El clima en Neuquén

icon
20° Temp
24% Hum
La Mañana gitanos

Por primera vez, dos gitanos irán a la cárcel por estafas

La jueza Ana Malvido impuso la pena a los hermanos Claudio y Nicolás Esteban, a quienes condenó el mes pasado por cuatro estafas cometidas en 2018.

Claudio Gustavo y Nicolás Esteban, los únicos hermanosgitanos que han recibido condenas por estafas en la venta de vehículos, se convirtieron en los primeros que irán a la cárcel por ese delito. Tras declararlos responsables por otras cuatro estafas cometidas en 2018, la jueza Ana Malvido impuso 1 año y 6 meses de cárcel a Claudio y 2 años a su hermano Nicolás. Además, se les unificó con la pena en suspenso anterior y ambos van 3 años a la cárcel.

Así lo anunció este martes la jueza de garantías Ana Malvido respecto de los hermanos Esteban, quienes fueron llevados a juicio el mes pasado por el fiscal de Delitos Económicos, Marcelo Jara. Las estafas de los gitanos que se sometieron a debate y que se lograron acreditar fueron cuatro, las cuales que databan del año 2018.

Te puede interesar...

Según logró probar Jara durante el debate, el ardid en los cuatro hechos investigados fue siempre el mismo: las víctimas iniciaban el contacto con los hermanos gitanos motivados por su intención de adquirir un vehículo que los sindicados publicaban en redes sociales o sitios de compra y venta online. Luego, viajaban a la capital neuquina para corroborar la existencia del rodado y, tras entrar en confianza con los supuestos vendedores y verificar que todo parecía legítimo, entregaban una suma de dinero como parte o totalidad del pago acordado por el vehículo.

El fiscal Marcelo Jara.
El fiscal Jara fue el que impulsó la acusación contra los hermanos gitanos por estafas.

El fiscal Jara fue el que impulsó la acusación contra los hermanos gitanos por estafas.

Sin embargo, siguiendo el mecanismo ya más que conocido, a la hora de concretar la transferencia del vehículo para su posterior entrega, los sospechosos indicaban distintos problemas que suponían trabas para finalizar la operación: como un vencimiento de la clave fiscal, la caída de un sistema, entre otras excusas.

De esta manera, finalmente el vehículo pretendido nunca se obtenía, pero tampoco la devolución del pago, y así se concretaban las estafas. En algunas ocasiones, además de un pagaré que nunca se saldaba, los acusados buscaban llegar a un resarcimiento mediante la entrega de otro vehículo o la devolución de parte del dinero, con lo cual finalmente los perjuicios denunciados en los cuatro casos fueron de 35 mil pesos, 14 mil pesos, 147 mil pesos y 96 mil pesos.

El defensor Alfredo Cury e incluso los propios gitanos acusados afirmaron en audiencia que en ningún momento se tuvo una intención maliciosa, y por ello correspondía sobreseerlos. Sin embargo, la magistrada a cargo coincidió con la postura del acusador y expresó a la hora de condenarlos: "La defensa no negó la existencia de los hechos (las estafas), ni tampoco los imputados. Empero, pretendieron enmarcarlos en cuestiones que se relacionaban a simples incumplimientos contractuales y fuera de la órbita del derecho penal", señaló, y opinó que "desde el inicio de las negociaciones, sabían y querían no cumplir con sus obligaciones y obtener un beneficio patrimonial ilícito".

Durante el juicio de cesura, el fiscal Jara hizo su pedido de imponer dos años de prisión efectiva a Nicolás Esteban y un año y seis meses a su hermano Claudio. En este sentido, argumentó una serie de agravantes para llegar a ellas, como la extensión del daño, las expectativas que tenían los damnificados de concretar las operaciones, el antecedente condenatorio previo que respetaba la misma mecánica, entre otros puntos.

Su contraparte, Cury, mencionó como atenuantes que sus defendidos, los hermanos gitanos, tuvieron una vida dura, que no tenían trabajo estable y que intentaron solucionar el conflicto con las víctimas. Por ello, solicitó la pena de dos meses de prisión efectiva para ambos.

Tras un cuarto intermedio de un día, la jueza coincidió con el pedido de la fiscalía, aunque no con la totalidad de sus argumentos. Puntualmente, se expidió sobre la extensión del daño demostrada y los antecedentes condenatorios por el mismo delito, los cuales "resultan de una intensidad mayor y suficiente para coincidir con la pena solicitada por la fiscalía. Considero justo, equitativo y proporcional imponer la pena de dos años de prisión a Nicolás Esteban y de un año y seis meses a Claudio Gustavo Esteban".

Asimismo, dio por revocadas las penas anteriormente impuestas, de dos y un año y medio de prisión en suspenso; y se las unificó con las nuevas; por lo que ahora deberán cumplir 3 años de prisión efectiva.

image.png

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.7422303473492% Me interesa
91.773308957952% Me gusta
1.0968921389397% Me da igual
0.91407678244973% Me aburre
3.473491773309% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario