Sin sentencia firme, quedó libre el asesino del enfermero

Se trata de Luis Troncoso, hallado culpable por un jurado popular.

Neuquén
"Después de tres años de pelear para que se haga el juicio contra Luis Alberto Troncoso, conseguimos que fuera condenado a prisión perpetua, como esperábamos, y ahora sólo resta que sea detenido y comience a cumplir la condena". Esto declaraba Martín Pilquiñán en agosto de 2015, luego de conocer que el hombre acusado, juzgado y hallado culpable por el crimen de su hermano, Damián, recibía la pena más alta.

10 de los 12 votos de un jurado popular hallaron culpable a Troncoso por la muerte de Damián.

Lo que nunca debe haber pensado la familia Pilquiñán es que pasarían más de ocho meses sin que la condena quedara firme. Mucho menos que, por el vencimiento del plazo de cuatro meses de preventiva, el asesino de Damián recuperaría la libertad.

La realidad supera la ficción. Esto ocurrió el lunes pasado cuando Luis Alberto Troncoso salió de la U11 y volvió a su casa.

De acuerdo con la información relevada por LM Neuquén, pasaron 247 días desde que un jurado popular halló culpable a Troncoso por el delito de homicidio agravado por alevosía y por el uso de arma de fuego.

En el juicio quedó acreditado que lo ejecutó de un disparo en la espalda. Todo ese tiempo no le alcanzó al sistema judicial de Neuquén para que la condena quedara firme y comenzara a cumplirse.

El lunes pasado, el condenado quedó libre porque se venció el plazo de cuatro meses de preventiva que había pedido en su momento el fiscal del caso, Maximiliano Breide Obeid. "Se venció y no se fijó una nueva audiencia que solicitara una prórroga, por lo que automáticamente recuperó la libertad", indicó Gustavo Palmieri, defensor de Troncoso, quien aseguró que "ni siquiera intervino un juez, sino que la misma Oficina Judicial tiene la facultad de activar la libertad ante los vencimientos".

"Las sentencias quedan firmes cuando se terminan de plantear y responder todas las instancias de impugnación, y esto en esta causa no sucedió", explicó una fuente consultada del TSJ.

Injusticia
Fallas y más fallas en el sistema

Pilquiñán fue asesinado de un disparo en la espalda cuando salía de trabajar de la clínica San Agustín, el 12 de abril de 2012. Era una causa del "viejo sistema" que se tuvo que readecuar al nuevo Código Procesal Penal de Neuquén, puesto en marcha en enero de 2014.

Por el crimen fue juzgado y condenado culpable Troncoso.

El mismo ordenamiento ponía un plazo de dos años para que los casos viejos ingresaran bajo la nueva legalidad, de lo contrario las causas se caerían. Para ello se tuvo que crear otra ley que ampliaba esos dos años de adecuación, porque los tiempos no daban. Pero esa ley no fue publicada en el Boletín Oficial en tiempo y forma, por lo que muchos defensores plantearon las nulidades de las acciones penales. La respuesta a este cuestionamiento es la que espera la defensa de Troncoso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído