Posibles consecuencias del incendio amazónico

La Tierra podría aumentar su temperatura global.

El fuego que avanza en la Amazonia está consumiendo gran parte del denominado “pulmón del planeta”. Una serie de científicos alertaron sobre las consecuencias a corto y a mediano plazo que pueden surgir sobre esta catástrofe en la región que produce el 20% del total de oxígeno que hay en la atmósfera.

“Las consecuencias son demoledoras en términos ambientales, sociales y climáticos, ya que afectarán al planeta provocando pérdida de biodiversidad y desplazamiento de poblaciones. Además, con los incendios se libera mucho dióxido de carbono (responsable del cambio climático), favoreciendo el aumento de la temperatura global. También se producirán alteraciones en el clima regional ya que la pérdida del bosque tropical modificará el transporte de humedad a nuestra zona. Esta humedad es la que contribuye a formar la lluvia en toda la cuenca del Plata”, reveló Inés Camilloni, investigadora de CONICET en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera.

Te puede interesar...

La selva amazónica desempeña un papel crucial en la regulación del clima mundial, en la producción de agua dulce y en la conservación de especies de plantas que aún no fueron descubiertas por la ciencia y podrían tener beneficios en la medicina. Su desaparición no sólo amenaza a las miles de especies sino también a cientos de comunidades indígenas que habitan en la zona. “En la Amazonia se encuentra, aproximadamente, el 10% de las especies de mamíferos, 15% de las aves y 30% de los peces dulceaquícolas del planeta, sumado a más de 40 mil plantas, lo cual no tiene equivalente en el otro lugar del mundo. Más allá de la pérdida de la biodiversidad, un gran inconveniente es que este ecosistema funciona también como un filtro de agua. Deforestarlo genera otros problemas, como el ciclo de nutrientes que en vez de quedar retenidos por la vegetación van directamente al mar, lo que produce el afloramiento de algas”, comentó Christopher Anderson, también del CONICET y profesor de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego.

De acuerdo a los los datos ofrecidos por Fundación Vida Silvestre, 6,7 millones de kilómetros cuadrados de bosques y 10% de la biodiversidad mundial están en peligro por el fuego en la región amazónica. Además, el hábitat de más de 34 millones de habitantes corre riesgo.

La Amazonía libera oxígeno y almacena dióxido de carbono, un gas que atrapa el calor y que es una de las principales causas del calentamiento global. Si se pierde su espesura tropical, el área se convertirá en una planicie. “Otro inconveniente a mediano plazo es que, de continuar con la deforestación, puede llegar a un punto de inflexión en donde se produce un cambio de todo el clima regional con menores precipitaciones. Y de ser una selva dominada por la humedad, se podría convertir en una sabana, que es un ambiente más seco.”, advirtió Anderson.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído