¿Por qué casi no hay japoneses gordos?

Y eso que en ese país se consumen muchos hidratos de carbono.

Tokio.- ¿Cómo puede ser que los japoneses sean flacos si comen mucha cantidad de hidratos de carbono? ¿Por qué los obesos son una rareza en ese país? ¿Es una cuestión genética? Estas son preguntas recurrentes que, sin embargo, no tenían una respuesta concreta y convincente. Y parece que ellos también querían averiguarlo. Por eso, el Centro Nacional de Salud Global y Medicina en Tokio investigó y obtuvo una conclusión al respecto.

De este estudio participaron 80.000 personas, las cuales respondieron un cuestionario sobre su alimentación y estilo de vida, y se sometieron a un seguimiento detallado durante un proceso de 15 años.

La investigación demostró que la gente que sigue las recomendaciones alimentarias de Japón tiene un 15% menos de posibilidades de morir en comparación con las personas que no siguen esta dieta rica en cereales, pescado y productos derivados de la soja, pero que es muy baja en grasas.

Estudiaron a 80.000 japoneses durante 15 años y los resultados fueron contundentes.

Los japoneses tienen la segunda esperanza de vida más alta del mundo: el promedio es 83,1 años y sólo está por detrás de Mónaco. Y una tasa de obesidad que alcanza sólo el 3,5%. Es decir que, técnicamente, no existen las personas gordas entre los casi 127 millones de habitantes.

Los científicos que llevaron a cabo el estudio controlaban factores como la edad, el sexo, el índice de masa muscular, el tabaquismo, la actividad física total y el historial de hipertensión, diabetes y dislipidemia.

El responsable de investigación cardiovascular en el St. Luke’s Mid America Heart Institute, James Di Nicolantonio, reconoce que la dieta japonesa rica en hidratos de carbono funciona por la calidad de la comida, por las pequeñas porciones que consumen y por su intenso nivel de actividad física.

El profesional afirma que es la combinación única de macronutrientes lo que podría estar librando a los japoneses de la obesidad y las enfermedades metabólicas.

“Podemos aprender mucho de la salud de los japoneses; se trata de comer alimentos auténticos y de hacer ejercicio”, expuso este médico al HuffPost.

¿Cuál es la clave?

“Combinar un alto consumo de carbohidratos y grasas es la tormenta perfecta para la obesidad. Los japoneses tienden a comer muchos hidratos (sobre todo arroz y verduras), pero pocas grasas”, explicó Di Nicolantonio.

Este científico también argumentó que los nipones consumen mucho pescado (rico en omega 3) y pocos alimentos procesados. Además, el japonés medio camina más de 7000 pasos al día y ahora se ha instaurado la moda de llegar a los 10.000 pasos cada día.

“Si limitamos nuestro consumo de azúcares refinados y de aceites industriales de semillas, e incrementamos nuestro consumo de omega-3, entonces podremos tolerar un mayor consumo de arroz”, concluyó Di Nicolantonio.

“Para las personas con una elevada actividad física, seguir una dieta baja en grasas con un alto consumo de cereales no supone un problema para la salud ni una causa de obesidad”, sostiene la doctora Lydia Bazzano, investigadora de nutrición y diabetes de la Universidad de Tulane, pero remarca que “entre las personas menos activas, un alto consumo de carbohidratos, especialmente si son procesados, puede contribuir a una mala salud y/o a la obesidad”.

Así que la próxima vez que quieras hacer dieta, una buena opción será que, en lugar de eliminar los hidratos de carbono, pedirle a tu nutricionista que te asesore con la dieta japonesa. Por lo visto, es sana y saludable.

Las personas con obesidad severa pueden llegar a vivir ocho años menos

Que el exceso de peso puede repercutir en la cantidad de años que se viva es algo sobre lo que los especialistas hacen hincapié desde hace tiempo. Una investigación logró ponerles números a los años que se pierden por culpa de esos kilos de más.

Una persona con una obesidad moderada puede vivir tres años menos de lo esperado concluyó una investigación liderada por la Universidad de Oxford. Según otra investigación anterior, los años perdidos pueden llegar a 8 si se habla de obesidad severa.

Sin embargo, no se trata de estar en una situación crítica ya que señalaron que quienes tienen sobrepeso moderado podrían vivir un año menos.

¿Y qué pasa es nuestro país? La magnitud de la problemática adquiere relevancia si se toma en cuenta que la mitad de la población argentina tiene sobrepeso u obesidad, por ello los especialistas hablan de una posible pandemia si esta tendencia no se modifica con el tiempo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído