Sobreviviente de cáncer, echado de un restaurante

Lo invitaron a irse ya que, por su aspecto, "asustaba a los clientes".

Estados unidos. Kirby Evans, un hombre de 65 años quien sufrió cáncer de piel hace siete años, estaba en el local Forks Pit Stop, de Carolina del Sur, Estados Unidos, comprando una bebida y unas donas cuando la gerenta del local le pidió que se acercara a su oficina. Allí le pidió a Evans, a quien le extirparon el ojo izquierdo y la nariz para poder sobrevivir al cáncer, que se cubriera la cara o se fuera porque estaba “asustando a los clientes”. “Las palabras que salieron de su boca me lastimaron tan profundamente”, contó el estadounidense en la cadena de noticias ABC News 4.

Luego de la dura e hiriente conversación que tuvo con la mujer del local, Evans salió del comercio llorando y lo primero que hizo fue contarle a su hija Brandy lo que había ocurrido. En consecuencia, y llena de bronca e indignación, ella compartió la humillante historia en su perfil de Facebook. “Se fue a casa llorando para contarme lo que sucedió. Mi padre es un superviviente del cáncer y perdió el ojo izquierdo y la nariz debido a esta horrible enfermedad. Fue discriminado por su aspecto. No puede evitar lo que el cáncer le hizo. Mi padre es el hombre más fuerte que conozco, pero cuando me contó lo que le sucedió, vi cómo le salían las lágrimas. Me duele verlo herido así”, escribió en la red social y rápidamente recibió el apoyo de muchísima gente.

Te puede interesar...

“Se fue a casa llorando para contarme, fue discriminado por su aspecto. Es el hombre más fuerte que conozco pero cuando me dijo lo que pasó, vi cómo le salían las lágrimas”. “Nunca deberías juzgar un libro por su tapa hasta que hayas caminado una milla en sus zapatos. Ojalá nunca tengas cáncer porque no se discrimina a la gente como lo hiciste”. Brandy Evans Hija de Kirby, sobreviviente de cáncer discriminado

Brandy también contó que Kirby no tiene la posibilidad de pagar una reconstrucción facial y que tampoco puede usar un parche en el ojo izquierdo dado que es una zona que necesita estar descubierta. En este sentido, y continuando con su descargo, le dedicó un mensaje a la gerenta del local: “Nunca deberías juzgar un libro por su tapa hasta que hayas caminado una milla en sus zapatos. Ojalá nunca tengas cáncer porque no se discrimina a le gente como lo hiciste con mi papá”.

Secuela: A Kirby evans le extirparon el ojo izquierdo y la nariz para poder seguir con vida.

La publicación alcanzó con suma velocidad los más de 8 mil “me gusta” y fue compartida casi 13 mil veces. Los usuarios llenaron la publicación de Brandy con mensajes de cariño para su padre y repudio hacia Forks Pit Stop por su discriminación. Por otro lado, una mujer que se identificó como la gerenta de la tienda se defendió en la misma red social y aseguró que no tiene nada de malo lo que hizo. “Tengo facturas que pagar y trabajo muy duro para complacer a mis clientes”, aseguró, demostrando una pésima actitud.

Brandy aseguró que compartió la historia de su padre para que “no se trate a las personas con cáncer de una manera diferente” porque son seres humanos y agregó que nunca volverá a ir a ese establecimiento. “Gracias por todo su apoyo, mi padre está sonriendo mientras le leo todo esto a él. Nos reímos, lloramos y oramos toda la noche”, escribió la hija de Kirby en otra publicación.

El cáncer de piel, como lo indica su nombre, se origina en las células de la capa de tejido que recubre y protege el cuerpo del ser humano. Existen tres tipos principales de esta enfermedad: los cánceres de piel de células basales (carcinomas de células basales), cánceres de piel de células escamosas (carcinomas de células escamosas) y melanomas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído