El clima en Neuquén

icon
30° Temp
13% Hum
LMNeuquen lobby

Soledad Barruti sobre la Ley de Etiquetado: "El lobby empresarial es incansable"

Luego de avanzar en el Senado, el proyecto de ley de etiquetado frontal sigue sufriendo el lobby empresarial para no ser aprobado.

Las cifras de obesidad infantil y niveles de azúcar en la población más chica y en otros rangos de edad de nuestro país son alarmantes desde hace mucho. En todo este tiempo organizaciones, activistas, periodistas y profesionales de la salud han puesto el grito en el cielo para que este flagelo sea legislado y controlado a partir de políticas públicas. El camino parece llegar a destino en breve, pero está lleno de obstáculos. Parte de la solución indudablemente es que salga la Ley de Etiquetado Frontal, un sello octogonal negro con la advertencia en cada paquete de alimentos que anuncie el peligro que corre la salud de cada habitante al consumirlo y una regulación acorde de lo que nos metemos en el cuerpo pensando que es alimento.

“Es una ley que está buenísima, que salió de senadores y será una ley modelo. Tendrá un rotulado frontal cuando los parámetros del consumo de azúcar superen los límites estrictos. No aparecerá el rotulado en los productos cuando tengan a partir de 14 cucharadas de azúcar, aparecerá cuando tenga 5, que es un montón”, del otro lado de la linea Soledad Barruti, periodista y autora de los best seller “Mal Comidos” y Mala Leche” no le quita el cuerpo a la defensa y difusión de la ley de etiquetados frontal que por estos días entró en agenda nuevamente.

Te puede interesar...

“Hoy en día no sabes cuánta azúcar le ponen a un producto o cuanta azúcar tienen los productos que te venden como saludables, que en realidad no lo son. La gente compra y consume cereales para el desayuno creyendo que son algo bueno, esas almohaditas, esas rueditas de cereal que están repletas de calorías vacías, son pura azúcar, en algunos casos tienen un sodio altísimo o yogures, se mueren comprando yogures que son carísimos y en realidad son golosinas, peor no sabemos porque esa información está absolutamente privada” declara Barruti apuntando a la falta de información de lo que comemos.

etiquetado.jpg

Lobby empresarial y político

Obviamente la industria se enardeció y encontró en el lobby su factor de presión. Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados viajó a Tucumán a garantizar a los gobernantes de esa provincia que nadie se meterá con sus intereses, la pasó a 6 comisiones logrando un escándalo en redes sociales, finalmente fue a 3 comisiones, que es un montón condenando a la ley a que no se trate este año. A partir del lobby pretenden que hagamos acuerdos a través del Mercosur para homologar rotulados y lo que hacen es demorar la ley. Uruguay ya tiene ley de rotulados, Brasil también, y después está toda la presión de las marcas con representantes en la industria como Monica Katz, presidenta de la Asociación Argentina de Nutrición, Sergio Brito, referente de Cepea que se supone que es un centro de estudios de la nutrición y trabaja para Danone y empresas afines, legisladores como Yedlin del Frente de Todos, que a su vez es el jefe de la comisión de salud y quién salió públicamente desde Tucumán a decir que esta ley iba a ser inconveniente para Coca Cola. Hay mucha inversión puesta en que esta ley no salga. Y tenemos muchos personajes dispuestos a trabajar incansablemente para que esta ley no salga” afirma Barruti

ley de etiquetados

Cifras en Argentina de sobrepeso infantil

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Argentina tiene la segunda tasa más alta de sobrepeso en menores de 5 años de América Latina y el Caribe con un 9,9%.

El 41,1% de los chicos y adolescentes de entre cinco y 17 años tiene sobrepeso y obesidad en la Argentina, en una proporción de 20,7% y 20,4%, respectivamente, sin diferencias por nivel socioeconómico.

Sólo un tercio de la población consume al menos una vez por día frutas y verduras, sólo cuatro de cada diez individuos consume lácteos recomendados diariamente y la mitad de la población consume carnes al menos una vez por día.

Por el contrario, el consumo de alimentos no recomendados es extremadamente alto: el 37% toma bebidas azucaradas diariamente, el 17% consume diariamente productos de pastelería y galletitas dulces y el 36% y 15% consume productos de copetín (snacks) y golosinas al menos dos veces por semana.

Situación Parlamentaria

El proyecto tuvo media sanción en la cámara de senadores de la nación y aglutina más de diez propuestas y modificaciones de diferentes fuerzas políticas. Se espera que sea próximamente tratado en el congreso, donde ya expuso el Ministro de Salud de la Nación antes los diputados del parlamento.

En líneas generales se establece una metodología de sellos de advertencia frontales en los envases, que alertan al consumidor cuando el producto presenta exceso de cinco componentes, entre los cuales se incluyen el azúcar, el sodio, las grasas (saturadas y totales) y el valor energético (calorías). Para ello, se busca establecer la obligatoriedad de incorporar un octógono negro, que le avise al consumidor que, respecto de esos contenidos, se superan determinados umbrales.

El objetivo es modificar hábitos de consumo y hacer más sencillo el acceso a la información sobre la composición nutricional de los alimentos. Según la Encuesta de Factores de Riesgo del Indec, de 2018, el 61,6% de la población tiene exceso de peso (un 36,2% tiene sobrepeso y un 25,4%, obesidad). Entidades como la Organización Panamericana de la Salud, FAO y Unicef, plantean que el modelo elegido es el más efectivo para impactar en los hábitos de consumo, a partir de la evidencia ocurrida en otros países.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

70.149253731343% Me interesa
14.925373134328% Me gusta
2.9850746268657% Me da igual
5.9701492537313% Me aburre
5.9701492537313% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario