Pechi moderó el aumento de taxis para evitar enojos

Sube un 15% que estaba atrasado y se patea para adelante otro 10%.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquén. Todavía no termina de aplicarse un aumento en los taxis y ya hay otro en espera. El próximo miércoles 16, los usuarios comenzarán a pagar la tarifa un 15 por ciento más cara, como se había anunciado, lo que llevará la bajada de bandera a 23,35 pesos. Pero, además, hay otra suba que estaba prevista por ordenanza a partir del 2 de mayo, que quedó aplazada para más adelante. Para evitar la furia de los usuarios, el Municipio resolvió “patear” ese segundo incremento hasta dentro de un par de meses. Los propietarios de taxis tiraron la bronca porque no se unificó la suba (ver nota vinculada).

El lunes que viene, los taxistas actualizarán sus relojes para subir la tarifa un 15 por ciento. Fernando Palladino, subsecretario de Transporte, explicó que los vecinos notarán el incremento “a partir del martes o miércoles”, cuando todos los coches estén listos. La bajada de bandera pasará de 20,15 a 23,35 pesos, mientras que la ficha de cien metros se irá de 2 a 2,35.

Ese incremento estaba pendiente desde hace seis meses. Por eso, en pleno invierno, habrá una segunda actualización, que elevaría la bajada de bandera otro 10 por ciento, hasta unos 25,7 pesos aproximadamente.

Por ordenanza, los taxis aumentan sus precios dos veces al año: en noviembre y en mayo. La tarifa se acomoda según lo que cuesta un litro de eurodiésel en las estaciones de YPF, sin el subsidio patagónico.

En 2017, cuando llegó el turno de la actualización de noviembre, hubo un problema gramatical que complicó el aumento. YPF rebautizó su combustible “infinia diésel” en lugar de “eurodiésel” y, aunque sólo cambió una palabra, los funcionarios municipales y los taxistas se pasaron meses decidiendo cómo solucionar ese tema.

Finalmente, resolvieron habilitar el aumento por decreto y pedir a los concejales que acomoden la ordenanza al nuevo nombre del diésel premium. Sin embargo, tardaron tanto en ponerse de acuerdo que llegaron a mayo, cuando corresponde subir la tarifa otra vez.

Palladino indicó que no esperaban que un aumento se junte con el siguiente y que entienden que el usuario no soportaría la suma de dos subas. “Por eso, vamos a esperar a que el Concejo Deliberante modifique la ordenanza y recién después se va a trabajar con la actualización de mayo”, informó.

Ese proceso puede demorar al menos dos meses más, precisó, ya que todavía no comenzó a tratarse en el Deliberante la propuesta de cambio en la redacción.

Aclaró que, cuando llegue el segundo aumento, será equivalente a lo que valía el litro de “infinia diésel” el 2 de mayo, tal como indica la ordenanza. No incidirán ni los últimos cambios en el dólar ni los posteriores incrementos de combustibles. Eso implica que la bajada de bandera rondará después de julio los 25,7 pesos.

Y, para fin de año, cuando el bolsillo de los vecinos ya se haya acostumbrado a la nueva tarifa, llegará la actualización de noviembre.

Había una suba pendiente desde noviembre, que se aplicará la semana que viene. Y la que correspondía desde el 2 de mayo quedará congelada.

Los propietarios quieren que se unifique la suba

El titular de la Asociación de Propietarios de Taxis de la ciudad, Darío Grassi, aseguró a este diario que la demora en actualizar la tarifa perjudicó económicamente a los dueños de los vehículos y advirtió que pedirán a la Municipalidad que se “unifiquen” las próximas subas, para no seguir perdiendo plata.

Grassi señaló que el incremento tarifario de noviembre, que se postergó hasta la semana que viene, “hizo que nosotros estemos pagando un costo adicional hace meses, donde quedamos por debajo de lo que cobran los taxis de Plottier y Cipolletti”.

Contó que cada vez que se implementa un aumento de tarifa los propietarios de los taxis tienen “que parar todos los coches y pagar el relojero (que pone a punto el medidor de tarifario) más los impuestos”. Explicó que esa movida los hace perder recaudación.

Por eso, agregó que van “a ver con el Ejecutivo alguna forma para que se unifique el aumento pendiente con el de mayo, si se puede hacer rápido, para no tener que hacer todo dos veces”.

El dirigente de la asociación de empresarios sostuvo que si no es posible hacerlo la semana que viene, harán la solicitud “para que así sea más adelante”.

taxis

La ordenanza fue emparchada en varias ocasiones

La ordenanza que regula las tarifas de taxis sufrió cinco modificaciones desde 2011. Si ahora se corrige el nombre del combustible de referencia, será el sexto cambio en siete años.

En 2011, el Concejo estableció una actualización anual para los taxis según el cálculo de los costos. Casi en simultáneo, sumó una tarifa diferencial nocturna, más cara. Luego, en 2012, se decidió pasar a dos ajustes automáticos al año, tomando como referencia el valor de un litro de eurodiésel, para evitar dilaciones.

En 2016, se modificó la ordenanza para evitar una baja en el precio de referencia por el subsidio patagónico a los combustibles.

En 2017, a pedido de los taxistas, se amplió la tarifa nocturna. Poco después, se incrementó la proporción de la ficha al 10 por ciento de la bajada de bandera, también por un reclamo de los propietarios de los coches.

LEÉ MÁS

Aumentan los taxis un 4% y evalúan otra suba del cole

Los dueños de los taxis dicen que la tarifa subirá un 15%

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído