LMNeuquen cuarentena

Sin turismo ni escuelas, Neuquén avanza a la normalización

En el anuncio de este jueves del Presidente de la Nación, la provincia quedó entre los distritos que podrán pasar a la fase de "distanciamiento".

El gobernador Omar Gutiérrez acordó con el presidente Alberto Fernández dejar atrás la cuarentena en la provincia. Se podrá circular libremente, salir a trabajar y realizar cualquier actividad que no impida mantener dos metros de distancia entre las personas. Sigue la veda para el turismo y las clases. El anuncio lo hizo el mandatario nacional anoche. Las mismas reglas regirán para los 18 distritos que no presentan circulación comunitaria del coronavirus.

En palabras de Fernández: “Vamos a hacer una diferenciación. Vamos a sostener el aislamiento en todos los lugares en donde haya circulación comunitaria de virus. Allí, la situación va a seguir igual que ahora. El resto del país va a salir del aislamiento. Va a entrar en una etapa que se llama distanciamiento social. ¿Qué pueden hacer? Circular, trabajar y realizar sus actividades siempre que guarden la distancia de dos metros. Todas las actividades deben garantizar distanciamiento”.

Te puede interesar...

Con Neuquén en una situación mucho más cómoda que sus pares de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quienes secundaron al Presidente en la conferencia de anoche, Gutiérrez expuso su visión para la siguiente fase de la cuarentena anticoronavirus en una reunión virtual de los mandatarios provinciales con Alberto Fernández.

El gobernador neuquino ya había anunciado la reapertura desde el lunes de bares y restaurantes, además de gimnasios y salas de yoga, entre otros rubros vedados desde el 20 de marzo. Todo bajo el imperio de estrictos protocolos que fueron consensuados con representantes de los sectores, analizados por el grupo de trabajo para la emergencia constituido por Gutiérrez y enviados al gobierno nacional antes de ser plasmados en el decreto provincial que reglará la fase que viene del aislamiento social.

Una reunión clave

El Presidente comunicó la línea que viene en el esquema del aislamiento social obligatorio a los gobernadores varias horas antes de exponer ante el público general en una conferencia de prensa con las características que se fueron imponiendo desde que el país se puso en cuarentena en respuesta a la declaración de pandemia que la Organización Mundial de la Salud le adjudicó al coronavirus causante del COVID-19.

“Dialogamos y analizamos la dinámica de la pandemia por regiones para establecer las próximas medidas”, fue la escueta referencia que entregó el mandatario neuquino a la población por medio de su cuenta de Twitter.

Antes, Gutiérrez había fijado algunas pautas para la reapertura del sector gastronómico. Para ir a comer a un restaurante habrá que reservar una mesa con antelación y llegar al lugar con el barbijo o tapabocas colocado. Los empresarios no tenían más detalles hasta anoche (ver página 3).

Neuquén tuvo dos situaciones complicadas desde que el coronavirus fue declarado pandemia: la primera fue un brote en Loncopué, producto del contagio en una reunión social; la segunda, más cercana en el tiempo, se produjo en Balsa Las Perlas, la comunidad rionegrina cuya vida social está más ligada a la capital neuquina que a Cipolletti, distrito al que pertenece administrativamente.

Por ahora, en Neuquén la situación sanitaria está controlada y ninguna medida vinculada a la flexibilización de las condiciones de la cuarentena tuvo influencia en los casos de contagio registrados.

Con esos antecedentes, no es difícil para el gobernador defender la postura aperturista frente a Nación y las administraciones del resto de las provincias. El casi nulo pronunciamiento de Gutiérrez después de la reunión virtual en la que participó junto a sus pares y el Presidente no hizo más que ratificar la postura que imperó hasta ahora, que está delimitada por el respeto a las decisiones que comunica Fernández.

Cipolletti seguirá con la cuarentena sin cambios

Cipolletti es uno de los pocos puntos del país en los que la máxima restricción se mantendrá, al menos, hasta el 28 de junio. Esto debido a la circulación del virus en la localidad rionegrina.

Así lo anunció el presidente Alberto Fernández en una conferencia de prensa junto a Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno de Buenos Aires, y el gobernador bonaerense Axel Kicillof, los dos distritos más complicados con el coronavirus, que seguirán en cuarentena por otras tres semanas al menos. Fernández advirtió que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Chaco, Trelew y “algunas ciudades de Río Negro” son los focos de contagio de coronavirus que no pueden avanzar de fase para normalizar sus actividades.

La continuidad del aislamiento no impedirá que se apliquen medidas para flexibilizar la circulación de gente. Sin embargo, las actividades no podrán habilitarse en forma automática, sino que dependerá de la evaluación del Ministerio de Salud de la Nación. Tendrán que ser aprobados los protocolos preventivos y se analizará la situación epidemiológica de la ciudad.

El Presidente aseguró que las zonas de circulación comunitaria son lugares en los que “aumenta la potencialidad del contagio”. Explicó que en las provincias del norte del país se registraron casos por “trabajadores golondrina que retornaron de la cosecha, especialmente desde Río Negro”.

La circulación comunitaria será clave para determinar la rigidez de la cuarentena en el país.

LEÉ MÁS

"Distanciamiento social": la nueva fase en la que entran las zonas sin circulación del virus

El Presidente llega a Neuquén con escala en La Pampa

Reabren los restaurantes, pero hay muchas dudas

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario