El clima en Neuquén

icon
27° Temp
54% Hum
La Mañana River

River, un "club de estafadores": la fuerte acusación desde Brasil

Mientras siguen los ecos y la polémica del Palmeiras-River, se metió el presidente del Gremio de Brasil, que fue eliminado por el Millo en 2018.

Las polémicas entre Palmeiras y River generaron una gran repercusión en Brasil y en Gremio recordaron automáticamente lo que pasó en la misma instancia y ante el mismo rival en 2018. Aquella vez, Marcelo Gallardo, suspendido por la Conmebol, bajó al vestuario visitante en el entretiempo con el partido 0-1 para motivar a sus jugadores. Al final, en otra noche épica, Borré lo empató y el Pity Martínez dio vuelta la historia sobre el final con un penal que el árbitro Andrés Cunha cobró luego de que el VAR detectara una mano en el área.

El tiempo pasó y en el arranque de este 2021 la tecnología no le hizo un guiño al equipo del Muñeco, que quedó eliminado. Entonces, el presidente del equipo de Porto Alegre, Romildo Bolzan, que se nota que tenía sed de revancha, disfrutó lo que sucedió hace pocos días en el Allianz Parque. "Lo que no quiero para mí, no quiero para los demás, pero como tuvimos una injusticia en la semifinal de 2018...", expresó de entrada antes de disparar con munición pesadísima, todavía con bronca por aquella eliminación en Brasil que terminó con escándalo en el Arena do Gremio.

Te puede interesar...

"Fue una absoluta transgresión por una incapacidad deportiva, un auténtico desprecio lo que hizo River para llevar a su entrenador en medio del descanso. Eso fue repugnante, asqueroso, despectivo y sin juego limpio", arrancó en declaraciones al programa Show dos Esportes de Brasil. Y luego, sin pelos en la lengua, remató el concepto con una fuerte acusación: "River fue un club de estafadores porque aprovechó una situación incierta para lograr sus objetivos. Y lo que es peor, después del juego se burló de lo que pasó".

Embed

“Me tomé el atrevimiento de bajar porque creía que lo necesitaban los jugadores y yo también lo necesitaba. Incumplí una regla, lo reconozco y la asimilo, y la asumo. Pero no me arrepiento para nada. Ellos tenían un mensaje muy claro y la gente que trabaja conmigo también. Es indignante que te quiten la libertad de trabajar”, había expresado Gallardo post triunfo, feliz por la hazaña y a la vez molesto por la suspensión que se había generado por salir tarde al segundo tiempo de la ida ante Gremio. El Muñeco en la revancha vio el duelo desde la tribuna, pero bajó en el entretiempo al vestuario, rompiendo las reglas, y arengó a su equipo. ¿El final? River lo dio vuelta, pasó a la final y se llenó de gloria en Madrid.

La otra acción puntual a la que se refirió Bolzán fue el segundo gol de River. A los 37' del segundo tiempo, tras un tiro libre de Gonzalo Martínez, Borré metió un cabezazo desde el borde del área chica para poner el 1-1. Pasaban los minutos, el ansiado segundo grito no llegaba y se abrió una puerta impensada: Ignacio Scocco sacó un remate, la pelota se desvió en Bressan y el árbitro dio córner.

La jugada fue tan rápida que no hubo reclamos, pero el VAR llamó al árbitro: el uruguayo Cunha vio una mano del defensor del Gremio y cobró penal a los 87 minutos. Las quejas de los locales no sirvieron para cambiar la historia y el Pity desató la locura en River y una bronca eterna en el conjunto brasileño. Que ahora de nuevo se ven reflejadas.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
66.666666666667% Me gusta
16.666666666667% Me da igual
8.3333333333333% Me aburre
8.3333333333333% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario