El clima en Neuquén

icon
20° Temp
27% Hum
La Mañana Bombero

Nito, el ángel guardián que salvó a Martina de morir asfixiada

La pronta reacción del bombero voluntario de Loncopué permitió salvarle la vida a la pequeña de 2 años. "Fue el ángel de nuestra hija", dijo la familia.

El saber, el aprender y el capacitarse no ocupa lugar en la vida, es fundamental y necesario en casos extremos, al punto de que pueden salvar vidas. Como ocurrió en las últimas horas en Loncopué, donde el bombero voluntario Remigio 'Nito' Sanhueza se transformó en el ángel salvador de la pequeña Martina, de apenas dos años.

La niña, en uno de esos sucesos fortuitos que suelen ocurrir en la vida cotidiana, se atragantó con una golosina y estuvo al borde de perder la vida. Afortunadamente la rápida reacción de su mamá, y la oportuna intervención de Remigio permitieron que no pasara a mayores.

Te puede interesar...

Fue una cuestión de segundos, esos que se presentaron ante los ojos del avezado socorrista cuando de pronto en la calle vio a una madre cargando en sus brazos a su hija que se estaba asfixiando. Rápidamente los reflejos del oficio se pusieron en acción y tras las maniobras de RCP logró que la nena expulsara el objeto y reaccionara.

La crónica había comenzado minutos antes, mientras caía la tarde del último jueves. Martina jugaba con sus dos hermanas y de un momento para otro esos momentos de alegría y felicidad se transformaron en minutos de alarma y desesperación.

“Ella estaba jugando con las bolitas de las galletitas Fauna, en realidad no le gustan, no las come. En un momento me distraje y se ve que ella se metió varias a la boca, escupió algunas y una se la tragó. Estaba súper ahogada y súper atorada. Yo hice cursos de RCP pero en el momento que te toca vivirlo con tu hijo es distinto, me desesperé e hice mal la técnica”, recordó con angustia Marcela Yanet Zúñiga.

“Martina estaba morada y para mi esos momentos se hicieron eternos. Con mi mamá no podíamos desahogarla. Salí y empecé a gritar pidiendo ayuda e intentando subirla al vehículo, hasta que llegó 'Nito' y la tomó en sus brazos. Ella vomitaba pero la bolita no salía", siguió narrando la mujer a LM Neuquén.

Agregó que el bombero "le hizo las maniobras de primeros auxilios y hoy puedo decir que fue un ángel que le salvó la vida a mi hija”.

“Estoy eternamente agradecida con Nito, le debo la vida y la vida de mi hija”, remarcó. La mujer destacó en la importancia de conocer las técnicas de RCP y de realizar cursos. “Nunca me imaginé que iba a pasar por esta situación. Con un final feliz gracias a Dios, ella está bien, igual la llevé al médico para ver si estaba bien o si se había lastimado”, finalizó.

REMIGIO SANHUEZA EN CUARTEL DE BOMBEROS LONCOPUE.jpg

'Nito', el bombero héroe

Remigio 'Nito' Sanhueza hace 9 años se sumó al cuartel de bomberos voluntarios de Loncopué. Quizás fue casualidad o providencia, pero estaba en el lugar y en el momento indicado. De un instante a otro tuvo que sacar a relucir la experiencia y la templanza de su función como servidor comunitario.

“Lo que ocurrió ese día es que yo estaba en la casa de mi tío reparando un auto y escuché los gritos de una mamá pidiendo ayuda. Salimos a la calle para ver qué pasaba y veo a la mujer con su nena corriendo hacia el vehículo, me acerco para ver qué había pasado”, recordó el valiente bombero. Agregó que fue allí que "a la nena le hice los primeros auxilios mientras le pedía a la madre que encienda la camioneta por cualquier cosa".

Según lo relatado por el efectivo pudieron realizarle las maniobras de reanimación y por suerte lograron recuperarla enseguida. “Gracias a la maniobra pudo reaccionar la nena. Esperé a que ella pudiera respirar bien porque aún tenía flema. Fue entonces que le pedí a la madre que la lleve al hospital para que determinen si estaba bien, si se había obstruido algo más o si se había lastimado la garganta. Por fortuna ya está estable y con buen estado de salud”, agregó el bombero.

REMIGIO NITO SANHUEZA.jpg

La importancia de las capacitaciones

El bombero aprovechó la oportunidad para remarcar la importancia que tiene el hecho de adquirir conocimientos básicos de primeros auxilios y en especial el aprendizaje de las técnicas de reanimación y salvataje ya que de su eficaz aplicación depende como en este casos sucedido si la asfixia termina siendo, en cuestión de segundos, lo que puede definir o no a una asfixia mortal.

“Yo soy instructor de rescate en altura y estructuras colapsadas en la central. Siempre buscamos volcar estas cosas que uno aprende en la sociedad. En la escuela buscamos que se haga una materia más el hecho de poder enseñar primeros auxilios, tanto a maestros y a alumnos, por si el día de mañana sucede una situación de estas ellos tengan el conocimiento básico de cómo realizar una maniobra”, indicó Sanhueza a LMN. En este sentido, explicó que "en niños la maniobra de Heimlich es diferente. No se le puede hacer compresión a una criatura por miedo a fracturarle una costilla, es diferente la fuerza. Lo que se hace es ponerla sobre la palma o sobre la rodilla y se le da unos golpes secos en la espalda, esa es la maniobra. Normalmente se realiza hasta los 10 años, dependiendo la contextura física de la persona”.

Embed

El hecho que llenó de orgullo y felicidad a Loncopué se viralizó por las redes, y todos los comentarios se direccionaban al sacrificio, al profesionalismo y al enorme gesto de empatía demostrado por el bombero voluntario.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

6.5420560747664% Me interesa
87.85046728972% Me gusta
1.8691588785047% Me da igual
1.8691588785047% Me aburre
1.8691588785047% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario