El clima en Neuquén

icon
13° Temp
88% Hum
La Mañana Rolando Figueroa

Rolando Figueroa y la encrucijada de sostener la actualización por IPC a estatales o un conflicto en puerta

Los gremios de Neuquén pretenden continuar ese esquema salarial pero al gobierno los números no le dan, dado que la inflación se muestra por arriba de lo que aportan las tres fuentes de ingresos de la provincia.

“Es insostenible, no se puede pagar”, es la frase que trascendió de una de las últimas reuniones que mantuvo el gobierno provincial, en referencia al esquema de actualización salarial por inflación para los estatales neuquinos, que fue acordado por la anterior administración y que vence ahora.

En febrero, con los sueldos de enero, los trabajadores del Estado provincial cobrarán el último aumento atado al IPC (40 por ciento), por lo que los dirigentes gremiales pretenden sentarse a una mesa paritaria a fin de este mes o principios del que viene, buscando, entre otras cosas, continuar con este esquema.

¿Qué hará el Ejecutivo neuquino? el gobernador Rolando Figueroa aún no habló del tema pero se supo que lo preocupa, al igual que la situación económica general del país y de Neuquén en particular.

A mediados del mes pasado, y con la última devaluación que llevó el dólar a más de 800 pesos, por las regalías de gas y petróleo se percibieron unos 40 mil millones de pesos adicionales, casi duplicando lo que se venía recibiendo (antes esas regalías se liquidaban a 365 pesos).

Sin embargo, tantos estos ingresos (el más importante), como también la recaudación provincial (que surge del cobro de Ingresos Brutos, Sellos e Inmobiliario) y la coparticipación federal quedaron por debajo de una inflación 2023 acumulada del 208 por ciento.

Además, este año se deben cancelar vencimientos de deuda por 300 millones de dólares, con un pasivo consolidado de 1.160 millones, y un déficit del ISSN de 70.000 millones de pesos. A su vez, otros estamentos del Estado presentan un rojo de alrededor de $100.000 millones, lo que genera una deuda flotante de más de $30.000 millones.

Economía

“Figueroa está muy preocupado, es él en persona quien autoriza cada pago que hace la provincia de manera directa. Se está cancelando todo a cuenta gotas”, graficó una fuente del gobierno, con relación no sólo al gasto en sueldos sino al funcionamiento del estado provincial.

Los gremios neuquinos se van a movilizar en rechazo al DNU y la ley ómnibus impulsada por el gobierno nacional. ATEN está organizando esto para el 24 y allí también habrá un mensaje para el gobierno neuquino.

No quieren que la frase que el presidente Milei pronunció en reiteradas oportunidades, sea replicada por Figueroa, aunque los números, al menos respecto a la posibilidad de continuar con un esquema de actualización salarial frente a una inflación descontrolada, muestran un panorama parecido y obligan a esbozar un enunciado que ya salió de la boca de varios funcionarios del actual Ejecutivo provincial: “No hay plata, no alcanza”.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario