Quiroga volverá a gobernar la ciudad tras un contundente triunfo

El candidato de Nuevo Compromiso Neuquino le sacó 15 puntos de diferencia a José Brillo y se quedó con el municipio. Tercero quedó Mansilla, seguido por Darío Martínez.

Las elecciones se realizaron con normalidad en la ciudad, con una gran afluencia de votantes. Sufragó más del 82% del padrón.
 
Neuquén > 
Horacio “Pechi” Quiroga se convirtió ayer en el próximo intendente de Neuquén luego de ganar las elecciones municipales por casi 15 puntos de diferencia sobre José Brillo del MPN. Al cierre de esta edición, escrutado el 96% de las mesas, el ex jefe comunal obtenía el 40,38% de los votos frente al 25,92% de su principal contendiente.
El actual diputado nacional –que se presentó por Nuevo Compromiso Neuquino- volverá al sillón municipal que ocupó durante ocho años y reemplazará a partir del 10 de diciembre al actual jefe comunal, Martín Farizano, que realizó una pobre elección y quedó en quinto lugar con el 6,72% de los votos.
En el tercer lugar, en tanto, quedó el actual concejal de UNE, Mariano Mansilla, que obtuvo el 11,31%,  seguido por el peronista Darío Martínez con el 6,93%.
El sexto lugar fue para Mercedes Lamarca de Libres del Sur (5.08%), seguida por Graciela Frañol de Izquierda por una Opción Socialista (1,64%), Luis Osés de Lista Ciudadana (1%), Alcides Christiansen del Movimiento al Socialismo (0,56%) y Priscila Ottón de Nueva Izquierda (0,46%).
 
Diferencia
Si bien se esperaba un resultado cerrado, los primeros cómputos arrojaron cerca de las 22 una amplia diferencia a favor de Quiroga, que alrededor de las 23 habló desde el búnker de Nuevo Compromiso Neuquino. Allí agradeció a sus seguidores, destacó la conformación de su nuevo espacio político y prometió un mejor gobierno del que tuvo .
Casi al mismo tiempo, José Brillo reconoció su derrota y felicitó al intendente electo. Dijo que espera que sus propuestas puedan ser incorporadas en la próxima gestión. El diputado nacional obtuvo alrededor de 20 puntos menos que en la última elección que disputó en 2007.
Mansilla, en tanto, reconoció temprano la victoria de Quiroga y destacó la buena relación con el candidato. Lo propio hizo Farizano, quien dejará el gobierno el 10 de diciembre.
 
Concejo Deliberante
Al cierre de esta edición, Nuevo Compromiso Neuquino se llevaba 3 de las 9 bancas del Concejo Deliberante en juego. La Coalición Cívica-ARI, que fue como colectora de Quiroga con el ex defensor del Pueblo Juan José Dutto a la cabeza, sumará otros dos escaños.
El MPN, en tanto, obtendrá dos lugares, aunque saldrá perdiendo en la cuenta general porque puso en juego cinco. Brillo contó con el apoyo de tres colectoras: el MID, el Frente Social por la Dignidad y Nuevo Neuquén. Ninguna de las tres logró un lugar en el Concejo, pero traccionaron votos para el candidato. Las otras dos irán para UNE (que tuvo el apoyo de varias fuerzas provinciales) y el Frente para la Victoria.
 
Jornada tranquila
El recuento de votos fue lento, entre otros factores, por la demora en las escuelas para elaborar las actas que debían ser trasladadas al correo. La gran cantidad de boletas y de cargos electivos le puso suspenso al conteo provisorio.
Según confirmaron anoche representantes de la Junta Electoral Nacional a La Mañana, los comicios se realizaron con normalidad en toda la ciudad. Las mesas abrieron puntualmente y no hubo inconvenientes para votar.
Se registraron largas filas en varios establecimientos, sobre todo por el tiempo que se tomaron los votantes dentro del cuarto oscuro donde, por la unificación con las elecciones nacionales, se dispusieron 25 boletas de las cuales 16 eran para cargos municipales. Hubo un alto porcentaje de corte. El recuento definitivo de votos comenzará mañana a las 18.

Fiscales con actitud agresiva

Neuquén > Si bien la jornada electoral de ayer se caracterizó por la calma, se registraron incidentes en algunos colegios de la ciudad. En la Escuela Nº 1, por ejemplo, un efectivo del Ejército tuvo que sacar del establecimiento a un fiscal de la UCR por su actitud agresiva.
Varios delegados de la Justicia Electoral se quejaron de la mala predisposición de varios fiscales de mesa que, como suele ocurrir, buscaban sacar ventaja a la hora del recambio de boletas, y pretendían entrar al cuarto oscuro a cada rato. 
“Muchos querían ingresar cada cinco minutos, o bien dejaban boletas marcadas para poder hacer un recuento de votos”, explicó un representante de la Justicia Electoral. Claro que, se cuidó de aclarar, nada de esto influyó en el acto eleccionario propiamente dicho.

ESCENARIO
Memoria del futuro

Neuquén > La epopeya en pos de destronar al MPN del gobierno provincial quedó en el pasado. Y la derrota en la interna radical contra el extrapartidario Martín Farizano. Incluso, su fuerte apoyo al hoy desgraciado vicepresidente Julio Cobos. Aun con las marcas en el cuerpo, Horacio Quiroga reagrupó fuerzas, casi sin aliados, y se instaló como un firme candidato a la intendencia de la ciudad. 
Los reiterados pasos en falso del jefe comunal saliente, desde la malograda batalla contra Jorge Sapag hasta la incapacidad para sostener la coalición que lo llevó al poder, modificaron el escenario y abrieron el juego.
Fue así como José Brillo, candidato del MPN, un partido invencible a nivel provincial pero con reiterados fracasos en la capital desde el `99, se posicionó a la par del radical.
Los motivos que inclinaron la balanza pueden ser variados e incluso difusos. Lo cierto es que, más allá de las ideologías, los ocho años de administración Quiroga son recordados como exitosos, con cientos de cuadras asfaltadas, con el transformado Parque Central, con el Museo Nacional de Bellas Artes, la nueva terminal y con la Plaza de las Banderas como obras principales.
 
Alianzas
Ahora, el intendente que ganó la ciudad hace doce años con la Alianza y que rompió con su sucesor al no aceptar una nueva sociedad con partidos de centroizquierda o de origen sindical, tendrá cuatro años para cumplir con su promesa y convertirse en mejor intendente del que fue.

"Voy a ser un mejor intendente del que fui"

Quiroga celebró su victoria y saludó a sus votantes. Dijo que Nuevo Compromiso Neuquino "llegó para quedarse".
 
Neuquén >
Bombos, euforia y gritos. A las 23 de ayer entró Horacio “Pechi” Quiroga a su local partidario para festejar la victoria de las elecciones que lo llevarán por tercera vez al Municipio. Y lo hizo con una contundente promesa: "Voy a ser un mejor intendente del que fui".
El líder de Nuevo Compromiso Neuquino (NCN) destacó que la flamante fuerza política "llegó para quedarse y crecer". Y resaltó que los radicales deberían replantearse muchas cosas y mirar a este nuevo partido ya que, en menos de un año, logró "recibir el entendimiento del pueblo de Neuquén mediante el entendimiento y los acuerdos que hicimos con la Coalición Cívica".
En diálogo con la prensa, el flamante intendente de la ciudad informó que ya tiene definido que Marcelo Bermúdez será el jefe del nuevo gabinete, Marcelo Inaudi será el secretario de Gobierno, Yenny Fonfach será la secretaria de Acción Social, Sergio Sanfilippo será el secretario de Servicios Públicos y José Luis Artaza en Hacienda.
"Esto no nos produce euforia, nos genera un profundo sentimiento de responsabilidad", dijo Quiroga, quien señaló que la victoria en esta elección se debió al trabajo "respetuoso y moderado" y "al aporte invalorable de la Coalición Cívica", que se sintió identificado por la propuesta de CNC.
El diputado nacional señaló que el gobernador de la Provincia, Jorge Sapag, y que el candidato a intendente por el MPN, José Brillo, lo llamaron para felicitarlo. "Por el gobernador siento un gran respeto. Lo reconozco como un hombre de bien que tiene mucha experiencia en gobernar. Sé que no vamos a tener ningún problema como responsables de cada lugar", dijo.
En tanto, sobre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, de quien fue funcionario y luego se desligó, dijo que la felicitaba por el "formidable triunfo", ya que fue elegida "con contundencia para dirigir el país".  Y añadió: "No dudo que una presidenta que recibió semejante apoyo popular va a tener en cuenta las voluntades de cada uno de los pueblos. Me siento involucrado en eso".
 
Voto
"Los radicales nos votaron a nosotros. Los vecinos de Neuquén nos votaron. Tanto los peronistas, emepenistas y radicales. Nos votó gente que cree en el progreso y el desarrollo de esta ciudad", expresó Quiroga, entre el caos de gritos y empujones que se vivió en el búnker partidario de Sarmiento 650.
Así, el futuro intendente dijo que esta victoria "no es una revancha" por los comicios a gobernador que perdió con Sapag. "Son dos elecciones distintas, no es motivo de revancha, esto es una construcción de un proyecto de ciudad", dijo.

Yagüe, a la banca nacional vacante

Neuquén > El triunfo de Horacio Quiroga en las elecciones municipales de Neuquén lo obligará a renunciar a su banca de diputado nacional, obtenida en las elecciones legislativas de 2009.
Quien debe reemplazarlo, siguiendo el orden de la lista que se presentó en su momento, es la dirigente radical de San Martín de los Andes Linda Yagüe. El tercero en esa nómina era el actual diputado provincial Eduardo Benítez, quien asumirá en otra gestión a partir de diciembre. 
Yagüe es una reconocida militante radical de la localidad del sur de la provincia. Fue concejal por el partido durante la gestión como intendente de Juan Carlos Fontanive. También fue candidata a jefa comunal de San Martín en 2010, cuando se eligió al reemplazante de la fallecida Luz Sapag. 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario


Lo Más Leído