Robos en edificios: esta vez le tocó al de Gastaminza

El ex ministro de Seguridad llamó a la Policía pero no hubo detenidos.

Neuquén.- De la ola de robos a edificios céntricos no se salva nadie. Ahora les tocó a los vecinos del ex ministro de Seguridad Gabriel Gastaminza, quien reside en el exclusivo Altos de Leloir, frente a la Legislatura neuquina.

El dato clave de la historia es que fue el propio Gastaminza, hoy síndico del BPN, quien al sentir corridas por las escaleras del edificio llamó a la Policía. En cuestión de minutos fue rodeada la torre ubicada en Maestros Neuquinos 1190, pero los ladrones lograron escapar.

En Neuquén, los delincuentes descubrieron que librar la seguridad de los edificios es muy simple y que en cuestión de minutos pueden hacerse de un par de departamentos y oficinas, levantando un botín compuesto de tecnología y dinero en efectivo.

A los distintos episodios de robos en edificios céntricos que viene revelando LM Neuquén desde el domingo, el lunes a la noche se sumó el edificio en cuyo quinto piso vive el ex ministro de Seguridad.

Los delincuentes libraron las medidas de seguridad y robaron dos oficinas del octavo piso.

“Acaban de robar en el edificio. La otra vez fue a Gastaminza, ahora fueron dos oficinas”, detallaba un mensajes de Whatsapp que envió uno de los residentes a este medio tras el robo. Los efectivos que llegaron al lugar constataron que los delincuentes habían ingresado a dos oficinas del octavo piso –una de ellas de un abogado- y se habían llevado computadoras y dinero en efectivo.

El personal policial, luego de verificar las puertas violentadas en las dos oficinas del octavo piso, recorrió las escaleras internas y de incendio para descartar que los delincuentes estuvieran ocultos allí o en el noveno piso. Pero no hallaron a nadie sospechoso.

En otro sector del edificio, la Policía encontró parte del botín. “En la escalera interna, entre el primer y segundo piso, encontraron un monitor de computadora y una notebook. Parece que iban saliendo cuando llegó la Policía”, detalló otro de los mensajes recibidos por este medio y confirmado con fuentes del caso.

Uno de los damnificados por el robo reconoció que le habían sacado de la oficina una suma superior a los 10 mil pesos y otro tanto en euros. La denuncia fue radicada en la Comisaría Primera.

Durante el fin de semana, cinco departamentos céntricos fueron desvalijados por los delincuentes

Ya habían robado en abril

El viernes 29 de julio, delincuentes ingresaron de nuevo al edificio céntrico de ubicado en Carlos H. Rodríguez al 500 a la hora de la siesta y robaron los tres departamentos del primer piso. Luego, huyeron por la puerta principal sin ser vistos y con dinero en efectivo, vestimenta y elementos de tecnología.

Para los investigadores, no se puede descartar una entrega o la facilitación de información clave desde dentro del edificio o que, un poco más complejo, los ladrones hayan hecho un cuidadoso trabajo de inteligencia con largas jornadas de observación para establecer los horarios de entrada y salida de los propietarios del primero piso.

Una patrulla de la Comisaría Primera acudió al edificio minutos antes de las 15 y comenzó a levantar los datos de los tres departamentos robados. Nadie pudo explicar cómo fue que accedieron al edificio. Existen también las sospechas de que algún residente podría haber dejado la puerta abierta.

Botìn: Los ladrones se alzaron principalmente con dinero, vestimenta y electrónica.

Es la tercera vez que entran

El domingo pasado, Bárbara Sandoval llegó a su departamento del noveno piso de un edificio ubicado en Elordi al 100 y advirtió que la puerta había sido forzada. Miró la de su vecino y también había sido violentada.

Los delincuentes le habían revuelto todo. El colchón estaba tirado y toda su ropa esparcida en el piso. De acuerdo con su relato, los ladrones se llevaron una notebook que estaba sobre la mesa, una playstation 3, con cuatro joysticks y varios juegos, y dos bolsos.

“No se llevaron el tele porque se ve que no les entraba en los bolsos”, sospechó irónicamente la joven, quien detalló que a su vecino, que se mudó hace menos de un mes, le llevaron 2 mil pesos que tenía guardados.

Es la tercera vez que roban en el edificio, ubicado en una de las zonas más transitadas de la semana. Los vecinos se están organizando para tomar medidas de seguridad más rigurosas. Ya elevaron sus reclamos al consorcio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído