El clima en Neuquén

icon
12° Temp
53% Hum
La Mañana COVID

¿Se puede volver a los ejercicios físicos tras superar el COVID-19?

Hay varios detalles a observar antes de retomar la actividad luego de recuperarse de la infección.

Uno de los primeros consejos que se les dan a los pacientes recuperados del coronavirus es que no hagan actividad física en solitario. Por lo menos hasta que no hayan desaparecido todas las secuelas. Aun así, se les pide que lleven consigo un teléfono, por si tuviera que comunicar rápidamente cualquier incidencia. Y algo tan obvio como importante: si no se encuentra bien, no se debe forzar la situación. Lo ideal es descansar y chequear qué pasa.

Hacer o no deporte tras haber superado un cuadro de COVID-19 es una pregunta que probablemente se haya planteado aquel que haya sufrido la infección. En primer lugar, dependerá de las secuelas que haya dejado la enfermedad. Lo correcto es revisar y comprobar cuál es el estado de salud, para saber cuál es el nivel de partida.

Te puede interesar...

Hay personas que enfermaron, se han curado y no tienen secuela alguna, pero otras sí las sufren. Algunas de ellas derivan directamente de la infección. Otras, sin embargo, vienen dadas por el largo tiempo transcurrido en reposo. Los estudios estiman que el 80% de los pacientes desarrollaron uno o más síntomas a largo plazo. Hasta el momento, los cinco síntomas más comunes son la fatiga (58%), el dolor de cabeza (44%), el trastorno de atención (27%), la caída del cabello (25%) y disnea (24%).

Desde el punto de vista médico y de los especialistas en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, hay que pensar que el virus entra por vía respiratoria y produce una inflamación generalizada. Con ello, provoca dificultad en la oxigenación. Junto a la preocupación por el estado de salud, el aspecto psicológico representa las segunda de las claves de estos síntomas a largo plazo. Ahora bien, existe un medicamento ideal para contribuir a su mejoría: la actividad física.

La actividad física contribuye a disminuir la inflamación mediante las mioquinas secretadas por el músculo. No con ejercicio intenso, sino moderado. Además, mejorará la capacidad respiratoria (ventilación, difusión, transporte y perfusión de los gases), cardiovascular y neuromuscular. También contribuirá a acelerar el metabolismo y reforzará la capacidad de atención, concentración y afianzando la confianza personal.

Entonces, ¿se puede volver a hacer ejercicio como antes tras superar un cuadro de COVID-19? Por supuesto que sí. Al fin y al cabo, si tiene curiosidad, mejorará racionalmente su conocimiento sobre la forma de hacerlo. Si el paciente estuvo un largo tiempo en reposo, los médicos prescribirán trabajo con los rehabilitadores y fisioterapeutas. Al menos hasta recobrar niveles básicos de fuerza, coordinación y respiración. A partir de ese momento, le dejarán autonomía y le recetarán "actividad física".

Tras superar la infección, lo habitual es que el profesional sanitario proporcione un informe aconsejando qué tipo de actividad hacer. Pero sobre todo, qué es lo que NO se recomienda, ya que podría agravar las condiciones de salud. Todo ello, acompañado de la medicación adecuada. Entonces, es conveniente que con ese informe, un instructor haga un plan personalizado.

No hay que hacer ejercicios solos

Uno de los primeros consejos que se les dan a los pacientes recuperados del coronavirus es que no hagan actividad física en solitario. Por lo menos hasta que no hayan desaparecido todas las secuelas. Aun así, se les pide que lleven consigo un teléfono, por si tuviera que comunicar rápidamente cualquier incidencia. Y algo tan obvio como importante: si no se encuentra bien, no se debe forzar la situación. Lo ideal es descansar y chequear qué pasa.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

16.666666666667% Me interesa
83.333333333333% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario