Nuevo capítulo de la vieja pelea entre Municipio y EPAS

La comuna se enojó con el organismo provincial porque se volvió a romper un caño en el Bajo.

Neuquén
La pelea entre el Municipio y el EPAS sumó un nuevo capítulo. Atrás quedaron los cruces verbales de campaña y, como sucede desde hace años, la falta de acuerdo entre ambas instituciones no termina en las urnas. Ayer se enfrentaron el subsecretario de Mantenimiento Vial, Pablo Ibargoyen, y el subgerente de redes, Martín Giusti.

A través de la red social Twitter, el funcionario municipal arremetió contra la entidad provincial: "EPAS volvió a reventar Intendente Carro entre Olascoaga y San Luis. Van a intentar de nuevo. Como las moscas contra los vidrios", expresó.

El enojo fue porque el 28 de septiembre la comuna neuquina reparó 600 metros cuadrados en esa calle luego de una intervención del EPAS en ese mismo sector por el arreglo de un caño. "Hace menos de un mes que lo arreglaron. Me pregunto por qué no lo hacen todo de una vez. El metro cuadrado para reparar el asfalto sin mano de obra le sale al Municipio 350 pesos, y eso lo pagamos todos los vecinos", afirmó Ibargoyen.

Del otro lado, Giusti contestó que había un acuerdo entre la comuna y el EPAS para que el Municipio se hiciera cargo de los arreglos de las calles rotas a cambio de la entrega de agua potable para distribuir en los barrios a los que no llega este servicio.

"Se ve que el funcionario municipal desconoce este acuerdo. Lo escuchaba decir que tuvo que salir ayer a auxiliar al EPAS. Esto fue comunicado y sus superiores conocían los trabajos que estábamos haciendo", expresó Giusti. En este contexto anunció que se contrató un servicio 0800 para consultas y reclamos, y también una empresa para los arreglos de las calles en aquellas roturas que ocasione el EPAS.

SIN ARREGLO
Seis pérdidas de agua en Valentina

Hace un mes, poco después de haber sido inaugurada la obra que llevó el servicio de agua al sector de Los Hornos de Valentina Norte Rural, los vecinos empezaron a registrar seis pérdidas en la calle Blanca entre Crouzeilles y Zenco.

El presidente de la comisión vecinal, Armando López, aseguró a LM Neuquén que incluso llegó a ingresar agua en el terreno de un vecino y pese al reclamo ante el EPAS, aún no han tenido una respuesta concreta.

"Le comenté a (Martín) Guisti, el gerente del EPAS, y me dijo que llame al 0800. Lo hice pero nadie ha venido a arreglarlo. Incluso le mandé fotografías y todavía estamos esperando", explicó López.
Además, el vecinalista aseguró que "esto no es producto de conexiones clandestinas, hace menos de dos meses el municipio realizó la obra y ahora depende del EPAS".

Según el vecinalista, una de las razones de la rotura sobre la calle Blanca podría ser el paso de equipos de perforación pesada, como el de camiones de gran porte que usan las petroleras.

Dijo que a una cuadra de la sede de la vecinal, sobre calle Amuyén, se registró la mayor pérdida de agua que afecta a un vecino. "Se le hizo un charco de agua que le está entrando en su casa y nadie hace nada", agregó el presidente de la comisión vecinal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído