El clima en Neuquén

icon
31° Temp
8% Hum
La Mañana hombre

Se quebró en una audiencia y confesó: "Yo mandé a matar a mi padre"

Tras la denuncia de la desaparición, el hombre apareció días más tarde en un campo con un balazo en la cabeza. El caso de parricidio asombra a Tucumán.

La búsqueda de un hombre que había sido reportado como desaparecido terminó de la manera más trágica cuando se encontró su cuerpo sin vida con un balazo en la cabeza.

Según informa el diario La Gaceta, el 12 de noviembre, Carlos Guzmán, de 47 años, había salido de su casa del barrio La Vía, en el departamento de Faimallá, con un millón de pesos en efectivo, producto de una indemnización laboral, para comprar dos hectáreas de tierra en Famaillá.

Te puede interesar...

Con el correr de las horas, al notar que el hombre no volvía a su casa y no podían contactarse con él, su hijo reportó la desaparición de su padre en la comisaria. La investigación y la búsqueda de Guzmán finalizó dos días más tarde cuando la policía dio con un cuerpo sin vida de un hombre en Campo de Herrera que presentaba un disparo en la cabeza. Posteriormente, las pericias confirmaron que se trataba de Carlos Guzmán.

La investigación

El crimen de Guzmán fue caratulado como asesinato, ya que la investigación determinó que el hombre recibió un disparo en su cabeza desde atrás. Sin embargo, el Ministerio Público Fiscal informó que se había producido un giro inesperado en la causa.

El pasado jueves 2 de diciembre, la Unidad Fiscal de Investigación y Enjuiciamiento de Graves Delitos contra la Integridad Física del Centro Judicial Monteros, a cargo de la fiscal Mónica García de Targa, llevó adelante las diligencias judiciales de formulación de cargos y pedido de medidas de coerción contra Leonardo Gonzalo Argañaraz, de 33 años, yerno de la víctima y considerado como principal sospechoso del homicidio.

Argañaraz fue detenido el 1 de diciembre por el delito de homicidio simple con el uso de arma de fuego en calidad de autor.

asesinato-carlos-guzman-tucuman.jpg

Según la hipótesis del Ministerio Público Fiscal, Argañaraz se habría encontrado con Guzmán para acompañarlo a comprar el terreno. Una vez en el lugar, Argañaraz le disparo a la víctima detrás de la oreja izquierda para luego abandonar el cuerpo en la zona rural.

La información aportada por los peritos al cruzar la información de los teléfonos celulares ubicaba al imputado y a la víctima en el lugar. Además, imágenes de cámaras de seguridad mostraban como Guzmán llevaba al supuesto asesino en su moto. Ante estas pruebas, la fiscalía había solicitado la prisión preventiva de 6 meses por riesgo de fuga.

Según publicó el portal El Tucumano, en el final de la audiencia, el juez a cargo de la causa le cedió la palabra a la hija de Guzmán quien confesó que fue ella la que mando a matar a su padre. “Pido perdón a todos por haberles mentido, yo mandé a matar a mí padre por todo lo que me hizo de chica”.

Al escuchar la confesión, inmediatamente la fiscal cortó el relato de la joven, ordenó su detención y pidió la asistencia de un abogado. La pareja se encuentra detenida mientras continúan la investigación del asesinato.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario