Se copó solo un ratito y el festejo fue de la Cenicienta

Boca empezó con todo, pero el sueño de la séptima Libertadores se hizo pedazos ante un rival que pegó en los momentos justos.

Buenos Aires

Boca no logró dar vuelta la historia, tuvo todo para hacerlo, pero terminó siendo víctima de las circunstancias del juego y de sus propios errores. Independiente del Valle ganó 3-2 y terminó con la ilusión del Xeneize se cosechar su séptima Copa Libertadores.

En La Bombonera, la presión la tenía Boca y se hizo cargo. Desde el primer minuto buscó el arco de Librado Azcona, quien fue figura en el equipo ecuatoriano, demasiado vulnerable en el fondo, pero peligroso cuando atacó.

La primera de los locales fue a los 2 minutos: Daniel Díaz cabeceó a medias y el arquero en dos tiempos controló el balón. Ahí nomás, el local abrió el marcador.

Cristian Pavón ganó por derecha, sacó un centro y, después de varias pifiadas, la pelota siguió en el área; cuando la visita intentó salir, Pablo Pérez presionó bien, Boca recuperó el balón, Frank Fabra encaró por izquierda, sacó un centro al segundo palo para la aparición de Pavón y la clasificación parcial del Xeneize.

Todo era a pedir de Boca, porque siguió yendo y porque Independiente no podía corregir los errores defensivos. El más grosero fue a los 8 minutos. En una mala salida, la pelota le quedó a Pavón, pero el volante sacó un pase errado a Tevez. El balón le quedó largo y mientras el Apache se acomodó llegó el relevo de los ecuatorianos.

Fabra por izquierda y Pavón por derecha fueron lo mejor del equipo de Guillermo Barros Schelotto, que no contó con la mejor versión de Carlitos, deslucido y ausente por momentos. Su intervención más importante fue cuando promediaban los primeros 45: una jugada individual y un remate que complicó a Azcona, que regaló el rebote, pero no llegó ningún boquense.

La jugada más clara de Independiente -y la única que tuvo en la etapa- se generó por un descuido del Cata Díaz, que fue superado por Junior Sornoza y la contra terminó con un tiro de esquina. En el centro posterior, a media altura, hubo un desvío en el área y la pelota le quedó a Luis Caicedo, quien, solo, remató frente a Orión: 1-1 y Boca tenía que empezar de cero.

Pero en el complemento no hubo esperanza, y fue todo una pesadilla. A los 3 minutos, Bryan Cabezas quedó mano a mano con Orión y metió un gol que cayó como un golpe de nocaut. Pero eso no fue todo: a los 2 minutos, Orión cometió un error grosero al desentenderse con los centrales y José Angulo le robó la pelota y marcó el 3-1, que dejaba el resultado global 5-2. Así, eran cuatro los goles que debía hacer Boca para pasar. Imposible.

Lodeiro tuvo la chance de descontar, desde el punto de penal, pero ni siquiera eso se le dio. Azcona le atajó el remate. No hubo vuelta atrás, Independiente fue David tras bajar a tres Goliat, River, Tigres y Boca, para ser finalista por primera vez.

Cifras

3 los primeros goles de los ecuatorianos en Argentina. Independiente del Valle nunca había metido un gol en territorio argentino. Cayó contra River por 1-0 en octavos de la Copa, y ante San Lorezo por 1-0 en la Libertadores de 2014.

1 derrota de Boca ante un equipo de Ecuador de local. Es la primera vez que Boca pierde ante un equipo de Ecuador en La Bombonera. Había disputado nueve partidos y siempre había ganado. Ocho por Libertadores y uno por Sudamericana

Frases

“Nos ganaron por nuestros errores. Hemos cometido errores en los goles acá, al igual que cuando jugamos de visitante”. Daniel Díaz, el defensor se hizo cargo de los problemas del Xeneize.

“Gracias a Dios por haber logrado el pase. Teníamos la fe y la fuerza de todo el país. Nos es fácil ganarle a Boca de local”. Arturo Mina, es una de las figuras de Independiente de Ecuador.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído