Puma tiene como meta las 500 estaciones

La empresa busca posicionarse fuertemente en el corredor que va de Bahía Blanca a Neuquén.

Puma Energy seguirá jugando fuerte con una estrategia con la que busca sumar unas 200 estaciones de servicio en todo el país. De este modo, pasaría de las actuales 300 a unas 500 en total.

La empresa apostó a competir con precios bajos y focalizar en un primer momento de este desarrollo en el área de impacto de su refinería en Bahía Blanca: es el cordón que parte de esa ciudad de Buenos Aires hasta, principalmente, la zona norte de la Patagonia, donde en el último año centralizó su estrategia de negocios

En diálogo con +e, el gerente general de la empresa en Argentina, Alejandro Barón, describió que luego de la compra de los activos de Pampa Energía en el sector pasaron “de 30 a 300 estaciones embanderadas”, algo que ocurrió a un ritmo de 20 estaciones por mes, con un trabajo del equipo de ingeniería y de marketing.

“Este año avanzamos con este canal más cercano al consumidor que es un gran esfuerzo. Presentamos también todo lo que es el canal vinculado al agro, un canal de distribución de gasoil, con alrededor de 50 distribuidoras en la zona agrícola”, dijo Barón.

Sin embargo, sostuvo que el principal objetivo en esta primera etapa fue “poner la marca en la calle. Hoy tenemos todo embanderado” a lo largo y ancho del país.

Puma también amplió la capacidad de su refinería, a la que llevó a una capacidad de 5000 metros cúbicos diarios de procesamiento. Esto es así desde principios de este año. “Es el máximo técnico, luego de una inversión de 10 millones de dólares. No está previsto ampliar esa capacidad en el corto plazo, pero todo dependerá de la evolución del mercado”, dijo el directivo ante una consulta de +e.

Al hablar de la estrategia que tiene por delante la subsidiaria local de una empresa que tiene presencia en 47 países, Barón indicó: “Vamos a continuar poniendo mucho foco en la región cercana a la refinería”.

“Queremos llegar a las 500 (300 tiene hoy) en los próximos años y duplicar el market share con el que arrancamos el año: hoy es del 5 por ciento y queremos duplicar ese número”, indicó el directivo.

“Bahía Blanca, el norte de la Patagonia, Río Negro y La Pampa, son apuestas fuertes que tenemos en este momento. Durante este invierno también comenzamos la instalación de la mara en los centros invernales, San Martín de los Andes, La Pampa, Cerro Catedral, donde estuvimos proveyendo el combustible”, expresó.

Parte de esa estrategia implicó posicionarse con precios por debajo aun de los más bajos del mercado, por lo general en manos de YPF.

Según indicó el directivo, esto implicó, junto con el resto de la estrategia de posicionamiento de la marca, parte de lo que explica el crecimiento en el volumen de ventas en torno al 15/20 por ciento. “Tenemos la oferta de precios más agresiva del mercado y se está notando en el aumento de las ventas de combustible”, indicó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario