"Por ser local, tengo doble responsabilidad"

Camilo Echevarría confía en hacer una buena prueba en casa y que sea el puntapié para tener un gran año en la máxima categoría. "Es una carrera muy linda para nosotros", aseguró en la previa.

Camilo Echevarría será el gran anfitrión de esta fecha, como cada vez que el TC desembarca en Centenario. A diferencia de otras plazas a lo largo del país, el único representante neuquino en la máxima categoría del automovilismo argentino vive de manera especial el fin de semana y sabe que todos los ojos están posados sobre su auto.

En esta oportunidad intentará mejorar su performance en un escenario donde la suerte le ha sido esquiva en la mayoría de las oportunidades. A bordo de la Chevy del equipo Alifraco Sport, Camilo buscará meterse en los puestos altos luego de un debut que, si bien no fue el mejor, sirvió de prueba para mejorar el auto de cara a la segunda fecha.

“La verdad es que para Viedma habíamos llegado con lo justo con el auto pero ahora se desarmó íntegramente y se armó como corresponde para funcionar bien. Tenemos confianza en que llega todo en óptimas condiciones”, evaluó el piloto neuquino, quien no pudo probar esta semana pero que espera que todo salga de acuerdo a lo planificado durante el finde. “Yo creo que hasta que no salgamos a pista no vamos a saber para qué estamos, pero un objetivo es estar entre los diez primeros, sería un resultado muy bueno”, agregó.

La presión del local

Echevarría sabe que la demanda de estar en su provincia natal le genera una carga extra, pero al mismo tiempo asume la responsabilidad y está presente en cada detalle dentro y fuera del autódromo. “Obviamente que juega el hecho de ser local. Uno tiene doble responsabilidad más allá de la normal que uno tiene en cualquier carrera. Tengo muchas ganas de andar de la mejor forma y tener un buen resultado para devolverle a la gente que hace el esfuerzo por ir y también a los que acompañan todo el año y ahora tienen la oportunidad de estar cerca. Más allá de eso también es recibir a la gente que se acerca hasta el box y, bueno, intentar darle un minuto y que puedan ver el auto”, explicó.

Al mismo tiempo, también reconoció que muchas veces las actividades fuera de lo deportivo lo sacan de eje, por lo que en esta oportunidad intentará darle máxima prioridad a la carrera. “Intenté reducir al máximo las actividades fuera del autódromo porque sino es como que estoy muy desconcentrado. Ya lo hemos hecho y no dio buenos resultados así que trataremos de estar dedicados al máximo en el autódromo”, aseguró.

El último antecedente de Echevarría en Centenario fue en 2017, cuando no pudo cumplir con una buena carrera y terminó en el puesto 32. Ahora, espera que el panorama sea distinto y confía en darle una alegría a su gente. “El año pasado no llegamos bien a la carrera y el auto funcionó muy mal así que ahora estamos muchísimo mejor y esperemos que salga todo bien. Estar en Viedma nos ayudó en mucho para encontrar puntos a modificar en el auto y por eso estamos contentos”, señaló.

Camilo conoce muy bien el trazado centenariense, algo que espera le juegue a favor en esta oportunidad. “Tengo experiencia, ya corrí varias veces. Sabemos que la pista se ensucia fácil y que hay que tener ciertos cuidados. Chevrolet es un auto que tiene buenas condiciones para ese tipo de circuitos así que esperando expectante porque es una carrera muy linda para nosotros”, concluyó el piloto local, que espera romper una racha de tres presentaciones por debajo del puesto 30 en Centenario y darle al fierrero neuquino una gran alegría.

LEÉ MÁS

"Cerca de casa es más especial"

"El aliento de la gente se va a sentir"

"Vamos con mucha confianza a la carrera"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído