El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana pinot noir

Pinot Noir, la cepa insignia de la Patagonia, les abre paso a los vinos espumantes

LMNeuquén entrevistó a tres enólogos, quienes explicaron las razones de este fenómeno en el mercado de los vinos.

A lo largo de los años,el Pinot Noir ha ido escalando posiciones hasta convertirse en uno de los vinos insignia de la Patagonia. Hoy esta cepa cobra un rol preponderante en el impulso del mercado de otro producto también en franco crecimiento: el de los espumantes.

Con un desarrollo sostenido durante las últimas dos décadas y el innegable empujón de la película Entre copas (Sideways, 2004), el Pinot Noir ha ido ganando adeptos en la Argentina y en el mundo. No en vano, este varietal –que celebra su día cada 18 de agosto– ha sabido ganarse el mote de "Príncipe de los vinos".

Te puede interesar...

De acuerdo con el informe publicado en agosto pasado por la Dirección de Estadísticas Públicas y Relaciones Institucionales del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), en 2020 se han registrado un total de 1993 hectáreas cultivadas con Pinot Noir. Cifra que la ubica dentro de las 20 variedades con mayor superficie de la Argentina.

Por su gran adaptabilidad al frío, las tres provincias del país donde más se cultiva Pinot Noir son Mendoza, con 1468 hectáreas (73,7 por ciento); Neuquén, con 239 hectáreas (12 por ciento); y Río Negro con 127 hectáreas (6,4 por ciento). En el norte de la región patagónica, principalmente en la zona de San Patricio del Chañar y el Alto Valle, este crecimiento se ha capitalizado no solo en un incremento de su cultivo y producción sino que ha traccionado el mercado de los espumantes.

EvoluciónPinotNoir.PNG
Fuente: Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV)

Fuente: Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV)

Leonardo Puppato (52) es licenciado en Enología e Industrias Fruhortícolas y actualmente es el gerente de Producción y Enología de la Bodega Familia Schroeder. Miembro de la firma de San Patricio del Chañar desde el 2002, ha participado desde el primer día en el desarrollo y diseño de este proyecto. Entrevistado por LMNeuquén, el especialista explicó cuál es la particularidad del cultivo y producción del Pinot Noir y cómo esta cepa ha ido ganando terreno en el mercado interno como en el resto del mundo.

Ante la consulta sobre el crecimiento de la producción de la variedad, Puppato explica que lo que ha ido creciendo es el carácter cualitativo de las plantas y, luego de su elaboración, del producto final. “La producción de Pinot Noir se ha mantenido en estos últimos años: no se han plantado, en general, viñedos nuevos. Sí se viene trabajando en parcelas clonales. Parcelas que estamos orientando a las diferentes líneas de producto. Estamos viendo el mejor tipo de suelo y adaptación del clon para cada vino (tranquilo) o espumante que vamos a elaborar”, precisa.

Durante la última década, el interés por esta variedad ha ido en aumento. Y eso ocurrió tanto fronteras adentro como fuera de nuestro país. “Lo que ha crecido es la demanda de Pinot Noir. Acá, en la Argentina, es un fenómeno que se ha venido dando en los últimos 10 años. En el exterior buscan cada vez más los Pinot Noir de la Patagonia por su lindo color, matiz, intensidad aromática, fruta fresca, marcada acidez, untuosidad en boca y complejidad”, enumera Puppato.

Saurus Select Pinot - copa .png
El Pinot Noir Saurus Select, uno de los productos que elabora la Bodega Familia Schroeder.

El Pinot Noir Saurus Select, uno de los productos que elabora la Bodega Familia Schroeder.

Como uno de los responsables de los productos de la firma chañarense, Puppato remarca que la firma se especializa en hacer diferentes estilos de Pinot Noir, variedad para la que tienen un sector adaptado para tal fin. “En el viñedo somos muy cuidadosos con el desarrollo de esta variedad, es nuestra mimada. Nuestros clientes y consumidores nos buscan por este vino, porque tenemos una amplia gama de estilos y precios. En el mercado interno tenemos 10 productos 100 por ciento Pinot Noir, entre vinos tranquilos y espumantes. A esto se le suman los vinos de exportación con los que llegamos a más de 25 países”, destaca.

Sobre su faceta de componente base para los vinos espumantes, Puppato califica al Pinot Noir como “una pieza clave”. “Se lo utiliza solo o combinado con otros varietales como el Chardonnay, el Semillón y el Sauvignon blanco. Se lo puede elaborar en blanco, rosado y tinto, es muy versátil. Aporta mucha boca, complejidad y fineza en los espumosos. Cada enólogo elige en qué porcentaje ponerlo, pero siempre es un aporte positivo. Unos de los clones más usados para elaborar espumantes son el 777, 113 y 521”, especifica.

De los diferentes productos que se elaboran con Pinot Noir, Puppato destaca al espumante Rosa de los Vientos. “Es un espumoso Nature Rosado de menos de 3 gramos por litro de azúcar residual, es bien seco, pero a la vez muy muy frutal, ya en la vista te atrae, es un producto que ha tenido un crecimiento sostenido en los diferentes mercados y que le gusta al público en general, sin distinción de edades ni género, y eso es bueno. Es un 100 por ciento Pinot Noir y es un charmat largo. Es un referente del mercado en su gama de precio”, describe.

RosaDeLosVientos2400x1356.jpg
Rosa de los Vientos, el espumante de Bodega Familia Schroeder elaborado 100 por ciento a base de Pinot Noir.

Rosa de los Vientos, el espumante de Bodega Familia Schroeder elaborado 100 por ciento a base de Pinot Noir.

Mendocino de origen, Lucas Quiroga (43) hace años que se ha radicado con su familia en San Patricio del Chañar. Al igual que Puppato, es uno de los enólogos que han hecho docencia en la región y desarrollado equipos de trabajo de excelencia en el sector. Como residente de la Bodega Malma, junto al ingeniero agrónomo Marcelo Canatella y al asesor Hans Vinding, brega por el desarrollo de los productos de la firma. En diálogo con este medio, el experto detalló qué es lo que sucede con el también denominado “Príncipe de los Vinos” per sé y cómo impacta en los vinos espumosos.

“El Pinot Noir es una variedad estrella de la Norpatagonia. Lo que sucede en la Patagonia norte, en el Alto Valle de Neuquén y Río Negro, pero sobre todo en el Chañar, donde el clima tiene muy buenas amplitudes térmicas, es único. Cuando se está formando el fruto, esta cepa logra un buen color, aroma y acidez. Eso nos permite obtener tanto vinos tintos de guarda, de alta gama, como los del año, que son para consumo más rápido”, explicó Quiroga.

malma patagonia pintor noir.jpg
Pinot Noir Chacra La Papay de Bodega Malma

Pinot Noir Chacra La Papay de Bodega Malma

Sobre los cuidados en torno a su producción, Quiroga precisó qué aspectos no deben perderse de vista y precisó el porqué esta variedad es mucho más demandante que otras cepas como el Malbec o el Cabernet Sauvignon. “(El Pinot Noir) tiende a hacer muy rápido su madurez azucarina, pero quizás no es así la madurez polifenólica. El desafío tanto para el ingeniero agrónomo como para el enólogo es lograr que las dos maduraciones sean parejas. Además es una variedad muy sensible a los calores, por lo que hay que cuidar que no reciba más mucho sol. A la hora de la vinificación (esto es, de hacer el vino en bodega) es la que menos color tiene. Para hacer la cesión de color hay que hacerlo de manera cuidadosa”, enumeró.

Respecto a la presencia de la cepa en Bodega Malma, Quiroga precisa que tienen plantadas 16 hectáreas. Con esta variedad producen tres vinos tintos (Chacra La Papay, Reserva de Familia y Rara Avis) y un espumante Brut Nature (compuesto en un 70 por ciento de Pinot Noir y el 30 por ciento restante Chardonnay). “Está creciendo a nivel general, pero los mercados que más lo demandan son Reino Unido y Brasil”, comentó.

Malma_BrutNature_Bozal (1) (1).png
Brut Natura, el espumante de Bodega Malma en el que el Pinot Noir desempeña un rol magistral.

Brut Natura, el espumante de Bodega Malma en el que el Pinot Noir desempeña un rol magistral.

También oriundo de Mendoza, Horacio Bibiloni (47) está radicado desde hace años en General Roca. Desde el año 2003 es el enólogo responsable de la Bodega Humberto Canale. Previo a su viaje de trabajo a Lima, el especialista compartió su visión y proyecciones para la vedette de la región.

“Muchos de los viñedos nuevos que se están plantando son Pinot Noir. Representan el 10 por ciento de las 150 hectáreas totales. Cuando mirás esa superficie, en relación al total de la Argentina, te das cuenta que estamos bastante encima de la media. Si miramos las proyecciones creemos que es el camino correcto, hacemos el diferencial respecto a otras zonas vitivinícolas de nuestro país”, opina Bibiloni.

PinotNoirHumbertoCanaleCorchos.jpg
Pinot Noir Estate, uno de los productos de la variedad tinta que elabora la Bodega Humberto Canale.

Pinot Noir Estate, uno de los productos de la variedad tinta que elabora la Bodega Humberto Canale.

A la explicación de Quiroga sobre las particularidades del cultivo y vinificación del Pinot Noir, Bibiloni destaca otras tres cualidades que no se deben perder de vista. “Desde la parte enológica, es una variedad donde hay que tener mucho cuidado al momento de cultivar, con la maceración del alcohol y en la elección de la madera, ser muy selectivos en la elección de las barricas. Es una variedad un poco caprichosa”, sostiene.

La Bodega Humberto Canale elabora en la actualidad tres tipos de vinos tranquilos con la cepa Pinot Noir. “Todos comienzan de la línea media hacia arriba: El Pinot Noir Humberto Canale Estate; el Pinot Noir Humberto Canale Vineyard, de una viñedo plantado en el año 1969; y el Pinot Noir Humberto Canale Gran Reserva, que proviene de dos o tres parcelas que tenemos identificadas”, explica Bibiloni.

Para el 99 aniversario de la fundación del establecimiento, celebrado en 2008, la bodega más antigua de General Roca desarrolló su primer espumante y luego sumó otro. En ambos casos, el “príncipe de los vinos” es un elemento base.

PinotNoirCartelBHC.jpg
La identificación de una de las parcelas de Pinot Noir en la Bodega Humberto Canale.

La identificación de una de las parcelas de Pinot Noir en la Bodega Humberto Canale.

“Nosotros elaboramos dos espumantes. elaboramos dos un Extra Brut que tiene 50 por ciento de Semillón, 30 por ciento de Pinot Noir, 10 por ciento de Merlot y 10 por ciento de Sauvignon blanc; y uno dulce rosado cuya composición es 52 por ciento de Semillón, 36 por ciento de Chardonnay y 12 por ciento de Pinot Noir”, diferencia.

El posicionamiento que está teniendo el Pinot Noir de Patagonia viene de la mano del prestigio del producto. Un reconocimiento que no solo tiene adherentes en Argentina, sino en otras latitudes. “Nos está ayudando mucho en el crecimiento de todos los mercados en general. El 60 por ciento de la producción se vende al mercado interno y el 40 restante, se exporta. Los países que más nos compran son Canadá, Estados Unidos, Inglaterra y, algo más incipiente por su volumen –semejante a un continente– y expectativa de ampliación, Brasil”, concluye Bibiloni.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario