, los palos, el abuso y el acoso. Cuando trabajamos con varones que han transitado el rubro petrolero nos cuentan situaciones y no las ven mal. Lo tienen naturalizado cuando ellos lo viven, lo transitan o lo ejercen. Después, cuando aparece lo punitivo, empiezan a darle otro tenor", manifestó.

masculinidades.jpg

Respecto a los resultados de esas acciones se sensibilización, Cerda expresó: "Venimos trabajando muy bien. En algunos varones hace mella el debate, les genera replanteos. No obstante, también hay resistencias de esta masculinidad arraigada. Algunos no quieren perder ningún privilegio, otros piensan que esto tiene que ver con unos contra otros, cuando no es así".

"El tema del botón antipánico es una herramienta a analizar. Lo que sí, tiene que venir acompañada de un montón de instancias como un programa de prevención y sensibilización, protocolos de intervención que entiendan esta cuestión como un costo. Esta situación tiene que ser utilizado como el puntapié para encarar el debate en el sector energético que todavía está ocupado mayoritariamente por varones. Es un trabajo antiquísimo con sus códigos y conductas que vienen desde hace un montón de años. Por eso, es importante revisar un montón de cuestiones en cuanto a lo que representa la masculinidad tradicional vinculada a cuestiones como la fuerza, por ejemplo",

"Toda herramienta suma, es importante que todas las empresas tengan un espacio donde las y los trabajadores pueden comentar cualquier problemática en forma anónima, tal como se implementa en Tenaris. Estas cosas se empiezan a tomar como puntos de referencia para implementar en otros lugares. Es importante entender que estas problemáticas no son cuestiones aisladas sino que tienen un trasfondo en el que hay que trabajar", concluyó.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario