Se duplicó en la ciudad la cantidad de intoxicados por monóxido

En lo que va del año se atendieron 16 casos en el Castro Rendón.

Por Alejandro Olivera - oliveraa@lmneuquen.com.ar

Las intoxicaciones por inhalación de monóxido de carbono en la ciudad de Neuquén aumentaron más del doble en lo que va del año, en comparación con el mismo período de 2018, según un informe del hospital Castro Rendón.

Se trata de los datos recabados hasta la semana epidemiológica número 20, donde se registraron 16 casos contra los seis que hubo en este periodio el año pasado.

Te puede interesar...

La tendencia se repite a nivel provincial (ver aparte), por lo que las autoridades sanitarias apuestan a la concientización de la ciudadanía para reducir el riesgo, especialmente en una época en la que es muy común que las personas de los sectores más vulnerables utilicen métodos poco seguros para calefaccionarse.

Si bien por el momento solo se registraron 16 casos en la ciudad, la directora asociada del hospital Castro Rendón, Adelaida Goldman, comentó que “siempre se supone que hay más casos”, por la dificultad que tiene su diagnóstico.

Hospital-Castro-Rendón-atendidos-Monóxido-página-3.jpg

Es que el monóxido de carbono no se puede identificar a través de los sentidos, ya que no tiene color, ni olor, ni es irritante. Además, los síntomas específicos suelen subestimarse o confundirse con otras enfermedades, lo que produce que se retrasen las consultas.

Al respecto, Goldman señaló que hay muchos casos de gente que siente dolor de cabeza recurrentemente mientras está en su hogar, pero que no va al médico porque considera que solo es una simple molestia.

En este sentido, los síntomas por inhalación de monóxido son mareos, visión borrosa, zumbidos en los oídos, dificultad para concentrarse, desmayo, dolor de pecho, falta de aire, dificultad para respirar, entre otros.

El monóxido de carbono es producto de la combustión incompleta del gas (de red y garrafa) y de cualquier combustible orgánico (leña, kerosén, nafta, plásticos). Generalmente, se produce por el mal funcionamiento de los artefactos que se utilizan para calentar los ambientes cerrados, para cocinar o para calentar el agua de red.

Estufa-monóxido-de-carbono-página-3.jpg

Es por eso que se recomienda que, antes de encender el calefactor, se realice el correspondiente mantenimiento con un gasista matriculado, así como también que se mantenga alguna ventana abierta para ventilar la vivienda.

Ante un caso de intoxicación, las autoridades aconsejan retirar a la persona hacia un lugar ventilado y abrir las puertas y ventanas del espacio donde fue identificada la pérdida.

Además, se debe llamar al servicio de emergencias (107) o concurrir al centro de salud más cercano.

Recuadro-monóxido-de-carbono-página-3.jpg

En la provincia atendieron 58 casos en 3 meses

A los 16 casos de intoxicaciones identificados en la Zona Metropolitana se le suman otros 42 en el resto de la provincia.

La directora asociada del hospital Castro Rendón, Adelaida Goldman, señaló que los primeros casos se detectaron en marzo, cuando se registró una ola de frío que empujó a muchas familias a prender los calefactores, estufas a leña o aparatos eléctricos.

Con otras 16 personas intoxicadas, la Zona Sanitaria I (Centenario, Plottier, Senillosa, El Chocón, San Patricio del Chañar y Rincón de los Sauces) comparte el primer puesto con la ciudad de Neuquén.

La Zona Sanitaria V (Cutral Co, Picún Leufú y Piedra del Águila) ya tuvo nueve casos en lo que va del año.

En tanto, la Zona IV, conformada por San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Villa La Angostura y Las Coloradas, tuvo ocho intoxicados más.

Centro

El sector de la provincia comprendido por las localidades Zapala, Mariano Moreno, Bajada del Agrio, Las Lajas, Loncopué, El Huecú y Aluminé (Zona II) asistió a otras siete personas con problemas de salud por inhalar monóxido de carbono. Por su parte, la Zona III (Chos Malal, Tricao Malal, Andacollo, Las Ovejas, Buta Ranquil y El Cholar) fue la que menos casos registró, con tan solo dos personas intoxicadas.

A nivel provincial, en 2018 hubo un total de 290 casos de intoxicaciones por monóxido de carbono notificados, uno de los niveles más altos de los últimos años.

En tanto, en 2017 se detectaron 238, otros 250 en 2016 y unos 175 en 2015.

Al respecto, los profesionales de la salud trabajan constantemente para afinar los mecanismos de detección y realizar con pericia el tratamiento pertinente.

LEÉ MÁS

Ante la llegada de las bajas temperaturas, lanzan el Operativo Nieve 2019

El frío viene con producción récord de gas

Piden ampliar la asistencia con garrafas en Neuquén

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído