El clima en Neuquén

icon
Temp
66% Hum
La Mañana Ezeiza

Detuvieron en Ezeiza al hombre que viajó a España para acosar a su ex mujer

La Policía lo atrapó en Madrid, tras descubrir que había pegado con cinta adhesiva un celular debajo del auto de la mujer para poder seguirla vía GPS.

Carlos Marcelo Di Stefano, un hombre de 56 años, fue detenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza apenas puso un pie en suelo argentino. Di Stefano viajó a España con el objetivo de acosar a su exesposa, quien había buscado refugio en Madrid para mantenerse alejada de él y proteger a sus hijos de su constante hostigamiento. Sin embargo, el acosador fue arrestado luego de que las autoridades españolas perdieran la conexión con la pulsera electrónica que le permitía ser monitoreado y garantizar la seguridad de la víctima.

Alejandra, la expareja de Di Stefano, vivía en las afueras de Madrid junto a su nueva pareja y sus hijos. La decisión de establecerse en España fue una medida de seguridad para poner distancia entre ella y su acosador. Sin embargo, su tranquilidad se vio interrumpida la semana pasada cuando descubrió un celular con cinta adhesiva debajo de su auto en la cochera. El dispositivo estaba registrado a nombre de Carlos Marcelo Di Stefano, lo que confirmaba sus sospechas de que él la estaba vigilando.

Los investigadores confirmaron que Di Stefano había activado una tarjeta prepaga en el celular y, al ver que el GPS indicaba que el dispositivo se encontraba en la comisaría, decidió adelantar su regreso a Argentina, comprando un nuevo pasaje para el mismo día. Sin embargo, la policía logró impedir su salida y lo detuvo en el aeropuerto de Ezeiza.

Una vez arrestado, Di Stefano negó todas las acusaciones y trató de invertir los hechos, afirmando que su viaje a Madrid era para retomar el contacto con sus hijos, acusando a Alejandra de alejarlo de ellos.

acosador. Celular. GPS.jpg

Los registros revelaron que Di Stefano ingresó a España el 24 de abril y pasó los primeros días en un hostal en la capital. Luego alquiló un automóvil y se dirigió al barrio donde vivía Alejandra, pasando las noches en el vehículo. Los detectives concluyeron que estuvo vigilando de cerca a su expareja, lo que generó una preocupación extrema por la vida de Alejandra.

La jueza encargada del caso en España determinó que existían indicios suficientemente importantes para considerar a Di Stefano sospechoso de un delito de acecho, estando su intención de atentar contra Alejandra en plena consideración. Preocupada por la seguridad de la víctima y su familia, la jueza emitió una orden de prohibición de aproximarse a Alejandra y sus hijos menores de edad en un radio menor a mil metros, así como la prohibición de comunicación en cualquier medio. Además, se le impidió la entrada y permanencia en Pozuelos de Alarcón, lugar donde vive la denunciante y su familia. Para garantizar su integridad física, se ordenó la colocación de una pulsera electrónica a Di Stefano.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario