Policía terminó en el hospital luego de una lluvia de piedras cuando detenían a un joven

Ocurrió este lunes a la madrugada en barrio Hipódromo. Habían intentado controlar al conductor de una moto pero se evadió. Cuando lo detuvieron, los vecinos agredieron a los uniformados a pedradas. Uno de los efectivos terminó con la cabeza cortada.

Un efectivo policial con un corte profundo en la cabeza fue el saldo de un operativo en barrio Hipódromo luego de que un joven evadió un control y al ser demorado, derivó en una lluvia de piedras por parte de los vecinos del sector. El hecho se produjo poco después de las 2, en la madrugada de este lunes.

El comisario inspector Henry Leppe comentó a LU5 que durante un patrullaje en el barrio del oeste neuquino, "el personal observó una moto 110cc que circulaba sin luces reglamentarias y en actitud sospechosa". Y agregó: "Cuando procedió a la identificación se escaparon, evadiendo el control y se dio a la fuga por la calle Necochea".

Te puede interesar...

Según narró el coordinador de la zona Oeste de la Dirección de Seguridad de la Policía "el recorrido finalizó hasta la calle 5, donde ingresaron a una vivienda y dejaron la moto, y ante la presencia policial presentan una documentación del rodado".

Leppe indicó que para corroborar la información se lo demoró al joven de 21 años y se procedió al traslado a la comisaría 18ª "cuando un grupo de vecinos comenzó a arrojar piedras al personal entorpeciendo el operativo". Y agregó: "Fue allí que un objeto contundente le impactó a un efectivo en la cabeza, causandole un corte profundo y numerosas escoriaciones". El uniformado fue trasladado al hospital Heller.

LEÉ MÁS

Policía baleado por motochorros: "Temí por mi vida, pero por suerte la puedo contar"

Escapó de la policía porque tenía marihuana y terminó destruyendo su auto de alta gama

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído