Salió a tomar en la patrulla y se accidentó

Buenos aires. Se fue a la banquina y volcó. La imagen del patrullero refleja claramente la situación de su conductor. El policía decidió ir a un bar en la camioneta de la fuerza de seguridad, tomó de más y terminó con el vehículo ruedas para arriba. Por esto, el efectivo ya fue separado de la fuerza.

La subcomisaría de Camet, en Mar del Plata, recibió varios llamados durante la madrugada del sábado notificando de un accidente automovilístico protagonizado por un patrullero policial que estaba dado vuelta. Luego de las alertas, el personal acudió al lugar y confirmó la presencia del coche, con patente OLY 859, a la altura 382 de la Autovía 2. A su lado se encontraba el conductor, uniformado, quien parecía estar bien aunque algo mareado. Los médicos comprobarían que el oficial, identificado como Lucio Larrea, presentaba “golpes varios sin revestir gravedad”. Siguiendo con la rutina, sus pares de Vial le hicieron soplar la pipeta para corroborar el nivel de alcohol en sangre.

Te puede interesar...

El policía protestó cuando por segunda vez sus colegas le intimaron a que soplara “de manera continua y sin cortar”. El resultado dio 1,26 gramos de alcohol en sangre. Para un policía, como para cualquier profesional al volante, el nivel de alcohol debe de ser cero. No conforme con esto, el oficial Larrea siguió quejándose y, por esa razón, se le realizó una segunda prueba a los veinte minutos que dio un valor de 1,23 gramos por litro.

Asumidas las consecuencias que tendría el hecho de manejar con varias copas encima, el oficial Larrea le contó a la instrucción que salía de “jugar al pool con amigos”, que había ido a un club nocturno después de su día laboral y que cuando volcó con la patrulla se dirigía hacia su casa. Casi de inmediato Larrea fue informado de que había sido desafectado de sus tareas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído