Revés al aborto en EEUU: prohibido hasta en violación e incesto

En Missouri solo se permitirá cuando no se escuchen los latidos.

Para el estado de Missouri, los abortos quedaron prácticamente prohibidos. Con mayoría legislativa republicana y con un gobernador, Mike Parson, también del Partido Republicano, la interrupción de los embarazos no será posible desde el momento en que se detecten los latidos del feto, algo que ocurre entre la semana siete y ocho de la gestación. Y la nueva ley, que se espera sea proclamada esta misma semana por el jefe del estado, no sólo es dura con las intenciones de quienes apoyan el aborto libre sino también con los médicos que no la respeten: las condenas irán entre los cinco y 15 años de prisión.

La semana pasada, el estado de Alabama también había aprobado una ley de características similares que, además, incluía casos de embarazo producto de violaciones o incestos (ambos hechos condenados por las leyes correspondientes). Sin embargo, una de sus posibles consecuencias, el embarazo, no es amparado por la nueva ley antiaborto y sólo podrá practicarse en caso de que la salud física de la madre esté en riesgo de vida.

Te puede interesar...

El gobernador Parson celebró que Missouri diera este paso y dijo que así van a convertirse “en uno de los estados más fuertes del país en favor del movimiento pro-vida”. Desde su cuenta de Twitter, aseguró que “gracias a décadas de liderazgo conservador y pro-vida, Missouri registró el número más bajo de abortos de su historia. Pasamos de un máximo de 20.000 a menos de 3000”.

Missouri se suma a la lista de estados que restringieron el aborto en Estados Unidos desde la llegada de Trump al poder en enero de 2017. En Kentucky, Misisipi, Ohio, Iowa, Dakota del Norte y Georgia ya se habían promulgaron recientemente leyes que prohíben la interrupción del embarazo a partir de que se detecte el latido del corazón del feto, además de la que fue aprovada en Alabama.

Un efecto dominó que viene de arriba

Promovido por el presidente Trumo, el aborto se transformó en un tema de agenda en EE.UU, dado que son varios los estados que lo están condenando. Por eso, la consejera legal del Centro de Derechos Reproductivos, Elisabeth Smith, lamentó estas nuevas normativas y aseguró que legislaciones como la de Missouri son “descaradamente inconstitucionales. Si permitimos que entren en vigencia, van a tener consecuencias devastadoras para las mujeres de todos los estados”, agregó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído