El clima en Neuquén

icon
11° Temp
93% Hum
La Mañana joven

Sacaron a una joven inquilina desvanecida de un casa con pérdida de gas

La encontraron la propietaria del inmueble y un amigo. Fue derivada de urgencia al hospital. Al parecer, la pérdida de gas estaba focalizada en una hornalla de la cocina.

Momentos de mucho nerviosismo y preocupación se vivieron este mediodía en torno a un inquilinato del barrio Zañi, en Cutral Co. De una de las propiedades sacaron a una joven de 22 años desvanecida por una fuga de gas.

Según informó el comisario Ariel Torres, jefe del comando Radioeléctrico Cutral Co, la joven se había comunicado telefónicamente con un amigo para advertirle que sentía olor a gas en la propiedad y se sentía descompuesta. "Concurre al domicilio, pero estaba con llave, entonces fue a buscar a la propietaria del inquilinato, y al ingresar, ya se encontraron con la joven desvanecida en el suelo", relató a LMNeuquén.

El pedido de auxilio se recepcionó a las 12.30 de este jueves, en el Comando Radioeléctrico, donde se convocó a bomberos voluntarios por la fuga de gas, Policía, también Camuzzi y personal de salud del hospital local.

Ambulancia en el hospital de Cutral Co.jpg

Desde el cuartel de bomberos voluntarios precisaron a LMN que la joven alquilaba una propiedad ubicada en la calle Pichi Neuquén, entre Nahueve y Trocoman. "Estaba desvanecida producto de la inhalación de monóxido de carbono", comentaron. Los bomberos, al llegar, cortaron el suministro de gas. Luego intervino personal de Camuzzi.

"Preventivamente se retiró el medidor de gas. Al parecer, había una pérdida en uno de los artefactos de la cocina, una hornalla", indicó el jefe del Comando Radioeléctrico de Cutral Co.

La joven fue trasladada de inmediato en una ambulancia hasta el hospital local, donde quedó internada. "Se encuentra bien, fuera de peligro", sostuvo Torres.

Un enemigo invisible

Con los primeros fríos, el monóxido de carbono es un enemigo invisible que acecha con más frecuencia en los hogares y puede ocasionar la muerte de sus moradores, si no se lo detecta a tiempo.

Al encendido de estufas y hornallas, debe agregarse también la poca ventilación en los hogares, puesto que muchas personas eligen cerrar puertas y ventanas para evitar el ingreso de aire fresco. Eso también genera que muchos gases tóxicos no se filtren y se acumulen en la casa.

Por eso, es fundamental repasar algunos consejos para evitar la intoxicación por monóxido de carbono.

monoxido.jpg
Las intoxicaciones por monóxido de carbono son habituales durante el invierno.

Las intoxicaciones por monóxido de carbono son habituales durante el invierno.

5 claves para evitar la intoxicación

1 - Revisar periódicamente las instalaciones de gas. La coloración amarilla o anaranjada de la llama de hornallas o estufas y la aparición de manchas de hollín o decoloración de los artefactos, de sus conductos de evacuación o alrededor de ellos, son una señal para llamar a un especialista urgente y evitar la generación de gases en el hogar.

La llama naranja, un alerta de potencial aparición del monóxido de carbono. Es fundamental hablar con un profesional para solucionarlo.

2 - Mantener abierta la ventilación. Si bien las bajas temperaturas son difíciles de soportar, se debe mantener la casa ventilada, de forma que se tienen que abrir puertas y ventanas para permitir que entre aire fresco.

3 - Atención especial durante el sueño. No dormir con la estufa encendida dentro de la habitación es una recomendación básica para evitar la acumulación de gas durante las horas de sueño.

4 - Instalar detectores de monóxido de carbono. Se debe cuidar que siempre esté en funcionamiento. El monóxido de carbono es un gas imposible de percibir, ya que no tiene color, olor, sabor y tampoco irrita las mucosas. De esta forma, una vez inhalado, se debe estar atento a los síntomas, ya que pueden ser percibidos como otra enfermedad.

5 - Prestar atención ante cualquier síntoma y posible señal de prevención. Esta medida puede salvar vidas. Especialistas indicaron que los síntomas pueden aparecer por la exposición o la intoxicación e incluyen dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, visión borrosa y dolor de pecho.

Igualmente, en casos más graves pueden aparecer convulsiones y pérdida del conocimiento. Por lo general suelen ser más vulnerables los niños y niñas, personas gestantes, adultos mayores, fumadores y pacientes con enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Si se sospecha de una intoxicación se debe acudir de emergencia al hospital o centro médico más cercano. Concientizar y promover los cuidados es tarea de todos.

"Cualquier artefacto que utilice material combustible como gas, petróleo, carbón, kerosén, nafta, madera y plásticos puede producir monóxido de carbono cuando se quema en forma incompleta en un ambiente con una concentración de oxígeno escasa e inadecuada ventilación. En el hogar, la presencia de calefones, termotanques, calderas, estufas, braseros, salamandras, cocinas, anafes, calentadores, parrillas a leña o carbón y hornos a gas o leña, son los principales generadores de monóxido de carbono" explicaron fuentes médicas.

¿Qué es el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono es un gas tóxico que ingresa al organismo a través de los pulmones, se acumula en el torrente sanguíneo y ocupa el lugar del oxígeno, reduciendo la capacidad de que las células puedan utilizar el oxígeno que les llega, afectando principalmente al cerebro y corazón.

En Argentina, según la Guía de Prevención, Diagnóstico, Tratamiento y Vigilancia Epidemiológica de las intoxicaciones por monóxido de carbono, cada año mueren aproximadamente 200 personas como consecuencia de las intoxicaciones por monóxido de carbono (CO), y se estima que ocurren 40.000 casos clínicos siendo la mayoría de ellos prevenibles y evitables.

Muerte por monoxido de carbono.mp4

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario