"Promesa cumplida por salvarme del cáncer"

El Corto García volvió a los 62 años, emocionó a todos ¡y ganó!

Fabricio Abatte
abattef@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- "Pensé que el cáncer me mataba. Sin dudas, esa fue la carrera más dura que gané en mi vida. La del domingo, en Canal V fue para cumplir una promesa que le hice a Dios si me salvaba cuando estaba muy pero muy mal". César "Corto" García lloró e hizo llorar a todos anteayer en el hipódromo neuquino. Se emocionaron él y toda su familia. Se sensibilizaron sus compañeros, que le formaron un inolvidable "pasillo" y lo aplaudieron cuando pasó con su caballo rumbo a la pista. Y lo ovacionó el público al que supo conquistar con sus hazañas desde el 89, año que se radicó en la región.

Quien ganara dos estadísticas en el hipódromo local y el Pellegrini del año 90 se había retirado hace mucho tiempo, pero volvió a correr a los 62 años para saldar esa deuda con el de arriba. Y la increíble historia tuvo un final digno de las mejores películas porque ganó con Bidarray en una de las carreras más importantes de la jornada.

"Me terminé de curar hace 15 días en la Fundación Médica de Cipolletti, me ofrecieron el caballo para el domingo y, zorro viejo, lo vi y me gustó. Y mirá lo que son las cosas. Cuando me retiré en Lamarque también había ganado...", recuerda el jinete que vio de cerca la muerte.
En 2014 le detectaron un cáncer de garganta y fue sometido a varias intervenciones. Habla un tanto disfónico y no es casualidad: le sacaron 3 cuerdas vocales. En verdad, él habla arriba de un pingo en la cancha.

"Cuando estaba muy mal y no quería más quimio, le prometí a Dios que si me salvaba volvía a correr una carrera. Y cumplí". César García. Hombre de palabra, el Corto

"Le hicimos una sorpresa con todos los jockeys. Un pasillo, como en España, y lo aplaudimos. Se lo merecía". Walter Donaire. Compañero de César

"Me emocioné mucho, lo de mis compañeros y la gente fue increíble. ¿Si voy a seguir corriendo? Por ahora no, siento que el físico ya no me da para esto. Pero ojo que los cuidadores me buscan mucho hasta el día de hoy, confían en mí", dijo el gran Corto, sin terminar de cerrar la puerta. García es un agradecido al valle. "Soy un neuquino y rionegrino más. Agradecerles a propietarios, cuidadores, colegas y el público por todo lo que me han dado". ¡Gracias a la vida!.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído