Pelosi, presidenta del Congreso

Los demócratas obtuvieron una plaza clave en Estados Unidos.

Estados unidos. Nancy Pelosi, representante de California, sumó 220 votos y así se convirtió en la nueva presidenta de la Cámara Baja de los Estados Unidos, por delante del candidato republicano, Kevin McCarthy, que recibió 192. Dos miembros no votaron, 18 emitieron su voto a favor de otras personas y tres legisladores votaron “presente”.

Pelosi, quien se convirtió en 2007 en la primera mujer elegida presidenta del Congreso estadounidense, recuperó el cargo. A los 78 años, la representante por San Francisco pasó a ser la principal voz de la oposición y a ocupar el tercer cargo más importante del país, después del presidente y del vicepresidente.

Te puede interesar...

“Trump estaba acostumbrado a gobernar con un Congreso republicano, con una Cámara de Representantes y un Senado débiles con él. Este no será el caso: la supervisión del Congreso al Gobierno es nuestra responsabilidad”, advirtió la recientemente elegida.

Los demócratas, que recuperaron el control de la Cámara Baja tras las elecciones legislativas, tendrán la oportunidad ahora de abrir investigaciones sobre el Ejecutivo a través de distintos comités de esa cámara, como el judicial. Pelosi planea enfrentar a Trump en diferentes frentes, desde investigar las muertes de niños inmigrantes bajo la custodia de Estados Unidos hasta exigir las declaraciones de impuestos del mandatario. Otra objetivo será proteger la labor del fiscal especial Robert Mueller, encargado de la investigación conocida como “trama rusa” y ampliamente criticado por Trump.

Votos: La californiana se impuso con 220 votos ante el republicano Kevin McCarthy, con 192.

El Pentágono le apunta a China

El nuevo secretario de Defensa estadounidense, Patrick Shanahan, fijó a China como una de las prioridades para sus objetivos, en su primer día completo al frente del Pentágono. Shanahan instó al personal del departamento que dirige a centrarse en la estrategia de defensa nacional, que se adapta a una nueva era de “gran lucha de poder” con Rusia y China.

Estados Unidos acusa a Pekín de llevar a cabo prácticas de espionaje militar y económico, y calificó de coerción económica la iniciativa china de la Nueva Ruta de la Seda, una ambiciosa red de infraestructuras y comercio en el extranjero.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído