Ni Una Menos fue un grito juvenil con pañuelo verde

Las adolescentes fueron protagonistas. La consigna: el aborto legal.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Una nueva generación de mujeres, la mayoría de ellas adolescentes, copó la cuarta marcha Ni Una Menos en Neuquén. Con los pañuelos verdes al cuello, purpurina en el rostro y carteles pintados a mano, las pibas fueron protagonistas de una movilización donde la consigna central fue legalizar el aborto.

La marcha, que reunió a unas tres mil personas, partió a las 18 del monumento a San Martín y recorrió varias cuadras de la Avenida Argentina mientras el sol caía.

Te puede interesar...

A diferencia de años anteriores, esta vez el reclamo que más se escuchó fue el del aborto legal, una bandera histórica del movimiento de mujeres que se tratará por primera vez en la Cámara de Diputados de la Nación el 13 de junio, dentro de una semana.

“El Estado y los gobiernos son responsables”, se denunciaba desde la bandera que encabezó la movilización, sostenida por mujeres de distintas organizaciones políticas de la región. La marcha contó además con una importante cantidad de docentes y estudiantes universitarios en las calles.

Pero lo más llamativo fue la fuerte presencia de adolescentes, que le pusieron calor a una jornada bajo cero. Las pibas saltaron y cantaron exigiendo que no haya más muertas por abortos clandestinos y criticando la intromisión de la religión en el debate de la ley nacional. Junto con los pañuelos verdes se vieron centenares de celulares en alto, que fotografiaron cada paso para difundirlo a través de las redes sociales.

El grito contra los femicidios, que dio origen al movimiento Ni Una Menos, también estuvo presente en los cánticos y se multiplicó en los carteles improvisados en cartón, que aludían en más de una ocasión a la “sororidad” entre mujeres ante la violencia machista.

Niunamenos-plottier.jpg

La marcha transcurrió sin contratiempos. El momento más álgido fue al pasar junto a la Catedral, custodiada por un cordón policial. Los manifestantes se detuvieron un momento allí para criticar a la Iglesia católica, por las múltiples denuncias de abusos sexuales en las que está involucrada.

También hubo expresiones de repudio a una serie de cartelitos que promovían la defensa “de las dos vidas”, ubicados en los postes a lo largo del trayecto de la marcha.

La movilización llegó hasta la zona del Bajo y pasó junto al monumento a la Madre, que fue cubierto por un gran lienzo verde de la campaña por la legalización. Al concluir el recorrido, no hubo discursos ni comunicados, sólo un sonoro pañuelazo como cierre.

Embed

21 fueron los femicidios en Neuquén desde 2015.

En lo que va de 2018, hubo cinco mujeres asesinadas por violencia de género: Lorena Carrasco, Claudia Pérez, Karina Apablaza, Valentina Apablaza y Elma Hernández.

Niunamenos-plottier2.jpg

En la piel de las que mueren

Un grupo de amigos, de entre 14 y 17 años, llevó a la marcha una cruda representación teatral de un aborto clandestino, en la que parodiaron la cobertura mediática que suele tener el tema. “Nos da bronca que se hable de las dos vidas y no se vea esto que nos está pasando”, explicó Sabina, una de las artistas.

144

LEÉ MÁS

3 de junio: origen y recorrido del #NiUnaMenos

El proyecto para despenalizar el aborto se tratará el 13 de junio en Diputados

"La criminalización del aborto produce negociados con lo clandestino"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído