SIEN: todo el fin de semana atendiendo a borrachos

De las 32 personas asistidas en choques, 27 estaban alcoholizadas.

Neuquén.- El teléfono del SIEN suena una y otra vez. La situación se repite durante todo el fin de semana: "Hubo un choque", dicen del otro lado. Al llegar la ambulancia al lugar, también se repite el informe del médico: "Trasladamos a una persona alcoholizada". Los números impactan con dureza: de las 32 intervenciones que tuvo el servicio de emergencia entre viernes y domingo en la capital neuquina, 27 personas estaban borrachas.

Aunque las campañas hacen foco en los automovilistas y los riesgos de conducir bajo el efecto del alcohol, no son del todo efectivas dado que en la mayoría de los casos las madrugadas neuquinas tienen un peligroso cóctel de velocidad y borrachera.

A esta problemática ahora se sumaron ciclistas y peatones, que salen a la calle alcoholizados y protagonizan los mal llamados accidentes (para la Organización Estrellas Amarillas son incidentes de tránsito).

Las estadísticas que informó el SIEN este fin de semana son alarmantes. De los 32 pacientes que debieron atender, 27 estaban alcoholizados, lo que representa casi el 85% de las intervenciones que tuvieron en apenas 48 horas.

En el caso de los 14 automovilistas que les tocó socorrer, todos estaban borrachos. De estos, hubo tres casos en los que chocaron contra postes de alumbrado luego de perder el control del vehículo.
De los nueve motociclistas atendidos por el SIEN, apenas uno no había consumido alcohol. Los dos ciclistas que protagonizaron choques también estaban borrachos.

El nuevo rubro que se sumó a las estadísticas es el de los peatones. Las ambulancias de emergencia atendieron a ocho que fueron embestidos por vehículos, y de ellos sólo tres no estaban borrachos.

Los postes

Cargada de ironía y alarmada por la cantidad de hechos similares, la titular del SIEN, Luciana Ortiz Luna, alertó de la situación a través de Twitter: "Precaución Neuquén nuevamente postes están cruzando a los automovilistas. Extremar medidas. Ya son 3 colisiones de este tipo". Con estos índices, quedó demostrado que milagrosamente no hubo muertos en accidentes de tránsito durante el fin de semana en las calles de la ciudad.

Cegada porque su novio la dejó, robó un auto y volcó

Desesperada y absolutamente alcoholizada, una joven de 23 años robó un auto en el centro de Neuquén y volcó camino a Centenario.

El hecho se produjo cerca de las 4 de la mañana del sábado, cuando la joven aprovechó el descuido de un automovilista, quien se bajó de su VW Voyage y lo dejó en marcha, porque iba a comprar cigarrillos al kiosco y salía enseguida.

Ya arriba del auto, la joven, desesperada porque su novio había decidido cortar la relación, salió a toda carrera hacia Centenario para pedirle explicaciones al muchacho en cuestión.

Así fue como agarró la Diagonal 9 de Julio, sorteó la rotonda de Doctor Ramón y siguió su camino por la peligrosa Ruta 7.

Como consecuencia de la tremenda borrachera y la excesiva velocidad a la que transitaba, al llegar a la rotonda de Parque Industrial, frente a la cerámica Zanon, la joven perdió el control del vehículo y comenzó a dar tumbos.

La mujer sufrió algunos golpes producto de los vuelcos y un traumatismo en el rostro provocado por el airbag, que se abrió en una de las vueltas.

El SIEN atendió a la muchacha y comprobó que tenía un fuerte aliento etílico. Fue derivada al hospital, donde luego de algunas horas recibió el alta.

Cruzó la 22 y la chocó un Vectra

Una joven está en estado crítico en el Hospital Castro Rendón luego de ser arrollada por un auto en la Ruta 22 a la altura de la Avenida Olascoaga. La mujer está internada en terapia intensiva, en coma y con respirador artificial. El automovilista viajaba de Cipolletti a Neuquén en un Chevrolet Vectra, y antes de llegar a la senda peatonal del cruce con la avenida, apareció la joven y no tuvo mucho por hacer. En el mismo sentido que el conductor dio su testimonio, un trapito que estaba en la esquina de la EPET aportó a la Policía que vio a la joven salir corriendo hacia la ruta, sin advertir el cruce de los autos. La mujer no pudo ser identificada aún.

Llevaba al nene de dos años sin la sillita

Un hombre de 35 años circulaba por Planas en un Peugeot 206, cruzó en rojo el semáforo de Leguizamón y chocó contra una Ford F-100. En el asiento del acompañante llevaba a su hijo de apenas 2 años, quien se golpeó muy fuerte la cabeza contra el torpedo del vehículo. El nene no tenía la silla obligatoria para transportarlo. Está fuera de peligro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído