Las pilas que Rodrigo Dominella vende en Neuquén, y antes que él vendió su padre durante más de 45 años, ahora vuelven al local en botellas de plástico que acercan clientes amigos y nuevos clientes. La idea es fabricar un banco de cemento que genere conciencia ecológica. Lo exhibirá en la vereda de su negocio La Casa de las Pilas, ubicado en Salta 152. Y quiere lograr el objetivo en febrero.

Te puede interesar...

En octubre de 2019 lanzó una campaña en las redes sociales que viralizó la causa ecológica. Nunca imaginó el alcance que podría tener y sigue teniendo, ya que la gente continúa acercando botellas repletas de pilas Treinta mil usuarios ya vieron alguna vez la publicación en su muro de Facebook, y el efecto contagio que causó fue más allá de las expectativas que inicialmente pudo haber tenido su mentor.

AM-la-casa-de-las-pilas--(3).jpg

Sorpresa

Tanto es así que, un día, un niño a quien jamás había visto se acercó al local con un bidón que decía “ponéte las pilas, deposítalas aquí”. Todavía está ahí, en el mostrador, como símbolo de la campaña que lleva a cabo en las redes.

En diálogo con LMNeuquen, Rodrigo contó que ya tiene las 400 pilas que necesita para el banco y material de sobra para hacer otros tres o cuatro más.

AM-la-casa-de-las-pilas--(10).jpg

Proyectos

Incluso hay otros proyectos en mente, como reutilizar todo ese material para rellenar el cordón cuneta de la calle, que está roto; o volcarlo a un cantero con la misma metodología de trabajo.

Tenía alguna habilidad para hacer el molde de madera y trabajar con las pilas y el concreto, pero sobre todo ingenio y muchas ganas de generar conciencia ecológica.

banco-pilas-02.jpg

“Las pilas van adentro de las botellas, éstas se colocan dentro del molde que fabriqué, y después se rellena con concreto para frenar la toxicidad”, explicó el comerciante, de 32 años.

Aseguró que este método “frena 400 años de toxicidad”; y reconoció: “No pensamos que la campaña iba a tener tanta repercusión, pero en buena hora. Ya tenemos las pilas para armar el banco, y seguimos recibiendo para otros proyectos. Esperemos que la gente tome conciencia de la contaminación que generan las pilas”.

Hace bancos con pilas par evitar que contaminen

* 11000 litros de agua es capaz de contaminar una pequeña pila o batería de reloj pulsera. El autor de la iniciativa, Rodrigo Dominella dice que, “con este proyecto queremos lograr nuestro objetivo principal que es limpiar de contaminación a nuestra querida ciudad. Entre todos podemos hacer un mundo más limpio y mejor”.

PIEZA-PILAS.jpg
pilas

--> Un comercio familiar que ya forma parte de la historia de Neuquén

La Casa de las Pilas es un negocio familiar con más de 45 años de historia en la ciudad. Abrió sus puertas al público en la calle Roca, luego se trasladó a Alcorta 505, donde permaneció 25 años, y desde hace 15 que funciona en Salta 152.

Su derrotero por esta ciudad también se cuenta en las paredes del negocio, donde su dueño conserva algunas memorias de papel de diario cuando el local de su familia trabajaba en Alcorta. Hay dos recortes que congelan un pasado bajo el agua, con los temporales de lluvia que anegaban la zona del Bajo neuquino.

Postal

Otro pedazo de historia se rescata en imágenes en blanco y negro que Rodrigo quiere encuadrar, en algún momento, para evitar que se sigan deteriorando. Son postales del viejo Neuquén que conocieron otras generaciones.

AM-la-casa-de-las-pilas--(6).jpg

Cuando la entrevista llegaba a su fin, ingresó al local un chico que llevaba en una mano, una botella con pilas. “Me enteré por un amigo que me compartió la publicación por Whatsapp, y me pareció buenísimo”, contó Armando, a LMN.

Dijo que las guardaba en la biblioteca de su casa, ya que no sabía dónde dejarlas; ni quería hacer la fácil de tirarlas en la bolsa de residuos domiciliarios porque es consciente de lo que contaminan.

“Yo he visto en la barda que hay muchas pilas tiradas y es muy grave para el ambiente, degradan el suelo, la vegetación”, expresó.

En la Casa de las Pilas también reciben baterías de gel, así que ya saben neuquinos y vecinos de la zona, cuando no sepan qué hacer con esos generadores que ya no sirven y duermen en algún rincón de la casa, hay un comercio que le puede dar otra utilidad para no sumar a la contaminación del ambiente.

LEÉ MÁS

En primera persona: terminó en un barranco para evitar ser aplastado por un camión

Tensión por una toma de tierras en Bajada Pluspetrol

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído