Robaron bebidas para el picnic, pero los atraparon

El portero del edificio desconfió y llamó a la Policía, que los detuvo.

NEUQUÉN

Tenían todo pensado, se hicieron pasar por inquilinos y con total impunidad subieron en ascensor hasta el quinto piso. Incluso ingresaron con una copia de la llave de la entrada principal y la doble cerradura del departamento.

A sabiendas de que la dueña no estaba, se tomaron el tiempo de cargar una hielera con bebidas, juntaron ropa de mujer en una valija y se hicieron de un equipo de sonido.

Pero cuando intentaron salir, todos sus planes fueron echados por tierra y, por consiguiente, su intención de adelantar el picnic de la primavera quedó frustrada.

Personal policial de la Comisaría Primera los agarró in fraganti y sólo tuvieron que colocarles las esposas en las manos.

El hecho ocurrió ayer, a las 14:30, en un departamento del quinto piso de un edificio de la calle Leloir al 200.

Se trata de dos jóvenes delincuentes, de 21 y 23 años, quienes fueron detenidos en el instante en que salían del lugar con el botín.

Fuentes allegadas a la investigación revelaron que los ladrones no estaban armados, y aseguraron que los jóvenes ya poseen antecedentes.

Al momento de ser detenidos, los delincuentes intentaron darse a la fuga por las escaleras, pero fueron atrapados de todas maneras.

Pese al minucioso estudio de los movimientos de los vecinos, ambos terminaron a disposición de la Justicia.

Es que con lo único que no contaron los ladrones fue con la desconfianza del guardia de seguridad que custodia del edificio.

El hombre, que se encontraba en el hall principal y conoce a los que habitan en el edificio, advirtió dos rostros que no le eran familiares.

Frente a la incógnita, pese a que los ladrones tenían llave, el guardia decidió seguirlos para comprobar su teoría.

Una vez que los vio entrar a uno de los departamentos y confirmar su suposición, llamó de inmediato a la Policía.

Los pesquisas confirmaron el hecho a LM Neuquén y afirmaron que la víctima reside en el edificio hace sólo un mes.

Por este motivo, los investigadores no descartan que el robo tenga una vinculación con el inquilino anterior, quien habría aportado las llaves.

Los delincuentes tenían en su poder una copia de la llave de la entrada principal del edificio y otras dos del departamento al que ingresaron a robar.

La misma cuadra hace un mes

El 1º de agosto, los delincuentes apuntaron a la misma cuadra para entrar a robar. En esa ocasión, les tocó a los vecinos del ex ministro de Seguridad Gabriel Gastaminza, quien reside en el exclusivo Altos de Leloir, frente a la Legislatura neuquina. En cuestión de minutos, la torre ubicada en Maestros Neuquinos y Leloir fue rodeada de policías, pero los ladrones lograron escapar. Cuando los efectivos llegaron al lugar constataron que los delincuentes habían ingresado a dos oficinas del octavo piso -una de ellas, de un abogado- y se habían llevado computadoras y dinero en efectivo. Luego, otro de los damnificados reconoció que le habían sacado de la oficina una suma superior a los 10 mil pesos y otro tanto en euros. En medio de las recorridas, personal policial encontró parte del botín. “En la escalera interna, entre el primer y segundo piso, encontraron un monitor de computadora y una notebook. Parece que iban saliendo cuando llegó la Policía”, detalló otro de los mensajes recibidos por este medio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído