¡Orión, Orión, qué grande sos! Y a semis

Boca sufrió durante los 90 y desde los doce pasos, pero avanzó por una formidable labor del "1" en los penales.

Buenos Aires
Heroico. Infartante. Con un Orión magnífico, Boca se metió en las semifinales de la Copa Libertadores. El arquero xeneize atajó tres penales para ganar la fase, después de que en los 90 minutos quedaran 1-1. ¡San Agustín!

Esteban Conde se convirtió en figura desde el arranque. El arquero charrúa tuvo dos tapadas magníficas y Carlos Tevez, una chance inmejorable en la primera etapa. Pero el 1 le ahogó el gol al Apache. En la jugada siguiente, Juan Insaurralde se lo perdió en las alturas. Les ganó a todos, pero el balón se fue apenas desviado.

Como en Montevideo, Nacional fue un rival incómodo para Boca. Con la necesidad de ir en busca del resultado, presionó, atacó por todos los frentes e hizo que el Xeneize pierda la paciencia y tome malas decisiones.

El gol de los uruguayos llegó tras una jugada desafortunada, en la que el Cata Díaz quiso despejar y desvió la pelota al arco de Agustín Orión, sin respuesta. El zaguero llegó a destiempo, con la presión de Sebastián Fernández, quien le pisaba los talones, en busca del centro. Baldazo de agua fría, para el conjunto de Guillermo Barros Schelotto, que siguió sufriendo y dejando crecer a su rival. Sin embargo, Boca también tuvo la chance de empatarlo. Cristian Pavón sacó un centro cruzado desde la derecha, para la llegada al segundo palo de Andrés Chávez, que no llegó a conectar el balón de cabeza. Para colmo, Marcelo Meli se lesionó y tuvo que salir.

En el complemento, fue un ida y vuelta. Boca se acercó al arco de Conde, y Nacional también al de Orión; aunque no fueron profundos. Pablo Pérez probó desde afuera, también Santiago Romero y el arquero local tuvo que esforzarse para desviar el remate. Lo mejor de Boca se dio cuando Tevez participó del juego. Carlitos se hizo cargo de la pelota, pero en sintonía con el resto del equipo, se apuró de más para resolver. Para colmo, los de la Ribera tuvieron una de esas noches llenas de infortunios, porque a los 23 minutos, Chávez se retiró lesionado, el segundo cambio obligado que tuvo que hacer Guillermo. Pavón volvió a hacer soñar a Boca. Hasta el momento había sido de lo mejor del Xeneize. A los 27 minutos, apareció por derecha, recibió un pase perfecto de Leonardo Jara y dentro del área sacó un remate cruzado impecable. El joven jugador boquense –amonestados a los 21– se pasó en el festejo, se sacó la camiseta y el referí brasileño Heber Lopes lo echó. Los dos equipos prefirieron no perder, antes de quedar afuera por un error evitable y la llave se definió desde los doce pasos.

Arrancó el capitán Diego Polenta, efectivo al palo derecho de Orión; Tevez fue el primero de Boca y, al otro poste, puso el 1-1; Mauricio Victorino pateó al centro y Díaz, al mismo sitio que Carlitos: 2-2; Fernández –arriesgado-, la picó y en la réplica, Conte se lo atajó a Pérez, que también había elegido patear a su derecha: 3-2; Orión corrió el error de Pérez, pero Insaurralde no lo hizo valer, le pegó muy anunciado y Conte lo atajó. Romero tenía la chance de cerrar la clasificación, pero el 1 de Boca volvió a atajar y Fabra, con personalidad, puso el 3-3. En el siguiente, a Orión le bastó para quedarse parado, Carvallo pateó muy mal al centro. Fue cuando el camino quedó labrado para los argentinos, y Carrizo no falló.



Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído