Se presentó, otra vez, el proyecto por el aborto legal

El nuevo texto incluye modificaciones. Aún no se sabe si se tratará este año.

Buenos aires. Miles de personas se acercaron al Congreso, en Buenos Aires, para apoyar el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, que fue presentado ayer por octava vez.

En coincidencia con el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, se presentó una vez más el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, formulado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que lleva más de 70 firmas de legisladores de todos los partidos políticos.

Te puede interesar...

Minuciosamente redactado (se tomó en cuenta la media sanción y hubo intercambios y sugerencias de las regionales de las distintas provincias), el nuevo texto, de 20 artículos, contiene modificaciones con respecto a lo que se debatió en 2018 y agrega conceptos que buscan contemplar todas las situaciones y dificultades que se enfrentan a la hora de realizar una interrupción del embarazo.

Se aprobó el 16 y 17 de marzo durante una asamblea plenaria realizada en la Universidad Nacional de Córdoba a la que asistieron 190 representantes de todo el país.

“No tenemos tiempo para esperar, para estadios intermedios, porque se están muriendo mujeres. No tenemos tiempo para que los bloques políticos dilaten este proyecto”. Romina del Plá diputada Nacional del Frente de izquierda

Aún no se sabe si el proyecto será tratado en comisión: es un año electoral y el aborto es un tema que genera roces y divisiones en el interior de todos los espacios políticos, salvo en la izquierda.

Fieles: en el Congreso y en varias ciudades del país, la “marea verde” se manifestó.

Las primeras firmas del proyecto son de Victoria Donda, Brenda Austin, Mónica Macha, Romina del Plá, Cecilia Moreau, Carla Carrizo, Daniel Lipovetzki, Araceli Ferreyra, Mónica Schlotthauer, Nicolás del Caño, Carolina Moises, Daniel Filmus, Mayra Mendoza, Silvia Lospennato y Hugo Yaski.

El debate es víctima del parate general que suele haber en años electorales pero, además, tanto los legisladores a favor como los que están en contra coinciden en que no están las condiciones dadas para llevar adelante un proceso serio como el del año pasado.

En la Casa Rosada son los primeros en no impulsar el tratamiento por dos motivos: creen que, atravesada por la campaña, la discusión se desvirtuará y, además, quieren abrir el recinto lo menos posible.

A pesar de esto, en el núcleo de la Campaña hay ilusión por el debate: el colectivo de mujeres cree que es posible llevarlo a cabo entre las elecciones generales del 27 de octubre y el recambio del Congreso, el 10 de diciembre. El apuro se basa en que, según sus cálculos, la nueva conformación del Parlamento sería más “celeste”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído