Sin internet y en plena Pandemia: el sueño de una madre adolescente de Covunco de terminar el secundario

Ángela está aislada en la casa de su madre, en donde no tiene conexión. Un embarazo con 15 años, la muerte de su padre y ahora la pandemia no pudieron con ella.

Por Alvaro Nanton - nantona@lmneuquen.com.ar

La torta de Diego estaba lista. Ese 27 de marzo, la cuarentena cumplía una semana y el hijo de Ángela dos años. “Fue duro ese momento porque habíamos alquilado un salón en Zapala para festejarlo con toda la familia y ahora estamos en Covunco Abajo, un lugar en donde no hay señal de teléfono”, describió la madre de 17 años quien está a punto de terminar el secundario, en medio de la pandemia, sin internet y enseñándole a sus vecinos cómo usar la computadora comunitaria.

Te puede interesar...

El aislamiento preventivo obligó a que muchos argentinos deban amigarse con la tecnología. Los políticos lo debieron hacer para tomar decisiones, y los docente y alumnos para enseñar y aprender. Ángela comprendió esto y dimensionó la importancia de internet, un bien preciado para la zona rural en la que está haciendo la cuarentena, en donde tiene que ir a la Comisión de Fomento de Covunco Abajo para poder descargar las tareas.

covunco15156.png

“Me acuerdo el primer día que fui. Descargue tres tareas y cuando llegue a casa solo pude hacer una, porque el resto necesitaba estar viendo videos y buscar información en la web”, aseguró la joven de 17 años que pasa el aislamiento en la casa de su madre y tiene el centro municipal a dos kilómetros.

Ángela Barros describe que tuvo un “secundario difícil”, aunque esto nunca le quitó su deseo: “El título de la secundaria es mi sueño y creo que me esforcé y me estoy esforzando mucho, y sé que lo voy a conseguir”. De los cinco años que tiene el último ciclo neuquino, el primero lo tuvo que recursar, el segundo lo pasó bien, al tercero quedó embarazada con 15 años, al cuarto murió su padre y en el último año una pandemia le quiere poner una traba más: “Pero no me va a poder frenar”.

cpem-37010201.png
Escuela de Mariano Moreno, a donde Ángela está cursando su secundaria.

Escuela de Mariano Moreno, a donde Ángela está cursando su secundaria.

- ¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste hablar del coronavirus?

No recuerdo fechas, pero no nunca me había preocupado porque era lejano. Me acuerdo cuando fue el primer caso en Argentina, ya empezamos a tener algo de miedo. Y ahí nos empezamos a cuidar.

- ¿Y la primera vez que el virus afectó en tu vida?

Cuando hubo un caso Zapala. Tengo mi familia completa ahí e iba casi todos los días a comprar o a visitar. Y cuando la cuarentena pasó a ser obligatoria, me fui a la casa de mi mamá a Covunco Abajo.

- ¿Cómo fue festejar el cumple de tu hijo en cuarentena?

Fue duro porque para el año tuvimos problemas que no le pudimos hacer la fiesta que nosotros queríamos. Pero para los dos añitos habíamos alquilado un salón en Zapala y lo queríamos festejar con toda la familia. Pero bueno, cambio de planes: terminamos “celebrando” la primera semana de cuarentena, ya que Diego cumple el 27 y éramos solo cuatro personas que estábamos viviendo con él en la casa de mi madre. Fue lindo igual, él disfrutó y a mí me tocó hacer la torta porque no la pudimos comprar (se ríe).

InteriorDeLaPAndemia Pandemia Coronavirus 03.png

- ¿Y cómo es estudiar sin internet?

Bueno, en realidad acá en Covunco Abajo no hay señal. A dos kilómetros está la Comisión De Fomento Covunco Abajo en donde sí hay y me tengo que ir ahí a que me lleguen los mensajes. Te representa otra logística, pero al fin y al cabo estudio con internet. Lo que sí no lo tengo en casa.

InteriorDeLaPAndemia Pandemia Coronavirus 08.png
Comisión de fomento de Covunco Abajo.

Comisión de fomento de Covunco Abajo.

- ¿Cómo te organizaste con los docentes?

No hubo una organización previa. Yo comencé a ir una vez por semana a ver si mandaban algo y descargaba el contenido. Y así me manejé al principio.

- ¿Y cómo fue el primer día en que recibiste la tarea?

Cuando fui tenía tres trabajos por hacer. Los descargué, pero a la hora de elaborarlo pude hacer solo uno.

- ¿No pudiste por falta de material o por algún problema de contenido?

Un poco de ambos. El internet influyó porque tenía que ver vídeos y material que no lo tenía descargado. Pero también a una se le complica absorber esos contenidos. Tuvimos solo cinco días de clases o menos este año, en donde sólo vimos las reglas de convivencia. No pudimos desarrollar ningún tema y ahora solo nos queda leer o ver vídeos y hacer los ejercicios. No me quejo, pero es una realidad.

- Imagino que todos los chicos de Covunco Abajo están en tu situación, ¿no?

Sí, e incluso los más chicos están peor. Quienes hasta hace algunos meses estaban en las escuelas rurales ahora tienen que aprender cómo usar una computadora o el celular. Imagínense ese salto. O sea acá la gente no tiene computadoras en su casa porque no las necesita y tampoco las sabe usar.

covuncoabajo.png

Ángela, al ver esta realidad, decidió ir más seguido a la comisión. No solo a buscar sus deberes, sino a enseñar: “Empecé a ir a dar una mano a los chicos, a explicarles cómo conectarse, cómo se usa la computadora o para qué sirve cada cosa”.

- ¿Hay escasez en el mercado?

Sí, por ejemplo yo me quede sin pañales para Diego. Fui a Los Hornos a comprar. Dejé a mi bebé con su abuela y fui a conseguir lo que me faltaba.

- ¿Algún sueño o alguna meta te frenó está pandemia?

La verdad que sí, tenía planes. Quería hacer cursos para aprender más cosas para seguir estudiando después de la escuela. Quería terminar mi secundaria con más herramientas, como RCP o cosas de la salud y no lo pude hacer.

- ¿Qué escenario esperas de acá en adelante?

Yo no lo hablo mucho, pero estoy muy asustada. Ojalá que esto pase rápido y se calme todo porque estoy con miedo. Es algo que está muy cerca, además de ser tan peligroso e invisible. Me asusta mucho y no puedo pensar mucho más allá de lo que pasa día a día.

- ¿Creés que cambiará algo esta pandemia?

Yo veo que va a cambiar todo porque la gente está con temor. Va a ser todo distinto, van a tomar más en serio las cosas. Esto no es un juego. Nosotros decíamos “esto no va a llegar acá”, y mirá, está a unos pocos kilómetros. Y hay que cuidarse, usar barbijo. Es muy raro todo, pero siento que nos ayudará a lavarnos más las manos y cuidarnos un poco más.

InteriorDeLaPAndemia Pandemia Coronavirus 07.png
La sucursal del BPN, inaugurada el 15 de agosto del 2019.

La sucursal del BPN, inaugurada el 15 de agosto del 2019.

- ¿Covunco Abajo está respetando la cuarentena?

Sí, yo lo que vi, sí. Siempre hay personas que se hacen las rebeldes, pero en su gran mayoría la gente tiene miedo y respeta mucho. Yo no salgo demasiado, pero lo veo porque atiendo el negocio de mi madre y respeto todas las normas. Y la gente también, lo veo en los clientes.

- ¿Podrías resumir en una palabra a Convunco Abajo en relación a la pandemia?

Responsable.

- ¿Por qué?

Porque se tomaron las medidas a tiempo y las acataron. Las personas de Covunco han respetado todas las medidas de la Municipalidad, de la Provincia y de Nación. Y eso es algo que me sorprendió para bien... porque se están dando cuenta de la gravedad.

covunco1515.png

- ¿Cómo te gustaría terminar este año?

Ojalá pueda terminar recibiendo mi diploma, a pesar de la cantidad de cosas que han pasado. Y estoy segura que de todas esas, la peor sin dudas está siendo esta pandemia.

Ángela cree que, más allá de la pandemia, “internet es una de las herramientas más importantes de este siglo". “Yo tengo familiares en Zapala y les decía que tiene que aprovechar mucho la conectividad, porque es algo maravilloso. Eso de comunicarse o buscar todo lo que te de curiosidad y encontrar la respuesta es algo fantástico y que se puede aprender mucho”, desarrolló, mientras concluye con un deseo que quiere hacerlo realidad: “Voy a hacer todo lo posible para que mi hijo cuando estudie pueda tener y saber bien cómo usar internet. Que averigüe sus cosas porque lo comprendo como algo fundamental”.

InteriorDeLaPAndemia Pandemia Coronavirus 09.png
La familia de Ángela.

La familia de Ángela.

Más historias en

LEÉ MÁS

El coronavirus en Mariano Moreno: "Estamos todos guardados"

Hace la cuarentena en su hotel de Junín: "Esta pandemia nos cambió"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído