El clima en Neuquén

icon
13° Temp
88% Hum
La Mañana clases

Sin transporte, no pueden comenzar las clases en una escuela rural

La Escuela N°33 debería haber comenzado las clases el 5 de febrero, pero Educación no garantiza el transporte para sus alumnos que viven a 20 kilómetros.

Docentes reclamaron a Educación que garantice el transporte para los alumnos de la Escuela N°33 del paraje Quila Quina, ubicado a 20 kilómetros de la ciudad de San Martín de los Andes. Sus estudiantes pertenecen a la comunidad mapuche Curruhuinca, cuyas familias en general no tienen un medio de movilidad propio para acercar a sus hijos.

"Lamentablemente, el lunes 5 (de febrero) no pudimos comenzar las clases. Nuestro principal problema es la falta de transporte escolar. La distancia es muy larga para que los alumnos puedan venir caminando. Tenemos jornada completa en la primaria, hace mucho calor... todo suma. La mayoría de las familias no cuentan con transporte. Es una complicación grande. Una problemática que se repite casi todos los años. No se puede empezar en tiempo y forma si no esta garantizado el transporte", expresó la directora de la escuela rural Yanina Figueroa en declaraciones radiales.

Los chicos más cercanos al establecimiento educativo viven a cuatro kilómetros. Pero los docentes tampoco pueden iniciar las clases con cuatro o cinco alumnos que llegan caminando. "Tenemos que garantizar la educación para todos los estudiantes, en esto las familias también acompañan", manifestó Figueroa.

Desde el distrito educativo ya presentaron toda la documentación correspondiente en noviembre del año pasado. Sin embargo, desde Neuquén no hubo todavía una respuesta. Sucede que las personas que tienen que dar el aval no fueron nombradas aún. "Pasó lo mismo con las partidas. Se esperan las firmas de las autoridades", agregó la docente rural.

escuela33-quila-quina.jpg

Confesó que "es muy triste" lo que pasa con las escuelas rurales en la provincia, en tanto no pueden empezar en tiempo y forma con las clases, pese a que los docentes trabajan desde noviembre pasado para recibir a sus alumnos y "estamos listos" para arrancar. "Al no tener transporte no se puede garantizar la asistencia de nuestros estudiantes", reiteró.

En la escuela están organizados por ciclos: primero, segundo y tercer grado; y una sala anexa de nivel inicial. Son 36 estudiantes y tal vez sumen dos más. Hacen jornada completa, con desayuno, almuerzo y refrigerio, desde las 8 hasta las 16.

Hay otras escuelas rurales que tienen problemas graves de infraestructura y están en obra. La Escuela N°33 necesita algunos trabajos de mantenimiento, como cambiar tres termocuplas. "Pero siempre dependemos de la firma de alguien y estamos muy abandonados. Se hace lo que se puede con los recursos humanos que tenemos", se lamentó.

La directora Yanina Figueroa trabaja hace 13 años en la ruralidad y dice que casi todos los años se pierden muchos días de clase al inicio del ciclo lectivo.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario