El clima en Neuquén

icon
Temp
86% Hum
La Mañana U22

Internos de la U22 limaron tres barrotes y planeaban una fuga

En el pabellón donde estaba la reja dañada están alojados Claudio Daniel "El Buey" Antigual y Claudio "El Barón" Ramos, señalados por el crimen del panadero.

En una requisa de rutina, personal penitenciario de la U22 de Cutral Co fueron sorprendidos por un hallazgo inusual: tres barrotes de la reja de un pabellón habían sido limados y un hueco que podría haber tranquilamente habilitado una fuga estaba escondido detrás de una chapa.

Según informaron medios de la comarca, personal de la unidad descubrieron durante una requisa realizada en horas del lunes, el faltante de tres barrotes de la reja del Pabellón 1, lo que dejaba un hueco por donde podía pasar una persona, el cual era oculto por una chapa.

"El hueco, que estaba en el pabellón N° 1 donde hay 6 presos, había sido tapado con un chapón por lo que era invisible a simple vista", explicaron desde la Policía.

Curiosamente, en dicho pabellón fueron recientemente fueron alojados Claudio Daniel "El Buey" Antigual y Claudio "El Barón" Ramos, los conocidos delincuentes de Cutral Co que hace unos 11 días quedaron en prisión preventiva tras ser acusados por la fiscal Silvia Moreira como coautores del crimen del panadero de Senillosa, Cristian Moya.

La reja limada daba a un patio, por lo que se estima que alguno de los seis internos alojados en ese sector planeaban en conjunto su fuga.

Los efectivos ya dieron aviso, se inició una investigación para descubrir a los responsables y secuestrarles el elemento utilizado para efectuar el daño a los barrotes. Además, se inició con las tareas de reparación.

La última fuga registrada en la provincia fue la de la Comisaría Tercera, en la capital neuquina, con cuatro delincuentes aun prófugos: Jimi Hendrix Castro Riquelme, Jorge Marcelo Loyola Sosa y Enzo Baschetto (condenados); y Franco Rutia y Lucas Cruces, quienes al momento de la fuga cumplían prisión preventiva.

fugados.jpg

El crimen del panadero

Dos de los delincuentes más peligrosos que se alojan en ese pabellón son Antigual y Ramos, quienes arribaron pocos días atras, acusados por un nuevo hecho que se suma a su largo prontuario. Ramos estaba bajo libertad asistida tras dejar la U22 meses atrás por autorización de la Justicia, pero Antigual la dejó a inicios de diciembre, cuando salió a trabajar en el marco de una salida transitoria y ya no regresó.

La fiscal Moreira les atribuyó los delitos de homicidio criminis causa, agravado por el uso de arma de fuego, en concurso real con robo agravado por el uso de arma, en carácter de coautores.

La teoría del hecho indica que en los primeros minutos del 10 de enero, el panadero estaba en el patio de su vivienda de calle Calixto Ceballos y dentro de su Fiat Cronos hablando por teléfono, cuando fue abordado por los acusados, que le exigieron su auto. Moya forcejeó con ambos y terminó recibiendo al menos cuatro disparos de arma de fuego en las piernas y la cadera.

Pese a estar herido, volvió a forcejar con los ladrones que ya estaban en el auto y en ese contexto, le ejecutaron un tiro en el tórax que terminó siendo la herida que le provocó la muerte, justo antes de darse a la fuga en el vehículo.

cristian panadero crimen auto (1).jpg

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario