Pisa fuerte

En lo que va del año, el cine local recaudó la mayor taquilla de la última década. Los argentinos han perdido el prejuicio de ver producciones nacionales.

Buenos Aires.- En los últimos tiempos, las producciones locales fueron desarticulando el cliché de que el cine argentino es aburrido y poco atractivo, por lo que desde 2008 viene creciendo a ritmo sostenido. La taquilla tuvo un buen rendimiento el año pasado y, en lo que va de 2016, las salas tuvieron la mayor recaudación de la última década: más de 4 millones de espectadores en cinco meses, un 129 por ciento más que el conseguido en el mismo período en 2015, según Ultracine.

Estas cifras incluyen tanto títulos cien por ciento nacionales, como Me casé con un boludo -y sus 2.006.091 espectadores-, como coproducciones al estilo de El hilo rojo y Al final del túnel que, por ahora, cortaron 691.121 y 269.369 tickets respectivamente, o Kóblic, con 296.898. A estos films se suman otros con menor repercusión comercial pero con éxito en festivales y buenas críticas.

Taquilla: Con más de 2 millones de espectadores, Me casé con un boludo fue el film más visto del 2016.

Fenómeno mundial

En diálogo con La Nación, Axel Kuschevatzky, guionista y productor de cine, afirmó: “Desde 2008 a esta parte es mayor el share -porcentaje de mercado que el cine argentino tiene sobre el cien por ciento de las entradas-, fue subiendo de manera interesante, sin hablar de la cantidad de películas argentinas que pasaron la barrera de entre 100.000 y 300.000 espectadores”. Para Kuschevatzky, el “fenómeno de la película local” no es exclusivo de nuestro país, sino que está en auge en todo el mundo. “Los films más vistos en Francia son franceses, en España son españoles”, argumentó el especialista, y destacó también la importancia del acceso a la tecnología y su abaratamiento. “Hoy trabajamos prácticamente con las mismas herramientas que se usan en Hollywood”, sostuvo.

A su vez, el cineasta Hernán Guerschuny explicó: “El tiempo fue fundamental para que los directores crecieran. Contamos con una ley de promoción de nuestro cine que data del año 94. Hubo veinte años de ensayos y errores, de depuración de viejos vicios. Además, fue importante que distribuidoras con posición dominante en el mercado como Disney y canales como Telefe entiendan el cine como un buen negocio y apuesten a él”.

“Hubo un regreso al cine de autor que causó un reencuentro con el público. Son de películas que expresan la mirada de un director pero que, al mismo tiempo, son accesibles para la audiencia en su formulación narrativa. Campanella, Szifron, Trapero son ejemplos”, añadió Kuschevatzky.

Las comedias son las preferidas

Encuestas anuales vinculadas a Telefe e Ibope indican que en la Argentina la gente decide qué películas ver en función del género y después por los actores. Comedias como Me casé con un boludo encabezan la lista.

Premiada, Fonzi volvió a mostrar su faceta social

Dolores Fonzi ganó la estatuilla a mejor actriz del cine iberoamericano y en su discurso pidió por la joven que está condenada por homicidio tras haber sufrido un aborto espontáneo. Como La patota, la película por la que ganó la estatuilla en los premios Platino, el discurso de la actriz estuvo cargado de compromiso social.

“Quiero dedicarles el premio a las mujeres víctimas de violencia, víctimas de discriminación para que el Estado deje de oprimir nuestros derechos”, dijo Fonzi al recibir su premio, y agregó: “Libertad para Belén, porque Belén somos todos y sin libertad no somos nada”. Acto seguido, mostró un cartel con la inscripción “#LibertadparaBelén”.

El caso de Belén comenzó el 21 de marzo de 2014 cuando llegó a la guardia del hospital Avellaneda de San Miguel de Tucumán con una hemorragia vaginal intensa. Ella no sabía que estaba embarazada y que estaba sufriendo un aborto espontáneo. En abril de este año, los integrantes de la Sala III de la Cámara Penal de Tucumán (Dante Ibáñez, Néstor Macoritto y Fabián Fradejas) la condenaron a ocho años de cárcel por “homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía”.

Otros ganadores

Guillermo Francella se llevó otro galardón como mejor intérprete masculino por El clan, el film de Pablo Trapero que narra los crímenes de la espeluznante familia Puccio en los ‘80.

El abrazo de la serpiente, que compitió en los Oscar, fue elegida como mejor película. Además, arrasó en otros rubros como Dirección, Música Original, Montaje, Dirección de Arte, Fotografía y Sonido.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído