Perro salvó a tres nenes de que los muerda una víbora

El animal, herido por la serpiente, agonizó hasta recibir el antídoto.

Mendoza. Simón es el nombre de uno de los seis perros adoptados que tiene Valeria. Aunque, claro, por más que no quiera, desde ahora él es su favorito. Y no es para menos: su mascota, raza “perro”, se convirtió en héroe, en el ángel guardián de lo más importante que tiene su vida: su tres hijos. Porque estos podrían haber sido atacados por una víbora yarará si no fuera porque Simón se interpuso en el camino y espantó a la serpiente, aunque no salió ileso. Precisamente, una mordedura le provocó una fuerte inflamación y dificultades para respirar. Después de mucho trajinar, y con el tiempo que comenzó a jugarle en contra a la salud del animal, Valeria logró que a su perro le dieran el antídoto que lo sacó de la agonía y ahora lo tiene en plena recuperación en su casa.

Valeria es madre de Morena de 8 años, Benjamín de 5 y Camila de 1, y vive en una casa en la zona de El Challao, en la precordillera, al oeste de la ciudad de Mendoza. La mujer es perfectamente consciente de que sus hijos, o alguno de ellos, pudieron ser picados por la víbora y que el que se terminó llevando la peor parte fue el perro. Por eso comenzó a insistir para que le dieran el antídoto que le salvara la vida. Pero en el serpentario y en el hospital de enfermedades infecciosas no se lo concedían por una sencilla razón: las dosis son para los humanos y no para un perro. A pesar de que ofreció pagarlo, la negativa siguió siendo rotunda y la tristeza que la invadía a Valeria era tan grande como el enojo que le producía esto, dado que ella estaba segura de que de no haber sido por Simón, cualquiera de sus cachorros humanos podría haber sido el mordido. Fue por esto que decidió contar su historia en las redes sociales y su pedido de viralizó de tal manera que llegó a oídos de la Secretaría de Ambiente mendocina, que intercedió en favor de que el perro recibiera el salvador suero antiofídico.

Te puede interesar...

12 horas pasaron entre la mordedura y la aplicación del antídoto

La dueña de Simón tuvo que batallar contra las reglas: los antídotos son para las personas y no para los perros. Tras mucho insistir y viralizar su pedido en redes, logró la autorización.

“Simón está mejor. Tenemos que esperar que no queden secuelas porque el veneno es complicado a nivel interno”, explicó la mujer en declaraciones a Clarín. En esa nota, contó que integra la agrupación Mascoteras de Corazón, lo que justifica más aún su amor por los perros.

“Simón les salvó la vida a mis hijos porque si no la víbora los podría haber picado a ellos. Ahora está mejor, esperemos no le queden secuelas”. Valeria Centeno. Madre de los tres niños y dueña de Simón, el perro héroe

Los seis que tiene en su casa comenzaron a ladrar cuando vieron a la serpiente y sus hijos, que estaban en el patio, a gritar. Valeria corrió desde el lavadero hacia sus niños y los puso a salvo en el interior de su casa, luego entró a sus perros y ahí se dio cuenta de que Simón estaba herido.

Las víboras yarará miden hasta un metro y medio de largo y no es común verlas entre la gente porque suelen moverse en el campo. Igual, anualmente suele atenderse una decena de casos de picaduras de serpiente en humanos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído