El clima en Neuquén

icon
10° Temp
92% Hum
La Mañana pacientes

Se triplicó el porcentaje de pacientes en terapia: las hipótesis de los expertos

Respecto al pico de la primera ola, se multiplicó la cantidad de personas sobre los casos activos que requieren camas UCI. Especialistas analizan la situación.

Las alarmas en la provincia de Neuquén están sonando. Más allá de las restricciones que comenzaron a regir desde este lunes, las camas de terapia intensiva ya se están agotando y la ocupación llegó a un 96 por ciento. La preocupación crece por la suba de contagios, pero hay un dato que podría ser aún más sensible: se triplicó la tasa de contagiados con COVID-19 que requieren internación en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Los datos: cuando se constató el primer pico de contagios en la provincia, en octubre, se contaban 11.663 pacientes con el virus activos. El 1,19 por ciento de ellos estuvo en terapia intensiva. Mientras que el lunes 3 de mayo, informó Salud que el 3,34 por ciento de los 3.379 enfermos con COVID-19 ocupaba camas de las UCI.

Te puede interesar...

La triplicación de la tasa de internación podría ser uno de los factores que complicaría a todo el sistema de salud, si se tiene en cuenta que gran parte de las personas con factor de riesgo ya han sido vacunadas.

Además, en un primer momento se podría inducir que, si se alcanza una cantidad de activos similares a la primera ola, el colapso sanitario sería inminente.

Pero, desde esta hipótesis, se podrían desarrollar dos teorías que fueron consultadas desde LMN a especialistas. Por un lado, a un médico infectólogo e integrante del equipo de Epidemiología del Ministerio de Salud, y por el otro a Carlos Quarin, Jefe de la Zona Sanitaria II.

SFP_Area Covid19 coronavirus Hospital Castro Rendon HPN (13).JPG

--> ¿Por qué se triplicó la ocupación de UCI?

La primera de las teorías es que haya un relajamiento general, en el que los vecinos de la provincia se vayan a hacer los hisopados tarde. Es decir, cuando acusen más síntomas que los aconsejables para testearse. Esto podría impactar en la baja de cantidad de casos confirmados, ya que aquellos con indicios leves no ingresarían al sistema formal como sí lo pudieron haber hecho en los primeros meses producto del impacto que provocó la pandemia.

"Ante una línea de fiebre o un dolor de garganta, lo toman como si fuera algo normal de este cambio de estación y le restan importancia", ejemplificó el infectólogo. Mientras que Quarin aseguró que, en algunos casos, se cree que las personas esperan estar con un grave cuadro para irse a hisopar.

"Se detectó y lo hemos visualizado cuando recién empezó esta última curva que muchos vecinos al tener varios de los síntomas se autoaislaban y atravesaban la enfermedad aislados. Y solo iban a consultar si su cuadro se agravaba", contó.

operativo-detectar-3103b.jpg

La segunda teoría plantea una cepa más dañina. Si bien ambos creen que lo que está aconteciendo durante estas semanas es motivo de investigación y estudio, no descartan que el virus haya mutado con más fuerza. "Es que el virus cambia constantemente. Es posible que esté la Manaos, o la Andina o hasta es esperable que haya una cepa neuquina, ¿por qué no?", se explayó el infectólogo. Además, ejemplificó que en Chile se dio "un alza repentina de casos en la segunda ola que afectó a los jóvenes y aún ellos no tiene una confirmación de por qué les pasó".

Sobre esta línea, Carlos Quarin hizo hincapié en que esta segunda ola está "tomando a gente más joven". Bajó el promedio de internaciones de 68 a 60 años durante este último año de pandemia y la primera explicación que dio es la "gran campaña de vacunación". "Si tenés a gente vacunada, por más de que el virus venga más dañino hay una parte de la población que está cubierta", agregó.

WEB-Vacunación 81.jpg

A su vez, el Jefe de la zona Sanitaria II aseguró que en las localidades en donde se vio una curva exponencial "terriblemente alta" se está investigando qué tipo de secuencia tiene. "Como pasa acá en Las Lajas, Caviahue o Loncopué. Se intenta observar qué tipo de cepa es o porque se generó esos picos tan violentos", agregó.

Sobre la preocupación de cómo evolucionará las camas en relación a la cantidad de contagios, Quarin explicó que no se sabe cómo será: "Hay que pensar que este es el primer año de una nueva pandemia". Con esa frase aseguró que el comportamiento también podría cambiar durante las próximas semanas y que este brote podría llegar a ser menos mortal.

También podría haber una tercera teoría que mezcla el relajamiento social con una mutación del virus. "Las restricciones que se pusieron intentan hacer respetar las medidas, más allá de la mutación o no del virus. Yo creo que lo más efectivo que hay hoy es cuidarse y esperar que todos estemos vacunados. No hay otra", cerró el infectólogo.

Por otra parte, Carlos Quarin planteó que la incertidumbre es similar a la del año pasado, pero con miles de personas vacunadas y concluyó que la "solución" sigue siendo la misma: "Lo único que sabemos es que hay que cuidarse. Creo que nadie sabe cómo va a seguir o como avanzará este virus, pero lo que sí sabemos es que si nos cuidamos, menos gente se contagia, más camas vamos a tener y menos muerte habrá".

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

49.230769230769% Me interesa
4.6153846153846% Me gusta
7.6923076923077% Me da igual
9.2307692307692% Me aburre
29.230769230769% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario