Parrilli y los espías online

El espionaje a opositores y periodistas, un tema de nicho recurrente, explotó al público masivo tras conocerse las escuchas del falso abogado Marcelo D’Alessio pidiendo coimas al empresario Pedro Etchebest para que el fiscal Carlos Stornelli no lo incluyera en la causa de los cuadernos. Pero el hábito de espiar en el submundo cloacal de la política de los servicios de inteligencia tiene varias décadas y todos los presidentes han echado mano, de alguna manera, a los espías para torcer el rumbo de la política. Ayer, el ex secretario de la Presidencia durante el kirchnerismo y ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, denunció que las intervenciones que le hicieron a él en los diálogos telefónicos con Cristina Kirchner “eran online, que solo se hacen en secuestros extorsivos para advertir los movimientos de los delincuentes”. Se trata de un monitoreo las 24 horas del día, no solo en la línea telefónica, sino en las redes de Whatssap, micrófonos y cámaras de dispositivos. Parrilli, en declaraciones al programa Navarro 2019, sostuvo que ninguna de estas operaciones con esta tecnología se puede hacer a espaldas del presidente Mauricio Macri. La oposición, en forma cíclica, denuncia cada tanto el sistema de espionaje en Argentina. En el pasado fue Elisa Carrió la que tuvo el aparato de inteligencia encima, algo que se le atribuye a Néstor Kirchner. Parrilli, quien estuvo casi un año dentro de La Casa, como se conoce al organismo, sabe que se trata de una entidad que ya tiene vida propia, y que más allá de los requerimientos del Poder Ejecutivo, hoy resulta complejo disciplinar a una tropa de espías (ex militares y policías) que reportan en operaciones por su cuenta. En este mundo, ya nadie parece estar salvado.

El neuquino y hombre de confianza de CFK denunció que todo el día espiaban su vida y apuntó contra Macri.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído