Productores tiraron 40 toneladas de fruta

Reclaman un mejor precio para las peras y manzanas. Vecinos de Allen fueron a juntarla.

Cipolletti
Productores del Alto Valle tiraron 40 mil kilos de manzanas y peras frente a la Secretaría de Fruticultura en reclamo de mejores condiciones de mercado. "Preferimos regalarle la fruta a la gente que entregársela a las empresas", afirmaron. Esto, explicaron, se debe a la incertidumbre respecto a la nueva cosecha, que por estas horas se encuentra paralizada.

La medida se llevó a cabo ayer a la mañana frente al organismo ubicado en Allen, a la vera de la Ruta 22.

En pocos minutos la entrada al lugar quedó bloqueada por montañas de frutas para que los ciudadanos que transitaban por allí puedan llevárselas.

Edgar Artero, productor de Fernández Oro, explicó que las pocas decisiones tomadas en el primer mes de mandato del presidente Mauricio Macri sólo están beneficiando a las grandes empresas exportadoras, ya que los productores no recibieron nada y está en peligro la nueva cosecha.

"Los productores tenemos un costo de cuatro pesos por cada kilogramo de fruta producida y cosechada, y las empresas exportadoras nos quieren pagar 40 centavos el kilo de manzanas y 17 el de pera", relató Artero.

El productor, a su vez, agregó que "además de ofrecer bajos precios, las tres empresas monopólicas que manejan la mayoría del mercado en el Alto Valle no están comprando la fruta. En los frigoríficos de la zona se estima que continúan guardados más de 10 mil bins, de 400 kilos cada uno, a la espera de un milagro que logre ingresarlas en algún mercado, aunque el tiempo es el principal enemigo".

Estos 4 millones de kilos de manzanas y peras deberán ser desalojados cuanto antes para poder hacer lugar en los frigoríficos a la nueva producción. "Si no hay una medida urgente, toda esta fruta va a terminar en la basura", señalaron los chacareros.

La pera Williams, cuya cosecha ya debería haber empezado, no puede esperar más de dos semanas en el árbol la resolución del conflicto.

Otro sector que tampoco puede aguardar es el de los trabajadores golondrinas, que llegan en gran número desde las provincias del norte cada año para trabajar en la cosecha en el Alto Valle. "Tenemos 15 mil trabajadores golondrina que están parados porque no inició la cosecha debido a la inestabilidad de los mercados", advirtió Artero.

A su vez, el dirigente frutícola recordó que son 8 los colectivos por día que llegan a diferentes partes de la región transportando trabajadores del norte. "La mayoría de las personas desciende sólo con lo puesto y si no trabajan, no pueden volverse", señaló.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído